AYER PASÓ POR LA MUGA

[KORRIKA:] Iparralde, con el euskera más que nunca

Miles de personas se suman a Korrika que ayer pasó la muga. La XXI edición de la carrera pasa el ecuador con gran participación y ánimo pese a la lluvia y el frío

08.02.2020 | 23:55
Los ‘joaldunak’ también quisieron acompañar a la Korrika.

La XXI edición de la carrera pasa el ecuador con gran participación y ánimo pese a la lluvia y el frío

Bilbao - La reivindicación de apoyar el euskera está cada vez más viva. Y ayer lo demostraron los vecinos de Iparralde que fueron los encargados de coger el lekuko del euskera y unirse a la Korrika. Esta nueva etapa entró por Arnegi para dirigirse hacia Baxenabarra. Precisamente, alrededor de las tres de la madrugada llegó a la capital del territorio, Donibane Garazi. A pesar de la mala climatología, los miles de participantes de Korrika hicieron frente al frío y, en ocasiones a la nieve, con el buen ambiente que fueron capaces de crear y que nadie les arrebató.

Desde Donibane Garazi, Korrika se dirigió hacia Lakarre para después llegar a Larzabale y Bunus. Aun así, antes de que llegase a Larzabale, la Cámara de agricolas y el sindicato Euskal Herriko Laborarien Batasunak llevaron el lekuko. De Nafarroa Behera se dirigió a Zuberoa pasando por Muskildi alrededor de las seis de la mañana. Una hora más tarde, alrededor de las siete de la mañana, pasó por la segunda capital: Maule. Esta ciudad fue donde terminó la visita de Korrika en Zuberoa porque después volvió hacia Nafarroa Behera, donde pasó por Donapaulea. De allí acudieron a Aiherra y pasó por Lapurdi, donde la fiesta de Korrika perduró alrededor de una hora.

A las seis de la tarde, Baiona abrió sus puertas para recibir la fiesta del euskera con miles de espectadores que aguardaban ansiosos por recibir el testigo. Música, banderas, carteles festivos llenaron las calles de una fiesta reivindicativa a favor del euskera. De hecho, según destacaron los organizadores de Korrika, esta XXI edición ha contado con el mayor apoyo institucional con el que habían contado hasta el momento. Así, alrededor de 40 ayuntamientos han cogido ya el testigo.

Sin duda, uno de los momentos más emotivos y especiales se vivió ayer a las 19.00 horas cuando pasaron por primera vez el testigo de Bokale a Anglet. La jornada finalizó cruzando Biarritz, Donibane Lohizune y Ziburu. A medianoche, el testigo pasó de Hendaia para volver a cruzar de nuevo la muga y pasar por Irun para seguir el recorrido por Hondarribia y Behobia.

Alrededor de las 0.20 de la pasada noche llegará a Hendaia y dirigirse a Irun, Hondarribia, Behobia, Bera, Lesaka, Etxalar, Sara, Elizondo, Ituran, Leitza, Lekunberri, entre otras localidades navarras, hasta llegar a las 23.30 horas a Eritzegoiti.

Alta participación Korrika ha pasado ya el ecuador de la carrera con una gran participación y ambiente, aunque todavía quedan cientos de kilómetros, dispuestos a que el ánimo no decaiga en la última semana de carrera que les debe llegar el próximo domingo hasta Gasteiz, donde acabará esta edición y se lea el mensaje que esconde el lekuko de esta XXI edición. - DEIA

Los datos