Cáritas crea un sistema para que la red Hal Cash de cajeros distribuya ayudas

La ONG episcopal atiende así a personas desfavorecidas, a las que facilita dinero en efectivo

01.04.2020 | 00:09
Una red de solidaridad sirve de apoyo a muchas familias.

"Pensé que nadie se iba a acordar de mí, gracias por buscarme y preguntar por cómo estoy y qué necesito". María es el nombre de una de las tantas personas que estas estos días recibe el acompañamiento de Cáritas y que agradecía a la persona que le llamó por teléfono el trato recibido. No es la única muestra de cariño. Otra persona envió una foto con la pequeña compra que ha podido hacer. "Mil gracias, de verdad un millón de gracias. Yo sé que no piden foto ni nada, pero no saben en realidad cómo nos ayudan".

Entre las acciones emprendidas desde Cáritas Bizkaia se ha habilitado una alternativa, para estos momentos, a través de los teléfonos móviles, que posibilita enviar dinero a las familias para que puedan sacarlo en los cajeros automáticos de la red Hal Cash, también a través de trasferencia bancaria. Este sistema permite atender todo lo que estaba pendiente de entregar en marzo y garantiza también las ayudas para abril.

Los testimonios de estas dos personas se suman a los de otras que en estos momentos están siendo ayudadas por Cáritas para hacer más llevadera esta situación de alarma sanitaria. El sentimiento de agradecimiento es compartido con los miembros del equipo de Cáritas. "Desde nuestra tarea de acompañantes hemos recibido muchísimos agradecimientos por parte de las personas y familias que acompañamos. Todas ellas son muy comprensivas con la situación especial que nos está tocando vivir, también con los plazos y las pequeñas dificultades que surgen en el camino. Aunque también nos hemos encontrado a personas con mucha ansiedad y preocupación y con menos paciencia, porque no saben a dónde acudir y quién puede responder a su situación", señala Mari Mar Ortiz, responsable del servicio de Acogida Integral.

Ayudas de los vecinos En algunos casos las familias tienen dificultades con el idioma y algún vecino o vecina, con quien no tenían ninguna relación hasta el momento, se ha ofrecido para echar una mano en cualquier trámite. Incluso algunas personas se han ofrecido como voluntarios para coser, acompañar o atender a alguna persona vecina del municipio, traducir textos a su idioma que puedan servir de ayuda a compatriotas, etc. "Son momentos en los que cualquier ayuda que ofrecemos o nos ofrecen se siente con mucho más sentido y amor", afirma Ortiz.

Desprotección Estamos en un momento complicado para toda la sociedad y en especial para aquellas personas y familias que se quedan en una situación de mayor desprotección y que difícilmente acceden a recursos y ayudas. "Lo observamos cada día desde que este maldito virus nos has confinado en nuestras casas y consecuentemente está afectando, de muy diversas maneras a nuestros trabajos, nuestros ingresos y nuestra capacidad para afrontar el día a día", señala la responsable del Área de Acogida.

Cáritas Bizkaia, consciente de la dificultad que supone para muchas familias, especialmente con menores en casa y que no disponen de ningún ingreso, puso en marcha hace un par de semanas diversas acciones de ayuda. Desde el 16 de marzo empezaron a contactar telefónicamente con personas que son atendidas y apoyadas económicamente desde los distintos equipos de acogida –algo más de 67 en toda Bizkaia– para conocer cómo están, ofrecer escucha y orientación y comunicarles que les seguirán apoyando económicamente, aunque no pueden hacerlo de manera presencial.

Para ello, una red de solidaridad asume seguir en contacto y servir de vínculo y apoyo a través del teléfono a muchas de las familias que ya eran atendidas y que ofrecen información de las circunstancias y necesidades que tienen.

De cara a poder orientar y responder a estas demandas, para Cáritas Bizkaia es importante conocer cómo se definen y concretan las distintas medidas que desde la Administración pública se ponen en marcha, así como el papel de los Servicios Sociales de Base en la protección y atención a estas familias. "Somos conscientes de que muchas personas y familias, por diferentes circunstancias, pueden quedar sin la cobertura necesaria y es ahí donde estamos llamados a responder".

"Queremos responder a las personas que pueden quedar sin cobertura"

Mari Mar Ortiz

Responsable del Área de Acogida