ENTREVISTA EN ONDA VASCA

Azpiazu reitera su "voluntad firme" de acordar los presupuestos, aunque una prórroga "es posible técnicamente"

09.02.2020 | 08:01
El consejero vasco de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, en Onda Vasca

El consejero cree que las críticas de "neoliberales" a las políticas del  Ejecutivo vasco son "un tic"

BILBAO. En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa  Press, ha reiterado la "voluntad firme" del Ejecutivo de intentar que  se logre un acuerdo para aprobar los presupuestos de 2020, para lo  que, tras la ronda de contactos que concluyó este pasado martes, "a  la vuelta de vacaciones, nos remangaremos en serio para avanzar hacia  ese acuerdo".

Azpiazu ha destacado que, en estos primeros contactos, "todo el  mundo dice, en principio, que está por la labor" de conseguir un  acuerdo y él, por su parte, no tiene que "poner en duda esas  intenciones". De este modo, ha recordado que, en la negociación de  las cuentas de 2019, tanto Elkarrekin Podemos como el PP "se  descartaron muy pronto del proceso" y se intentó "avanzar" con EH  Bildu, aunque "no fue posible".

El consejero ha explicado que, una vez descontadas las cuantías  que deben destinarse al aumento salarial de los funcionarios y las  inversiones plurianuales de la previsión de incremento del gasto  cifrada en unos 300 millones, "al final el crédito para hacer cosas  diferentes es bastante reducido".

No obstante, el Gobierno ha traslado a los grupos políticos que  si, "en lugar de plantear cuando están hechos los presupuestos cómo  distribuir ese dinero, se plantean ahora sus prioridades y podemos  encajarlas en el documento presupuestario, quizá tengamos un poco más  margen de maniobra".

En relación a la posibilidad de que los presupuestos vascos tengan  que volver a prorrogarse, Azpiazu ha reiterado que quiere "pensar que  no tenga visos de realidad" es opción, aunque "técnicamente sí es  posible" y, además, "previsiblemente los ciudadanos no van a sentir  que hay o no presupuesto" porque "no va a afectar en cuestiones  fundamentales.

Sin embargo, ha considerado que "políticamente es importante tener  presupuesto aprobado". En cualquier caso, ha eludido pronunciarse  sobre la posibilidad de que una nueva prórroga conllevara el adelanto  de las elecciones autonómicas, "una decisión política de calado, que  corresponde al lehendakari exclusivamente".

Por otro lado, ha asegurado que le hace "gracia e, incluso, pena"   que se critique que las políticas que lleva a cabo el Ejecutivo vasco  son "neoliberales". En este sentido, ha señalado que, "si se mirara  lo que el Gobierno hace" en materia social y política económica, no  se tendría "ninguna posibilidad de decirlo con cierto conocimiento de  causa".

"Son tics", ha apuntado el consejero de Hacienda, que ha subrayado  que él no se siente "nada neoliberal" y sí "más cercano a políticas  públicas intensas en pro del bienestar de los ciudadanos y de la  reducción de las desigualdades".

LAS SECUELAS DE LA CRISIS

Asimismo, Azpiazu ha afirmado que, "desde el punto de vista  estrictamente económico, se ha salido hace bastante tiempo" de la  crisis ya que se lleva "desde 2015 con cierta intensidad" de  crecimiento económico y del empleo. Sin embargo, ha advertido de que,  si se trata de "acabar con las secuelas" de la crisis, "todavía hay  grandes problemas de desigualdad, de precariedad, de desempleo". Por  ello, ha apuntado que "hay mucho que seguir trabajando".

En todo caso, ha insistido en que, aunque "decir que viene el lobo  es una tentación bastante grande" para la oposición y los  crecimientos "no son eternos" tampoco, "hoy razonablemente, con los  datos económicos, podemos decir que el crecimiento económico previsto  para este año del 2,3% es un crecimiento sólido" y "bastante  superior" a la media europea.

Según ha recordado, para el próximo ejercicio, se estima un  crecimiento del 2% que "también es importante", aunque "nos hemos  acostumbrado a crecer al 3% y ya el 2 nos parece poco".

noticias de deia