Respuesta “solidaria” al reto de la inmigración

Estados de la UE anuncian una iniciativa “automática y rápida” de ayuda a migrantes y a los países que los reciben

09.02.2020 | 10:20

Bruselas - El presidente francés, Emmanuel Macron, invitaba el lunes a los ministros de Exteriores e Interior de la UE a París para lograr un acuerdo que supere las ya habituales soluciones ad hoc en materia migratoria. De la reunión, a la que asistían también la Guardia Europea de Fronteras y Costas, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo, ACNUR, la Organización Internacional para las Migraciones y la Unión Africana, ha salido un preacuerdo.

En principio, 14 Estados miembros han dado el visto el bueno al documento franco-alemán para reubicar a migrantes y refugiados a través del bloque. Poco se sabe del contenido de la propuesta, aunque el presidente galo apuntó ante la prensa que se trataría de una iniciativa "rápida" y automática".

Los países del sur de Europa llevan años quejándose de que son ellos los que "cargan" con todo el peso de la migración, mientras la Comisión Europea aboga por más "solidaridad" y los países del Este miran hacia otro lado. "No podemos quedarnos sin hacer nada cuando miles de hombres, mujeres y niños que han dejado todo caen en manos de traficantes de personas. No podemos dejarlos sin más remedio que bombardear en Libia o hundirnos en el Mediterráneo", expresó Macron en su cuenta Twitter. Sin embargo, Francia es uno de los países que ha mantenido sus puertos cerrados ante las peticiones de desembarco de las ONG de salvamento. El mecanismo anunciado está llamado a dar una respuesta "solidaria europea" para gestionar el desembarco de las personas rescatadas. "Los países de desembarque no deben ser los únicos responsables de este esfuerzo", puntualizó Macron. Italia, junto a España y Grecia, son los principales puertos de entrada a la UE para los migrantes procedentes de África y Oriente Medio. Esta es la queja principal del líder ultra italiano, Matteo Salvini, que lleva meses criticando la descoordinación de Bruselas. - A. G. Valdivia/Aquí Europa

noticias de deia