para evitar elecciones

Podemos de la CAV se abre a “otras opciones” si no es posible la coalición

Lander Martínez es el primer barón autonómico en salirse del carril marcado por Iglesias

09.02.2020 | 13:44
El secretario general de Podemos de la CAV, Lander Martínez, durante un acto electoral de los comicios del 28 de abril.

Lander Martínez es el primer barón autonómico en salirse del carril marcado por Iglesias

Bilbao- Lander Martínez no se cierra a una fórmula de gobierno en coalición entre PSOE y Unidas Podemos y se abre a "otras opciones" si con ello se evita ir a nuevas elecciones generales el próximo 10 de noviembre. Hasta el momento, la Ejecutiva de Pablo Iglesias ha rechazado cualquier oferta que no pase por entrar a formar parte del Consejo de Ministros presidido por Pedro Sánchez. De este modo el secretario general de Podemos de la CAV es una de las primeras voces en superar la consigna que impera en el partido morado de cara a la negociación para la investidura.

El líder de Elkarrekin Podemos precisa que su apuesta en este momento es un gobierno bicolor en el que PSOE y Unidas Podemos se repartan los ministerios conforme a los resultados obtenidos por unos y otros en las elecciones del pasado 28 de abril. En línea con la postura del Consejo de Coordinación estatal de Podemos, considera que hay una "buena base de acuerdo" con el PSOE después de que el propio Sánchez llegara a aceptar una vicepresidencia social y tres ministerios (Vivienda, Sanidad e Igualdad) para Podemos antes de la ruptura final de la investidura fallida de julio.

La desconfianza entre Sánchez e Iglesias ha aumentado desde entonces y no se han retomado las conversaciones entre ambos partidos para buscar un acuerdo de investidura antes del 23 de septiembre, día en el que se convocarán nuevas elecciones si nadie es investido.

El líder del PSOE asegura haber abandonado por completo la idea de la coalición y su oferta a Podemos se limita a un acuerdo programático al estilo portugués, incorporando propuestas de la formación morada. Iglesias rechaza esta opción y todo apunta a una repetición electoral que, según los sondeos, perjudicaría a la formación de Iglesias, mientras que los socialistas se mantendrían o mejorarían un poco sus números. Para evitar este posible escenario, Martínez reconoce que si a medida que se acerca la fecha clave del 23 de septiembre no se logra el acuerdo, habría que analizar "otras opciones" que eviten las elecciones.

El dirigente vasco Podemos advirtió de que si se va a unos nuevos comicios generales "existe el peligro de que aumente la abstención". En este sentido, criticó la estrategia de Sánchez abocando la negociación al choque y a una elecciones ya que "lo que no se puede hacer es llamar a la gente a votar varias veces hasta que consigamos los resultados que queremos". A su juicio, tienes que "jugar" con los resultados logrados y "si no estás de acuerdo, trabajar mejor para las próximas elecciones".

En una entrevista en Euskadi Irratia, Martínez afirmó ayer que "siempre" defenderá el Gobierno de coalición, pero la "prioridad" tendría que ser evitar las elecciones. Ahora nos toca pensar en un Gobierno de coalición, y si llega el momento de tomar una decisión, acaso tendríamos que abrir nuestro marco", subrayó.

Sobre si llevarán a cabo una nueva consulta a las bases en esa hipótesis, Martínez indicó que "puede que se tenga que hacer" si se cambia de fórmula o el programa, pero, en todo caso, "habrá que verlo después de las negociaciones".

Las negociaciones entre los de Sánchez e Iglesias están en punto muerto y, a la espera de que la situación se desbloquee, la preocupación en los cuarteles generales de ambas formaciones gira sobre el relato, sobre cómo evitar aparecer como el responsable de un nuevo fiasco y una repetición electoral, en medio de un creciente hartazgo de la ciudadanía.

disparidad en podemos Sánchez parece estar conteniendo bien las presiones internas que le conminan a aflojar en su estrategia y abrirse a algunas demandas de Unidas Podemos. Sin embargo, Iglesias tiene más dificultades para contener a los que abogan por revisar su posición y aceptar públicamente la propuesta del presidente en funciones. Las afirmaciones de ayer de Lander Martínez son un reflejo de esta disparidad de posiciones dentro del cosmos de Podemos, a los que habría que añadir los de sectores de Izquierda Unida (IU), que en más de una ocasión han disentido públicamente de la estrategia de Iglesias. También los Comunes -la confluencia catalana de Podemos, liderada por Ada Colau- han expresado sus matices a la negociación de Podemos con el PSOE.

La decisión última depende de Iglesias aunque esperará a que Sánchez mueva ficha y responda a al documento que los morados le enviaron en agosto y en el que piden el Ministerio de Trabajo o, en su defecto, el de Transición Ecológica, ministerios que el PSOE no está dispuesto a conceder para evitar un gobierno matriuska, con dos presidentes en uno.

noticias de deia