La moda se despliega y busca el look Bilbao

11.12.2020 | 10:11

SERÁN siete días en busca del estilo, del diseño, de la creatividad y de la vida alegre que acompaña, de costumbre, al mundo de la moda. Será un despliegue fastuoso y feliz que ayer comenzó con la XI Pasarela Bilbao, organizada por Bilbao Centro, que ayer inauguró la Bilbao Fashion Week de la mano de 16 comercios y el extra ball de DEIA que empuja este proyecto para combinar, de la mejor manera posible, "con ese Bilbao del diseño, la moda, la tradición y la cultura y, sí, con es Bilbao entendido como gran ciudad de las compras" del que habló el concejal Xabier Ochandiano en el discurso de broche del desfile.

La cita estuvo aderezada, además, con divertidas especias. A cinco diseñadores de cercanías pero de mucho vuelo como Eder Aurre, Peio Durán, Alberto Sinpatron, Anthony Sánchez y la diseñadora de Amarenak, Oihane Pardo, les lanzaron un reto picante: buscar el look de Bilbao. Vistas las mil caras que gasta la ciudad, el desafío era mayúsculo. Si hubiesen contemplado la exposición de las creaciones la exclamación hubiese sido unánime: ¡prueba superada! La elegante cúrcuma se posó sobre los y las modelos que dieron vida y movimiento a las creaciones que desfilaron -Aitana Benito, Begoña Angulo, Bego Méndez, Irune Martínez, Sira Pérez, Marcos Pérez, Itsaso Martín y Mikel Lemos, junto a los pequeños Aimar Garea y Lucía Ruiz...- en el espacio Yimby; el chile de la música que corrió a cargo de Jon Zuazola (emotivo y sobrecogedor oírle cómo tuvo que cancelar la presentación de su nuevo disco en Bilborock anunciada para el pasado... ¡14 de marzo!, día del estallido de la pandemia por estos lares...) y Aiert Erkoreka, pianista de la banda Extremoduro (una voz anónima chistó, por lo bajinis, que el propio Peio también tenía un pasado con las teclas...), el azafrán de Olga Zulueta, directora creativa de Bilbao Centro que todo lo aviva y que llevó las riendas del desfile, el orégano y pimentón de los comercios participantes; la cúrcuma de Raúl de Andrea y Tonific, las dos firmas que peinaron de lo lindo y que dio color y textura al desfile y la hierbabuena de toda la concurrencia.

Abierto el apetito, diremos que la moda infantil se alternó con el vestir de hombre y de mujer y los complementos; lo clásico con lo moderno. Había tantas tendencias en el backstage que bien pudiera decirse que allí estaba el auténtico cajón de sastre de la tarde, por mucho que el juego audiovisual que adornaba cada presentación -las y los modelos desfilaban junto a la ría y a edificios históricos de la ciudad en sugerentes vídeos, tan emotivos como en el que apareció el ganador del premio de la moda de Bilbao, Carlos Díez, en onda desde Madrid...- luciese bien.

Digamos que a la cita acudieron, además de los nombrados, el presidente de Bilbao Centro, Adolfo Lorente; el director de Desarrollo de DEIA, Kike Hermosilla; Sandra Atutxa y Joana Pérez, cuatro manos del periódico que se han volcado; el gerente de Bilbao Centro, Jorge Aio; el presidente de Bilbao Dendak, Rafael Gardeazabal; el presidente de Cecobi, Pedro Campo, quien acudió acompañado por Julián Ruiz y Mari Paz Irastorza; Idoia Mendia, consejera de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco; Jesús García de Cos, viceconsejero de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno vasco; la diputada de Cultura, Lorea Bilbao, Alfonso Gil, Jone Goirizelaia, Carmen Muñoz; Janire Matilla y José Mari Amantes, siempre diligentes en las entrecajas, comerciantes de la talla de Julia Diéguez, Carlos Royuela, Ana Txintxurreta, Susana Godoy o Aider Pacua, entre otros.

En el discurrir del desfile se recordó que Eder Aurre charlará a través de la redes hoy viernes, mientras que Anthony Sánchez hará lo propio el lunes, Alberto Sinpatron el martes, Oihane Pardo, de Amamarenak, hará lo propio el miércoles mientras que Peio Duran cerrará los encuentros el jueves 17. Dignos de oír.

noticias de deia