Brote de coronavirus en un portal de Santutxu: "Preocupación sí, la justa, pero continuamos con precaución"

Vecinos de la plaza Haro, de Santutxu, preocupados tras el virulento brote de coronavirus en el portal 4

02.02.2021 | 00:53
Un vecino de la plaza Haro, de Santutxu, pasea a su perro cerca del portal afectado por coronavirus

Tras el varapalo que ha supuesto el fallecimiento por coronavirus de tres vecinos del portal número 4 de la plaza de Haro de Santutxu, la hospitalización de otros cinco y el contagio de 33 vecinos en solo una semana, una lógica preocupación se extiende por el barrio bilbaino. Poca gente por la calle. El portal 4 abierto de par en par para mantenerlo bien ventilado después de la desinfección a fondo en los espacios comunes, como escaleras, ascensores y resto del mobiliario del portal. Así se veía el lunes el escenario de este brote atípico que, finalmente, no provocó el temido confinamiento del bloque de viviendas. El departamento de Salud del Gobierno vasco optó por mantener el protocolo habitual para el covid-19. Se han hecho cribados y test a los vecinos del edificio y han sido confinados los casos positivos y sus contactos estrechos.

A Ana Valenciano, el brote en la plaza no le quita el sueño. "Yo no me siento especialmente alarmada. Preocupación sí, la justa y normal. La verdad es que nosotros no conocemos a los vecinos afectados. Nos sentamos aquí en la plaza con los niños, en nuestra pequeña burbuja, y de esto nos enteramos por la prensa, aunque sí que se escucha hablar del caso con preocupación, pero ya sin mucha alarma", señaló.

Atendidos como siempre

Abdul, que regenta un comercio de alimentación en la plaza, dice que atiende como siempre a sus clientes. "A algunos les han hecho la prueba PCR y han dado negativo, por eso vienen a comprar con total normalidad, aunque también hay alguno que está confinado y no he tenido ningún temor a prepararle el pedido y dejárselo en la puerta de casa. Ya me pagarás, le digo. Le dejo el pedido y me voy", reconoce.

"Lo cierto es que un poco de miedo si se percibe", apunta Puri, propietaria de una zapatería anexa a la plaza. "La gente se muestra afectada por lo que ha pasado. Los vecinos se conocen y les afecta, pero seguimos actuando como siempre, con la precaución necesaria. Sí cuentan que cuando se dio la noticia de la muerte de estas personas hubo mucho nerviosismo y miedo al contagio. Por ejemplo, en la peluquería se anularon varias citas".

El pasado viernes saltó la noticia de este brote de coronavirus en un bloque de viviendas de 16 plantas, con cuatro pisos por planta y dos ascensores con capacidad para cuatro personas. Pese a la virulencia con la que surgió, Salud descartó que se trate de la cepa británica.

A consecuencia de la infección, fallecieron una madre, de 86 años, y su hijo, de algo más de 50. La tercera víctima mortal fue una mujer que residía en la undécima planta, tras lo que varias familias del edificio fueron hospitalizadas, aunque después algunos de estos pacientes fueron dados de alta. Los cribados realizados por Salud sacaron a la luz 33 casos positivos en el mismo inmueble.

En datos

El inicio. El departamento de Salud señala que entre el 9 y el 23 de enero se iniciaron actuaciones para identificar contactos y se adoptaron medidas preventivas de limpieza y desinfección de las zonas comunes en el portal 4 de la plaza Haro, así como el cribado de los vecinos.

Tres víctimas mortales. la semana pasada murió una mujer de 86 años y dos días después, su hijo conviviente, de unos 50. El domingo falleció una tercera vecina que se encontraba en casa muy enferma.

Contagios . Además de los tres fallecimientos en el portal 4, cinco vecinos se encontraban hospitalizados, y al menos 33 personas habían dado positivo por coronavirus hasta el viernes.

"No tengo ningún temor a llevar el pedido a un cliente que ha dado positivo en este portal"

Abdul

Comerciante de la plaza Haro