Un total de 68.428 autónomos vascos se acogieron a las ayudas al colectivo en 2020

El Gobierno prorrogará el martes hasta junio las prestaciones por cese de actividad a trabajadores por cuenta propia

25.01.2021 | 00:56
En 2020 y pese a la grave crisis solo 1.348 autónomos vascos tiraron la toalla de un total de 169.464 en la CAV a cierre de año.

El colectivo de autónomos, el colectivo de trabajadores afiliados a la Seguridad Social a través del Régimen General de Autónomos (RETA), es uno de los que más está sufriendo los efectos económicos negativos derivados de la pandemia de coronavirus y de las restricciones de movilidad y cierres impuestos por las administraciones. Pese a ello, el colectivo cerró el pasado año con 169.464 personas, según datos de la Seguridad Social, con solo una reducción del número de autónomos de 1.348. Pero el impacto de la crisis en los autónomos vascos ha sido de tal calibre que un total de 68.428 trabajadores por cuenta propia, casi la mitad, solicitaron a las Mutuas las prestaciones por cese de actividad y la bajada de ingresos que sufrieron en 2020 y cobraron de las mutuas unos 180 millones de euros, según los datos de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT).

En Euskadi se presentaron 70.512 solicitudes, de las que se reconocieron 68.428 mientras que 2.086 fueron denegadas, lo que significa que fueron favorables el 97,04 %.

Desglosando el balance por territorios de la CAV, en Bizkaia se reconocieron 34.999 prestaciones extraordinarias por cese de actividad; en Gipuzkoa, 24.525, y en Araba, 8.904. Los importes abonados, según las Mutuas, ascendieron a 90,5 millones de euros en Bizkaia; 66,2 millones en Gipuzkoa y 23,1 millones de euros en Araba.

En el conjunto del Estado español se reconocieron el 92,3% de las solicitudes, en concreto 1.989.009 de las distintas prestaciones extraordinarias que fueron entrando en vigor a partir de los sucesivos reales decretos leyes aprobados a lo largo del pasado año.

El importe total de estas prestaciones alcanzó a fecha de 31 de diciembre los 4.932 millones de euros.

Pues bien cuando se esperaba que en 2021 empezase la recuperación económica, el nuevo rebrote del covid-19 y las restricciones a la movilidad entre territorios el cierre obligados de establecimientos de hostelería, la reducción de jornada de apertura del comercio, la prohibición de espectáculos culturales y deportivos etc. han supuesto una nueva vuelta de tuerca para los trabajadores vascos por cuenta propia, buena parte de ellos pasando una situación económica muy complicada.

Prórroga de prestaciones
 

Por ello, el colectivo que se ha sentido discriminado respecto a los trabajadores asalariados, celebra que mañana, martes, el Gobierno español que lidera Pedro Sánchez apruebe la prórroga de la prestación económica por cese de actividad de los trabajadores autónomos hasta el próximo 31 de mayo. Esta medida está cuantificada en cerca de 2.000 millones de euros, según las principales asociaciones de autónomos, ATA, UPTA y Uatae.

La protección al colectivo de autónomos, que sigue siendo como se ve en las calles todos los días, uno de los más afectados por la crisis del covid, se articulará, al igual que hasta ahora, en base a cuatro tipos de ayudas: la prestación por suspensión de actividad; la prestación compatible con la actividad cuando haya caída de ingresos; la prestación extraordinaria para quienes no puedan acceder a las dos ayudas anteriormente descritas, y la prestación para los considerados autónomos de temporada.

La prestación por suspensión de actividad está dirigida a aquellos trabajadores autónomos con una suspensión temporal de toda su actividad por decisión administrativa, por ejemplo el caso de los autónomos que trabajan en bares y restaurantes. La cuantía de la prestación a percibir es del 50% de la base mínima de cotización, cantidad que se incrementa un 20% si el trabajador autónomo en cuestión es miembro de una familia numerosa. El autónomo quedará exonerado de pagar las cuotas a la Seguridad Social, aunque ese periodo le contará como cotizado y, en su caso, será compatible con ingresos del trabajo por cuenta ajena hasta 1,25 veces el SMI.

Un punto que mejora la normativa actual es la ayuda compatible con la actividad en relación a los ingresos. Así, la podrán solicitar aquellos autónomos cuya facturación en el primer semestre de 2021 caiga el 50% (antes era el 75%) frente al segundo semestre de 2019. El importe de esta prestación es el que corresponda por su base de cotización.

Quienes no cumplan los requisitos para acceder a esta prestación ni al cese ordinario podrán solicitar una ayuda extraordinaria, cuya cuantía es del 50% de la base mínima de cotización, estando igualmente exonerado de abonar las cuotas. El límite de ingresos en el primer semestre, para este caso, es 1,2 veces el SMI.

Por último, también se mantiene, adaptando el periodo de referencia, la prestación para autónomos de temporada, que es del 70% de la base mínima y requiere no tener ingresos superiores a 6.650 euros en el primer semestre de 2021.

Otra de las novedades de la norma es que se suspende hasta el 31 de mayo la subida progresiva de los tipos de contingencias profesionales y de cese (del 0,3%), previsto en el Real Decreto-ley 28/2018.

Autónomos

Euskal Herria. El número de trabajadores por cuenta propia afiliados al Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social ascendía al cierre de diciembre de 2020 a 169.464 en los territorios de la Comunidad Autónoma Vasca (83.462 en Bizkaia, 65.671 en Gipuzkoa y20.331 en Araba) y a 47.116 en Nafarroa.

España. El número de autónomos ascendía a 3.269.541, según los datos de la Seguridad Social.

 

La cifra

1.348

es el número de autónomos de la Comunidad Autónoma Vasca que desaparecieron en 2020 por la crisis

noticias de deia