Forua tendrá su nuevo consultorio para finales de año

El Ayuntamiento confía en arrancar el mes que viene unas obras que tendrán un coste aproximado de 262.000 euros

11.05.2022 | 00:24
El inmueble que acogerá el consultorio médico forutarra.

Forua comenzará en breve las obras de adecuación del local anteriormente utilizado como bar restaurante denominado Torre-barri. En un futuro cercano será el nuevo consultorio médico de la localidad, unas instalaciones que pasan de las dependencias del Ayuntamiento al citado espacio. Emplazamiento ideal para acoger el servicio sanitario por su accesibilidad y con 140 metros de superficie útil en total, la administración local forutarra confía en poder disponer de las instalaciones "para finales de año". La inversión para la reconversión es de 262.000 euros.

"Para la realización del nuevo consultorio se dispone de un local situado en planta baja de un edificio con uso característico residencial", según cita el proyecto elaborado, que alude a una de las principales condiciones que cumple el inmueble: la accesibilidad. "Es más importante si cabe la ausencia de barreras arquitectónicas", evidencian. En un principio, las obras podrán arrancar en el próximo mes de junio. El plazo de ejecución está fijado en cinco meses, por lo que podría estar disponibles incluso para noviembre del presente año. "Es un proyecto con el que ganamos accesibilidad, además en zona del centro de la localidad y con más facilidades que el emplazamiento habitual", destaca el primer edil de Forua, Mikel Magunazelaia. El del nuevo consultorio médico es una de las principales acometidas del presupuesto de actual año.

Espacios


Las nuevas instalaciones han debido ser aprobadas previamente por la OSI Barrutialde-Galdakao, cuyas determinaciones han debido de cumplir. Entre otros, el consultorio médico dispondrá de dos consultas, una de medicina general y otra de enfermería –ambos de poco más de 17 metros cuadrados–, además de una sala de espera, dos baños adaptados –hombres y mujeres– y un pequeño almacén. Según el plan de recursos humanos actual, dos serán los trabajadores: un médico de familia y un enfermero. En cuanto al equipamiento, este será sufragado por Osakidetza al estilo de los consultorios habituales en las localidades del entorno de Busturialdea.

noticias de deia