Insta a la máxima prudencia pese a la buena evolución de los datos

Salud precisa que "la nueva normalidad no consiste en volver a nuestra vida anterior"

25.05.2020 | 09:59
Dos personas sentadas en un banco protegidas con mascarilla.

El director de Planificación del departamento vasco de Salud, Mikel Sánchez, ha instado a la población a mantener la "máxima prudencia" y "no perder la perspectiva" en relación a la pandemia de coronavirus, pese a los buenos datos registrados en los últimos días, que se suman al hecho de que ayer no se produjo ningún fallecimiento en Euskadi en relación con esta enfermedad.

"Pese a la evolución favorable, estamos en una fase de vigilancia activa y muy atentos desde el punto de vista sanitario, porque aunque tendemos a un escenario de normalización, todo está supeditado a los datos epidemiológicos", ha dicho en una entrevista en Radio Euskadi.

Ha precisado que "esa normalidad" no consiste en volver a la vida que disfrutábamos los pasados meses de enero o febrero, sino que se trata de "una nueva normalidad en la que tenemos que guardar medidas sanitarias y sociales para garantizar que la situación no se descontrola y no se reproduzca el escenario de los peores días de la pandemia".

"Los datos lo marcarán todo", ha reiterado en relación al paso de fases o la duración de las mismas.

Ha detallado que el número de contagios disminuye y se dan, habitualmente, en el entorno familiar, y que "ahora se trata de que Salud detecte estos nuevos casos de forma precoz, practique la prueba diagnóstica a todos los contactos y así, identificarlos y aislarlos para controlar la situación".

Ha insistido en que su departamento "no es triunfalista" y en que "no hay que bajar la guardia", y tras ensalzar el comportamiento que está mantenimiento la mayoría de la población, lo ha contrapuesto con lo ocurrido el pasado fin de semana en Beasain  cuando un grupo de jóvenes celebró las fiestas de Loinaz, pese a que habían sido suspendidas, sin mascarilla y sin mantener la distancia física.

También se ha referido a la próxima campaña de vacunación de la gripe, que comenzará en otoño, y ha explicado que ante el riesgo de que sus síntomas se confundan con una nueva oleada de Covid-19 "se potenciará el uso de dicha vacuna. De hecho, Salud ya ha comprado un 25 % más de dosis", ha dicho.