"Ejército de los muertos' es el filme más divertido que he dirigido"

Zack Snyder es uno de los directores que más pasión despierta y se da un respiro tras siete años con DC Comics

21.05.2021 | 01:28
Zack Snyder, durante el rodaje de la película

Apenas dos meses después de presentar La Liga de la Justicia de Zack Snyder, su montaje de cuatro horas de la controvertida película de superhéroes, Snyder estrena hoy en Netflix su versión particular del género zombie, al que regresa 17 años después de su debut con Amanecer de los muertos. Sin las ataduras que hay detrás de la saga de Superman y Batman, ha recuperado la receta con la que sedujo a legiones de fans en 300. Un cóctel de épica, fantasía y surrealismo que mantiene involucrado al espectador en todo momento.

"Es un tono muy particular, hay un punto absurdo pero que no te deja marchar", explica Snyder sobre el proyecto "más divertido" en el que ha trabajado y también el más personal, ya que su nombre figura en los créditos de dirección, producción, guion y fotografía. "Ha sido mi mayor inmersión física en una película", detalla. Al otro lado de la cámara tuvo un reparto encabezado por Ana de la Reguera, Dave Bautista, Ella Pruner y Raúl Castillo.

En Ejército de los muertos, Bautista encarna a Scott Ward, un héroe de guerra retirado que trabaja en una hamburguesería pero debe regresar a Las Vegas, infestada de muertos vivientes, para recuperar un botín de 200 millones de dólares encerrado en un casino antes de que el Gobierno aniquile la zona. Snyder, que tuvo la idea de esta película hace más de una década, afirma que no es solo una trama de zombies y que su argumento bebe de clásicos policíacos como The italian job, Un botín de 500.000 dólares y La cuadrilla de los once.

Tampoco ha respetado lo que él considera "la guía general" de los zombies en el cine, que los presenta como seres desalmados, hambrientos y solitarios. En Ejército de los muertos tienen inteligencia y organización. "El secreto es jugar con la realidad", destaca.

La crítica ha elogiado esta mezcla de atracos, apocalipsis, caos y humor que algunos califican como el mejor trabajo del cineasta. Y eso que esta cinta, que ha costado a Netflix unos 80 millones de dólares (65,4 de euros), estuvo a punto de no salir a la luz y se mantuvo en los cajones de la Warner Bros. desde que se anunció el proyecto en 2007. Hace tiempo que Netflix busca desesperadamente su propia franquicia tras ver cómo las series de Marvel y Star Wars le están comiendo terreno. Consciente de que se acerca el final de The walking dead y de que los zombies siguen teniendo tirón en televisión, ya piensa en una precuela o adaptar la película a una serie. Parece que con Snyder, maestro del blockbuster hollywoodiense, ha hallado la receta.

noticias de deia