Comisión Mixta de Transferencias presencial

Las transferencias del seguro escolar, productos farmacéuticos y ayudas previas a jubilaciones se formalizarán el 25 de junio

Los gobiernos vasco y español readaptarán el calendario de los más de 30 traspasos de competencias pendientes

09.06.2020 | 15:39
El Gobierno vasco recibirá el 25 de junio el traspaso de 3 nuevas transferencias

bilbao – En quince días se oficializará el traspaso de las tres primeras conferencias acordadas en su día entre el Gobierno vasco y el español que tuvieron que ser retrasadas por la irrupción en escena del coronavirus. Los dos ejecutivos se reunirán en la Comisión Mixta de Transferencias el próximo día 25 de este mes en la que se dejarán en manos de Euskadi las funciones de legislación sobre productos farmaceúticos, el seguro escolar obligatorio y las ayudas previas a la jubilación de trabajadores afectados por los ERE.

La reunión estará presidida por el consejero de Autogobierno y portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, y la ministra española de Política Territorial, Carolina Darias, y se celebrará en Madrid. El encuentro también servirá para fijar un nuevo calendario para el resto de las transferencias pendientes después de que el anterior quedara en agua de borrajas porque la pandemia del covid-19 frenó en seco toda la actividad política e institucional.

Los gobiernos español y vasco acordaron el pasado 25 de mayo retomar cuanto antes el calendario de competencias, un compromiso que se producirá el próximo día 25, a pocos días del comienzo de la campaña para las elecciones vascas del 12 de julio.

Sobre la legislación sobre productos farmacéuticos, gracias a la competencia, el Gobierno vasco se encargará del control de los mensajes publicitarios de productos sanitarios y medicamentos de uso humano, inspecciones a los fabricantes y laboratorios situados en la CAV, tareas de farmacovigilancia y control de calidad de los medicamentos, etc.

Asimismo, las instituciones vascas contarán con los medios adscritos a la gestión de las prestaciones sanitarias del seguro escolar obligatorio. Por último, se dejarán en manos del Gobierno vasco funciones y servicios adscritos a la gestión de las ayudas previas a la jubilación ordinaria de trabajadores afectados por expedientes de despido colectivo.

Hace apenas dos semanas Erkoreka ya desveló que había mantenido una reunión telemática con Darias para hablar del calendario para traspasar las 32 competencias pendientes y que las tres primeras se formalizarían en junio "tan pronto como Euskadi pase a la fase 3" de la desescalada del confinamiento, requisito que se cumplió este lunes.

Esas tres competencias tienen una dotación económica de 7,5 millones, cantidad de la que el Gobierno vasco descontará el 6,24%, es decir, 468.000 euros, del Cupo que anualmente paga al Estado por las competencias no transferidas y que por tanto asume el Gobierno español.

Las tres transferencias iban a materializarse en marzo de este año pero la pandemia aplazó el trámite que ahora se retoma. Han sido tres meses de parón y el Gobierno vasco pretende que esa sea la referencia para el resto de los traspasos. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Josu Erkoreka apostó por actualizar el calendario de transferencia ya pactado y se mostró prudente a la hora de avanzar concreciones porque estará implicado el nuevo Ejecutivo vasco que salga de la urnas en las próximas elecciones vascas del 12 de julio. "Resulta muy difícil avanzar mucho más en la concreción, en la definición de los detalles de un escenario de trabajo que no corresponderá gestionar a este Gobierno", precisó. Por eso, consideró "lógico" que, en principio, la actualización del calendario "se lleve a cabo de manera ordenada, sistemática, con un retraso de las fechas equivalente al retraso que han experimentado las actuaciones como consecuencia de la crisis sanitaria".

De este modo, el segundo bloque de materias pendientes prevista en el anterior cronograma para diciembre de 2020 debería traspasarse en marzo de 2021. En este tramo estaban incluidas la transferencia de la competencia de prisiones, una competencia con una gran carga simbólica durante años por su vinculación con la situación penitenciaria de los presos de ETA, aunque esta materia no incluye la política penitenciaria, en manos del Gobierno español. También incluye el traspaso de seguros, servicios privados de seguridad, meteorología, seguros agrarios, transporte por carretera, fondo de protección a la cinematografía, mercados de productos de pesca, paradores de turismo, ordenación y gestión del litoral.

prisiones y seguridad social


El tercer paquete estaba previsto para junio de 2021, fecha a la que según la nueva referencia pretendida por el Gobierno vasco habría que añadirle tres meses más para transferir las competencias sobre el crédito oficial, Mercado de Valores, crédito y banca, centros de investigación y asistencia técnica, hidrocarburos, salvamento marítimo, los aeropuertos de Loiu, Hondarribia y Foronda, los puertos de Bilbao y Pasaia, inmigración, permisos de circulación y matriculación de vehículos, estudios extranjeros en enseñanzas universitarias, régimen electoral municipal e inspección pesquera.

El cronograma inicial dejó para el final la transferencia de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, junto con la de Prisiones, la otra gran joya de la corona del paquete competencial. La complejidad técnica y la dificultad política la condenaron al último tramo de la negociación entre los dos gobiernos al tratarse de una materia que cuenta con muchas resistencias en el Estado y en la propia Administración central, a pesar de que no afecta a la unidad del sistema o caja única. El cronograma inicial situaba la transferencia en diciembre de 2021.

Con esta transferencia el Gobierno vasco asumirá los medios económicos, materiales y personales de la Seguridad Social y se encargará de la gestión de las prestaciones, que suponen un gasto para el Gobierno español de unos 9.000 millones de euros al año en la Comunidad Autónoma Vasca. También administrará el control de las cotizaciones, la recaudación de cuotas y la organización de los ingresos.

Hace dos semanas, el PNV pactó con el Gobierno español ceder a Euskadi la gestión del Ingreso Mínimo Vital (IMV) a cambio de que los jeltzales apoyaran la prórroga del estado de alarma. Gracias al acuerdo, los Gobiernos vasco y navarro asumen las funciones de la Seguridad Social en la tramitación de las peticiones y los pagos de la renta mínima, algo que de momento no lo tienen asumido el resto de los territorios del Estado.

transferencias

Las primeras

25 de junio. El Gobierno vasco recibirá del español las tres primeras competencias de las 32 pendientes de transferir: legislación sobre productos farmacéuticos, y control de calidad de medicamentos; gestión de las prestaciones sanitarios del seguro escolar; y el control de las funciones y los servicios adscritos a la gestión de las ayudas previas a la jubilación ordinaria de trabajadores afectados por expedientes de despido colectivo.

3 meses

referencia. El Gobierno vasco quiere que los tres meses de parón por la pandemia sean la referencia para el nuevo cronograma de traspasos pendientes que actualizará el elaborado a finales del año pasado.

4 bloques

MATERIAS. El anterior cronograma que ahora pretenden readaptar establecía cuatro paquetes de competencias a transferir. La primera incluía los tres traspasos que se completarán el próximo 25; la segunda un paquete de 11 materias, entre ellas la de Prisiones; en la tercera, 16; y en la cuarta y última, una sola, la de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social.

"Lo lógico es que los traspasos se lleven con un retraso equivalente a la demora por el covid-19"

JOSU ERKOREKA

Consejero de Autogobierno