Presentaba síntomas de neumonía

Ingresa en Cruces una posible infectada por coronavirus

La mujer, que ha viajado recientemente a China, permanece aislada a la espera de los resultados

25.01.2020 | 06:20
Imagen de la entrada del Hospital de Cruces.

Barakaldo- El coronavirus podría haber llegado a Euskadi y, más concretamente, a Bizkaia. En la jornada de ayer llegó hasta el hospital de Cruces una muestra de una paciente que presentaba síntomas de neumonía y que, recientemente, había viajado a China. Vista la situación y ante las sospechas de que la mujer pudiera padecer coronavirus, se decidió trasladar al hospital de Cruces a esta mujer que, a la espera de los resultados, permanece aislada tal y como marca el protocolo de actuación.

La paciente, tal y como confirmó Osakidetza en la noche de ayer en un comunicado, ha regresado a Euskadi recientemente procedente de la provincia china de Wuhan y su sintomatología está ligada a la enfermedad que mantiene aisladas a millones de personas en el país de La Gran Muralla. La muestra de la analítica que se ha practicado a la mujer ya se ha trasladado al Centro estatal de Microbiología de Majadahonda, el laboratorio de referencia a nivel estatal ante este tipo de casos. Se estima que el resultado final de las pruebas se conocerá en un plazo de entre 24 y 48 horas. Mientras se confirma o se descarta este posible caso de coronavirus, Osakidetza ya ha adoptado las medidas pertinentes a seguir ante estos casos. La primera de las decisiones tomadas por el departamento de Salud ha sido la de aislar a la paciente para evitar, en el caso de que padeciese coronavirus, que pudiese contagiar a otros pacientes del hospital de Cruces y a los propios facultativos del centro hospitalario. Desde que la mujer contactó con el sistema sanitario vasco, la actuación de todos y cada uno de los profesionales ha permitido que se siguiese el protocolo establecido para este tipo de casos. En este sentido, el segundo de los pasos adoptados en este caso por parte de Osakidetza ha sido el inicio del estudio de contactos de la paciente en las últimas semanas. Por su parte, este posible caso ya ha sido comunicado al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Salud del Gobierno estatal.

El departamento de Salud y Osakidetza se mantienen en constante contacto y "vigilantes" no solo ante este posible caso, sino también ante la evolución de este brote a nivel internacional. En este aspecto, desde Osakidetza se quiso trasladar un mensaje de "tranquilidad" a la ciudadanía, dado que "en Euskadi los sistemas de prevención, detección, seguimiento y actuación funcionan". Asimismo, se recuerda a la ciudadanía la importancia de adoptar medidas higiénicas al igual que ocurre con la gripe. En este aspecto, desde el departamento de salud del Gobierno vasco se apuntó que es aconsejable tomar medidas como protegerse frente a la tos y el estornudo, lavarse las manos con jabón con frecuencia y utilizar pañuelos desechables.

tres casos en francia Por su parte, el Gobierno francés anunció ayer que había confirmado tres casos del coronavirus de Wuhan, en Burdeos y dos en París, que serían los tres primeros detectados en Europa. El último caso detectado afecta a un pariente cercano de otro de los dos afectados que habían sido anunciados.

La ministra francesa de Sanidad, Agnès Buzyn, explicó que el primer caso es un paciente de Burdeos de origen chino y de 48 años, que viajó recientemente a Wuham por asuntos profesionales, mientras que del segundo paciente solo dijo que se encuentra ingresado en aislamiento en el hospital parisino Bichat. El tercero sería del entorno cercano.

El paciente de Burdeos acudió el jueves a consulta médica por los síntomas y fue ingresado de inmediato en una habitación aislada, tras haber estado en contacto con alrededor de una decena de personas.

Acerca de los paciente parisinos, la ministra reconoció que todavía no tienen su historial, pero sí se sabe que los test a los que han sido sometidos han dado positivo en el coronavirus chino. "Es probable que haya otros casos ya en Europa", señaló Buzyn, quien calificó la epidemia de "un fuego que hay que circunscribir". El Ministerio de Sanidad dará un parte cada día para actualizar la información sobre el coronavirus, agregó la ministra, quien recordó que cualquier persona que haya viajado a China y note los síntomas no debe ir a un hospital, sino que debe llamar al servicio habilitado para esta epidemia, que se personará en su domicilio para recogerla.

En pleno brote por el nuevo coronavirus, que ha dejado al menos 26 muertos entre los 887 contagiados diagnosticados en China, las autoridades han decidido sacar músculo: construirán un hospital con mil camas para tratar a los infectados y lo tendrán operativo en 10 días, para el 3 de febrero. El centro -que tendrá una superficie de 25.000 metros cuadrados y se ubicará en Wuhan, ciudad de 11 millones de habitantes y epicentro del brote- se construirá con barracones, tomando como inspiración el levantado en Pekín para hacer frente a la epidemia del síndrome respiratorio agudo y grave (SARS) de 2003.

Un vídeo publicado por el estatal Diario del Pueblo muestra decenas de excavadoras y otros vehículos de obra trabajando en una explanada, mientras que las imágenes aéreas difundidas por la agencia estatal Xinhua muestran la verdadera magnitud de la obra: más de un centenar de máquinas pesadas operando a la vez.

Según la prensa oficial, se espera que este nuevo centro hospitalario "comparta los recursos médicos para proporcionar un tratamiento eficaz y en aislamiento a los pacientes infectados por la llamada neumonía de Wuhan.

El diario hongkonés South China Morning Post apunta que el gobierno local ha movilizado a cientos de obreros en los últimos días y les ha prometido un sueldo tres veces superior al habitual como medida para incentivar la temprana finalización del hospital. Asimismo, la prensa estatal informó de la creación de un equipo de investigación de emergencia para combatir el coronavirus.

El objetivo de la investigación será la localización de la fuente originaria, la realización de pruebas rápidas y el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. El equipo estará liderado por el reputado experto Zhong Nanshan, médico de 83 años y que destacó por su papel en la crisis del SARS de hace 17 años.

burla la cuarentena Todo esto el mismo día en el que se ha conocido la primera víctima por neumonía de Wuhan fuera de la provincia de Hubei, de la que es capital Wuhan. Ha sido en la provincia nororiental de Hebei, que circunda Pekín. Y para evitar que se siga difundiendo la enfermedad y las muertes en más provincias (todas menos dos tienen casos diagnosticados) China ha ampliado las restricciones a la movilidad de sus ciudadanos.

A las al menos ocho ciudades de la provincia de Hubei, con cerca de 40 millones de habitantes, cuyos transportes han sido suspendidos se sumaba ayer el aumento al nivel máximo de la alerta sanitaria en esa provincia china, así como en las de Shanghái y Pekín. Precisamente en la capital se han cancelado los tradicionales festejos de Año Nuevo chino, que comienza mañana.