Playas tranquilas, parrillas al rojo

Prueba superada para las playas vizcainas mientras que proliferan las cuadrillas con barbacoas

Las advertencias y el llamamiento al sentido común y a la responsabilidad de la ciudadanía a la hora de acudir a los arenales vizcainos surtieron efecto

31.05.2020 | 01:28
Gran afluencia en los arenales y parrilladas abundaron ayer en Bizkaia.

Bilbao – Las advertencias y el llamamiento al sentido comsurún y a la responsabilidad de la ciudadanía a la hora de acudir a los arenales vizcainos surtieron efecto. El territorio amaneció muy caluroso y muchos ciudadanos no dudaron en acudir a las playas o las campas para pasar la mañana o incluso el día.

Así estaba la playa de Ereaga ayer por la mañana. VÍDEO: Jose Mari Martínez



Es el caso de Luisa y Juanma, una pareja bilbaina que acudió a primera hora a la playa de Ereaga. "Hace un par de días vimos que iban a cerrar el acceso a los vehículos, así que como ninguno de los dos trabajamos el fin de semana, hemos venido un poquito antes de lo normal y hemos encontrado sitio para aparcar", agradecieron. Preguntados por las aglomeraciones vividas en días anteriores, indicaron que ayer "se estaba genial" en la playa. "Desde el paseo sí que parece que hay mucha gente, pero cuando te vas acercando todo el mundo respeta el distanciamiento social con la gente que no conoce", agradecen. Precisamente, a las 11.30 horas cortaron el acceso a vehículos en la rotonda de Punta Begoña que, tal y como indicaron algunos policías municipales, "había que madrugar más para poder entrar". No obstante, agentes de la Ertzaintza y de las Policías Municipales tuvieron que controlar el cumplimiento de las medidas para evitar la propagación del covid-19, y llamaron la atención a aquellos usuarios que no guardaban los dos metros de distanciamiento o a quienes se tumbaban a tomar el sol en las playas en los que los Ayuntamientos lo han prohibido.

La playa de Arrigunaga ayer. VÍDEO: Pablo Viñas
 


En Ereaga, la mañana fue tranquila y la mayoría de las personas que acudieron a los arenales estaban muy concienciadas. "Mi ama el jueves estuvo en la playa de Sopela y me dijo que por la tarde era una barbaridad. Lo de hoy–por ayer–, considero que es perspectiva porque según vas hacia el mar la gente guarda las distancias. Creo que lo de mantener las distancias se nos ha quedado a todos grabado en la mente para siempre", opina Arantza minutos antes de lanzarse al agua con su amiga Nerea. Para ella, en cambio, considera que ayer "había gente" pero es "relativo". Y es que, según esta joven getxotarra cree que "si te ha afectado mucho psicológicamente el confinamiento, a nada que veas dos o tres grupos de 10 personas te va a parecer que hay mucha gente". Aun así, ellas prefieren actuar con responsabilidad y por eso acuden a primera hora de la mañana. "A medio día empiezan a venir cuadrillas de jóvenes y es una locura estar por la tarde, espero que este finde no pase igual", dijo.

Precisamente, respecto a las imágenes de los arenales del pasado jueves, el Gobierno vasco volvió ayer a apelar a la responsabilidad de la ciudadanía para no tener que volver a un confinamiento y ha incidido en que el virus todavía no ha desaparecido. "No volver a la casilla de salida depende de todos", advirtió la consejera de Sanidad, Nekane Murga. En la misma línea, la consejera avisó que "no se deben repetir imágenes de aglomeraciones" como las de esta semana porque el vovid-19 "no está de vacaciones". Por ello, solicitó la implicación activa de cada persona con el objetivo de hacer un uso "dinámico de las playas y mantener la distancia de seguridad". Así, recalcó que "es imprescindible el uso de mascarillas, incluso en los paseos, cuando no se garantice la distancia de seguridad, y también en las playas".