EH Bildu se cierra a apoyar las Cuentas vascas y el lehendakari mira a Podemos

Azpiazu pide a la coalición abertzale que tenga en Euskadi la misma predisposición que en el Estado y en Nafarroa

14.11.2020 | 00:16
El lehendakari Iñigo Urkullu, en su intervención de ayer en el Parlamento Vasco en la que tendió la mano a Elkarrekin Podemos-IU para estudiar la reedición de un acuerdo presupuestario.

Aunque el Gobierno vasco suma mayoría absoluta en la Cámara de Gasteiz y el proyecto presupuestario que elabore para 2021 no corre riesgo de ser tumbado en la votación parlamentaria, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu busca un pacto más amplio que pueda sumar a alguno de los grupos de la oposición y evitar así que le acusen de utilizar el rodillo.

Esta semana, las miradas han estado puestas en EH Bildu a quien, tras anunciar el miércoles su predisposición a votar sí a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) sin contraprestaciones, el PNV y el PSE emplazaron a mantener una actitud similar en la CAV y no cerrarse en banda a respaldar las futuras Cuentas vascas. Sin embargo, los de Arnaldo Otegi dejaron ayer claro que por el momento no entra en sus planes trasladar a Euskadi su actitud en el Estado. Así las cosas, el lehendakari Urkullu pone el ojo en Elkarrekin Podemos-IU y le anima a negociar enmiendas en el proyecto presupuestario para intentar reeditar un acuerdo similar al alcanzado a finales del año pasado y que posibilitó los Presupuestos de este curso.

En cualquier caso, el Gobierno vasco no descarta poder atraer a EH Bildu a un gran acuerdo presupuestario. En esa línea, el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, invitó ayer a la coalición independentista a debatir "sobre números y políticas necesarias para afrontar debidamente la situación sanitaria y económica" porque le gustaría que el "compromiso con la ciudadanía" vasca del principal partido de la oposición en estos "momentos difíciles" de pandemia sea como el que ha mostrado "con la ciudadanía española o navarra, aprobando los Presupuestos del señor Sánchez y la señora Chivite".

Azpiazu insistió en reclamar a EH Bildu que se siente a negociar "en serio" y mostró la predisposición de su gabinete a llegar a acuerdos amplios en el marco de las partidas relacionadas con el covid, porque la pandemia y la crisis económica "no van a desaparecer de la noche a la mañana".

El consejero de Economía cree que sería lógico que la coalición abertzale llegue a un acuerdo para los Presupuestos vascos de 2021 teniendo en cuenta su intención de respaldar los Presupuestos Generales del Estado y los de la Comunidad Foral. "Necesitamos ideas y esfuerzo de todos para hacer mejor las cosas. Estoy proponiendo que hablemos del Presupuesto y pongamos sobre la mesa proyectos y recursos", concluyó Azpiazu.

Por su parte, EH Bildu se cierra a negociar unos Presupuestos con el Ejecutivo autonómico, a no ser que el proyecto suponga un giro de 180 grados en las políticas que hasta ahora ha venido desarrollando el gabinete de Iñigo Urkullu. Así lo explicó la portavoz parlamentaria de la coalición, Maddalen Iriarte, que aseguró que no respaldará unas Cuentas "para que nada cambie" en Euskadi. "Ahora que tenemos los debates presupuestarios a la vuelta de la esquina, queremos dejar clara una cosa: quien quiera contar con nosotros debe saber que si su voluntad es elaborar unos Presupuestos para que nada cambie, EH Bildu no va a estar ahí", reiteró Iriarte.

De esta manera, la dirigente abertzale reclama nuevas políticas que antepongan el bienestar de la ciudadanía y las cuestiones sociales. "Si los gobiernos y los partidos que los sustentan han aprendido la lección que nos está dejando la covid-19 saben que haciendo las mismas cosas que hasta ahora llegaremos al mismo lugar y esa no puede ser la solución", dijo Iriarte en su intervención en unas jornadas internacionales sobre la emergencia climática.

La solución, agregó la portavoz parlamentaria de la coalición abertzale, "pasa por poner a las personas y sus intereses en el centro de las políticas públicas, por invertir el dinero público en la defensa de los intereses de la mayoría y por el fortalecimiento de los servicios públicos, la sanidad, la educación y los cuidados".

la opción de podemos 

En esta tesitura, el Gobierno vasco ya trabaja con otras opciones; entre ellas, tender la mano a Elkarrekin Podemos-IU, con quien Urkullu ya pactó las Cuentas de este año. Sin embargo, en esta ocasión se antoja más complicado, mayormente por el vuelco en la dirección del partido morado en Euskadi, que se saldó con la salida de Lander Martínez.

En cualquier caso, el lehendakari puso en valor en su intervención ayer en el pleno de control en el Parlamento el acuerdo presupuestario alcanzado el pasado ejercicio y trasladó a Podemos su ofrecimiento "abierto y leal" para reeditarlo. "Tenemos la oportunidad de dar continuidad a un presupuesto social y eficaz que destina tres de cada cuatro euros a las políticas sociales y protege a las personas que más lo necesitan", subrayó.

Urkullu también hizo referencia a la reunión que mantuvo con la portavoz morada Miren Gorrotxategi para señalar que ambos constataron "la confluencia entre sus propuestas y el programa de Gobierno".

las cifras

2.000 millones para el covid

Azpiazu. En su intervención de ayer en el pleno del Parlamento Vasco, el consejero Pedro Azpiazu también aprovechó para desgranar las cifras que se destinan a los planes para paliar los efectos de la pandemia de covid-19 y, a ese respecto, aseguró que el Ejecutivo autonómico "cuenta con cerca de 2.000 millones de euros destinados a paliar los efectos de la pandemia". Azpiazu añadió que, cuando se cierren las Cuentas para 2021, se conocerá con mayor exactitud qué recursos se han destinado para combatir los estragos del coronavirus. Entre las partidas con las que Lakua cuenta para este fin, el consejero de Economía y Hacienda mencionó los 300 millones destinados inicialmente, a los que se añaden otros 500 millones de la línea de financiación "en condiciones ventajosas" de Elkargi. De momento, el Gobierno maneja cerca de 940 millones, que podrían aumentar hasta los mencionados 2.000 en función de las futuras Cuentas.