El Gobierno español prepara el decreto para la "nueva normalidad"

Sánchez logra su última prórroga y anuncia medidas tras la alarma

El presidente español saca adelante con holgura la extensión del estado de alarma hasta el 21 de junio y avanza que prepara una ley para evitar rebrotes después de esa fecha

03.06.2020 | 10:58
Pedro Sánchez durante su intervención ante el pleno del Congreso

Pedro Sánchez logró ayer sacar adelante la última prórroga del estado de alarma en un pleno del Congreso de los Diputados bronco y polarizado, en el que pidió, sin éxito, unidad para la reconstrucción y reclamó rebajar el tono que en las últimas semanas ha sumido el debate político en un ambiente irrespirable de mucha agresividad verbal, mientras el país intenta salir del azote sanitario y económico de la pandemia del coronavirus. Sánchez aprobó con holgura la que fue su última votación para aprobar la prórroga hasta el 21 de junio. La situación posterior estará regulada con otra previsión legal, según anunció el presidente español, que buscará garantizar las medidas que las autoridades sanitarias siguen creyendo necesarias para la contención del coronavirus.

La prórroga del estado de alarma contó con el respaldo de los socios de gobierno -PSOE y Unidas Podemos-, Ciudadanos, PNV, Más País, Nueva Canarias, Coalición Canaria, los regionalistas cántabros del PRC y, Teruel Existe, sumando 177 votos. Votaron en contra 155 diputados: los de PP, Vox, JxCat, la CUP, UPN, Foro Asturias y Compromís. ERC y EH Bildu se abstuvieron, 18 en total.


Sánchez anuncia medidas a aplicar cuando se levante el estado de alarma. Video: EP

Con la votación ganada, Sánchez puso ayer su mirada en la situación posterior al estado de alarma y anunció una ley para evitar rebrotes en verano. El próximo 9 de junio el Consejo de Ministros aprobará un real decreto ley para regular la "nueva normalidad" en el que se recogerán todas las medidas sanitarias que será necesario mantener frente al covid-19 una vez que se levante el estado de alarma en los distintos territorios, lo que está previsto a más tardar para el próximo 21 de junio o incluso antes en las comunidades autónomas que van más adelantadas si así lo deciden sus presidentes autonómicos.

Este decreto ley "para la nueva normalidad" recopilará, según detalló Sánchez, todas las medidas de "prevención, contención y coordinación" para hacer frente a la crisis sanitaria que es preciso mantener aún y que se han ido desarrollando a través de sucesivas órdenes ministeriales cuya vigencia expira con el fin del estado de alarma. La medida también incluirá actuaciones en otro sectores además del sanitario, como el de transportes y comercio, según avanzó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, el doctor Fernando Simón.

El doctor Simón explicó que desde Sanidad se da la opinión sobre el riesgo en otros sectores, pero el Ministerio no es competente en todos ellos. No obstante, sí explicó que hay áreas de Sanidad, entre ellas las referidas a: garantizar la capacidad asistencial; tener información fluida y garantizada de los datos para permitir una respuesta rápida y de forma coordinada ante cualquier rebrote y el acceso a suministros de especial interés.

La última y definitiva prórroga del estado de alarma (hasta el 21 de junio) que ayer autorizó el Congreso de los Diputados permite a las autonomías que a partir del día 8 estén ya o entren en la fase 3 de la desescalada (la última de las previstas en el plan de transición) decidir cuándo salen sus territorios del estado de alarma, si la evolución de los datos sanitarios así lo aconseja. Esto significa que algunas CCAA podrán poner fin a la vigencia del estado de alarma en sus respectivos territorios incluso antes del 21 de junio. De ahí la necesidad de tener preparado antes un decreto que permita mantener unas mínimas medidas sanitarias, como la obligación sobre el uso de la mascarilla, aun cuando el estado de alarma ya no esté vigente.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, exigió al Gobierno que consulte a su partido antes de aprobar normas para la etapa posterior al estado de alarma, si quiere mantener la "colaboración" de los jeltzale, y reclamó, además, que las medidas que se planteen sean "puntuales" y "concretas" para impedir en el futuro la expansión de la pandemia. "Este texto debería ser conocido con antelación, y debería ser puntual, ir a las medidas concretas y absolutamente necesarias", demandó.

Por su parte, la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, elogió al presidente Sánchez por su "valentía política para dialogar y acordar con quien piensa diferente", le ha reclamado que mantenga esa postura a favor a una "mayoría progresista" para seguir fomentando medidas sociales y protegiendo a los trabajadores.

Durante su intervención en la sesión en el Congreso, Aizpurua dijo que el Gobierno "ha cometido errores", pero también "ha tenido aciertos" durante la gestión del coronavirus. A su juicio, "la parte más oscura" ha sido la suspensión de "competencias y autogobiernos".