Casado bendice la operación para conservar el Gobierno de Murcia

López Miras supera la moción de censura e integra en su gabinete a los expulsados de Vox

18.03.2021 | 14:00
López Miras, Casado y García Egea, ayer, al término de la votación de la moción de censura en la Asamblea de Murcia.

La Asamblea de Murcia tumbó el jueves la moción de censura de Ciudadanos y el PSOE encabezada por la naranja Ana Martínez Vidal y confirmó que el popular Fernando López Miras seguirá al frente del Ejecutivo regional. Todo ello, tras una polémica operación del PP para amarrar la región con el apoyo de tres tránsfugas de C's que ha desencadenado además una tormenta política en el Estado que amenaza con enterrar al partido de Inés Arrimadas.

El jueves, el propio presidente del PP, Pablo Casado, bendijo la maniobra de su partido -y que ha sido capitaneada por su secretario general, el murciano Teodoro García Egea- y acudió al Parlamento regional para asistir a la victoria de López Miras en la votación definitiva. El colofón al éxito de esta operación de dudosa ejemplaridad lo pusieron tres diputados expulsados de Vox, que decantaron la balanza hacia el presidente popular y han sido premiados por ello con las consejerías de Educación y Cultura en el Gobierno autonómico.

Con este movimiento, por primera vez representantes de la extrema derecha acceden a un Ejecutivo autonómico, en un anticipo de lo que puede ocurrir en Madrid en mayo si Isabel Díaz Ayuso suma mayoría absoluta junto a Vox. En Murcia, además, López Miras ha optado por conceder a los díscolos de Vox dos carteras, la educativa y la cultural, con importante peso en el plano ideológico, mostrando así la afinidad del PP con los ultras en dicho ámbito.

De esta forma, el PP ha logrado amarrar Murcia, donde lleva gobernando ininterrumpidamente desde 1995, al sumar 23 votos para tumbar la candidatura alternativa de Ana Martínez Vidal, que se quedó con 21 respaldos -17 del PSOE, dos de Podemos y dos de su propio partido-.

El líder del PP, Pablo Casado, destacó tras el fracaso de la moción de censura que en Murcia ha comenzado "la reconstrucción y reunificación del centro derecha" en torno a su partido, que a su entender es "el punto de unión de todos los que no quieren que el sanchismo siga gobernando en España ni expanda sus gobiernos" a nivel territorial. "Llevo dos años ofreciendo que teníamos que ir juntos para hacer un proyecto ganador que desalojara al Gobierno más radical y más sectario", indicó Casado.

Asimismo, el presidente del PP exigió al PSOE que retire la moción de censura en el Ayuntamiento de Murcia -que salvo sorpresa sí saldrá adelante- y la presentada para la semana que viene en Castilla y León, que tiene pocos visos de prosperar. "No todo vale en política, los españoles necesitan estabilidad y los políticos estamos para servir a nuestros compatriotas", concluyó Casado.

Por su parte, Fernando López Miras acusó directamente a Pedro Sánchez de atentar contra "la libertad y el futuro de esta tierra" al intentar tumbar su presidencia. "En las cloacas y sótanos de Moncloa, el señor Sánchez y sus cómplices urdieron quitar la libertad de la región de Murcia a mucho kilómetros de aquí", criticó, antes de celebrar la victoria de "un proyecto de centro derecha que apuesta por la libertad".

Cálculos fallidos


Por su parte, el PSOE y Ciudadanos vieron  cómo se confirmaba el grave error de cálculo que cometieron al proceder a la moción de censura sin tener en cuenta que el grupo de los naranjas en la Asamblea murciana podía partirse en dos, tal y como ocurrió finalmente tras el cambio de voto de los tres tránsfugas. A este respecto, Ana Martínez Vidal pidió a López Miras que opte por convocar elecciones "inmediatamente" para que sea los ciudadanos "los que elijan" qué Gobierno quieren.

Por último, el líder del PSOE en la comunidad autónoma, Diego Conesa, lamentó que Vox vaya a entrar en el Gobierno regional y cargó contra las políticas llevadas a cabo por el PP durante esta legislatura. "Esta comunidad es el laboratorio de las políticas de la ultraderecha, como ya sucedió con la censura educativa que representa el pin parental. Ahora, será Vox el que marcará claramente las políticas en Murcia", lamentó.

noticias de deia