Doctor en Bioquímica y Biología Molecular

José Miguel Mulet: "Los productos ecológicos no son más sanos; solo más caros"

Cada libro que publica el bioquímico José Miguel Mulet es una polémica segura. Es un auténtico 'destroyer' de mitos y creencias relacionadas con la salud, la nutrición y ciertos hábitos muy de moda en la actualidad.

30.04.2020 | 15:38
José Miguel Mulet, un hombre abonado a la polémica desde una óptica científica.

El último libro de Mulet, ¿Qué es la vida saludable?, se presentó a finales del pasado año con la intención de poner los puntos sobre las íes de las medicinas alternativas, aunque en esta entrevista se incluye a un invitado no deseado y que ha puesto patas arriba la vida de los habitantes del planeta: el coronavirus. Pero aún en confinamiento es posible hablar de la reflexoterapia, una técnica de masaje que según el pragmático de Mulet no cura, pero da placer. Tampoco comer plátanos nos libra de un virus que nos atemoriza, ni el zumo de naranja evita los resfriados; solo previene del escorbuto. Y los cactus no reducen las radiaciones que emiten los ordenadores, pero contribuyen a dotar de mayor belleza al entorno. Se ríe cuando se le dice que puede ser acusado de cínico. "Creo en la ciencia y los productos ecológicos no son más sanos, pero sí más caros", sentencia convencido de que le van a llover las críticas.

Estaba anunciada una pandemia, aunque no sabemos si era esta.
Sí, pero hay tantas cosas anunciadas que nunca se cumplen...

Las consecuencias de este virus nos han pillado a todos por sorpresa.
A toro pasado es fácil decir que se ha actuado tarde, decir que se han hecho las cosas mal, pero no debemos olvidar que hemos tenido otras alertas de virus como la gripe A o el SARS en el 2013. En la crisis de la gripe A de 2006 se compraron millones de dosis de vacunas que luego no hizo falta utilizar. ¿Qué se criticó entonces? El exceso de precaución.

Es de suponer que no son situaciones fáciles de controlar.
No, claro que no, hay un grado de imprevisibilidad muy alto. Saber cómo actuar es fundamental, pero sobre todo cuándo. En esta crisis no ha fallado el cómo, ha fallado el cuándo.

¿Será necesario ver qué es lo que ha fallado en el sistema el día en que todo esto pase?
Sí, pero lo más útil será tomar lecciones para el futuro.

Pues los humanos somos expertos en huir del pasado...
Esperemos que esta vez no lo hagamos. A los ciudadanos nos ha pillado con la guardia baja, pero hay que tener en cuenta que estas cosas pasan una vez cada cien años. Date cuenta de que la última vez que pasó algo parecido fue con la gripe española, y hace justo un siglo. Nos ha costado coger conciencia del problema y mucha gente confundió el confinamiento con unas vacaciones y se fue a la segunda residencia. Eso sí que fue un desastre.

¿Cree que la única solución es el confinamiento?
Sí, porque no tenemos inmunidad de grupo, no tenemos vacuna y porque los tratamientos son principalmente paliativos. Con estas circunstancias, lo único que puede hacerse es evitar los contagios. Con otras palabras, la vacuna somos nosotros mismos.

Se han creado muchos bulos alrededor del coronavirus.
Pero pasa siempre en todas las epidemias, y sin ellas también. Siempre habrá gente que lo tenga claro, gente que tiene el remedio mágico y la solución precisa e imposible. Hay una película muy buena, Contagio, que habla de un escenario que se parece mucho a lo que estamos viviendo ahora, un virus que se transmite a través de un murciélago, y en ella sale un personaje que dice que tiene una cura mágica y que todo es una conspiración. Gente así la vamos a tener siempre, sea el tema que sea. En tiempos como los que estamos viviendo los bulos son muy peligrosos, porque pueden costar vidas.

Ibuprofeno frente a paracetamol.
El Ibuprofeno sigue siendo tan válido como lo era antes de la epidemia. No hay ninguna evidencia de que sea peor que el paracetamol. También hay otro bulo, la cloroquina como barrera contra el coronavirus, pero no hace nada. Es un medicamento que sirve para otros problemas, y si la gente empieza a acumularla sin sentido, las personas que tienen por ejemplo lupus sí van a tener un problema.

¿Y el plátano como antídoto? Algunas tiendas de alimentación lo resaltaban en promoción como un producto de prevención. Se dice que el potasio puede ser un buen contrincante contra este virus.
Esta fruta está bien si tienes calambres, pero para el coronavirus no hace nada. Comamos plátanos, pero no nos van a salvar del coronavirus.

¿Se sabe qué puede frenar a este virus?
Es triste decirlo, pero hoy por hoy, nada. Ni baños de vahos, que también se ha dicho que venían muy bien, ni plátanos, ni cloroquina. Mientras no tengamos una vacuna, mientras no haya remedios establecidos, lo único que podemos hacer es quedarnos en casa.

¿Cree que seguirá habiendo casos de Covid-19 cuando este confinamiento se levante?
Lo más probable es que sí. Es muy difícil erradicar una enfermedad por completo, eso solo se ha conseguido con la viruela. Fíjate, es solo una en toda la historia de la humanidad. Una enfermedad como la que estamos padeciendo y que se contagia tan rápido es difícil de erradicar, siempre va a quedar algún reservorio. No lo sabemos, pero puede darse el caso de que los animales hagan de reserva. Esta enfermedad ha venido para quedarse.

No da usted muchos ánimos...
Es lo que tenemos en estos momentos, pero cuando dispongamos de la vacuna y tengamos inmunidad de grupo, va a ser mucho más fácil de controlar.

Algunas voces científicas aseguran que el 80% de la población puede haber estado en contacto con el virus y que un porcentaje mucho más elevado que las cifras oficiales está contagiado.
Para afirmar algo es necesario tener datos, y para decir eso se tendría que haber hecho un análisis al 80% de la población, algo que no se ha hecho. Puede ser un escenario, una posibilidad, pero dar esas cifras es tan válido como decir que no hay tantos contagios.

Vivimos pendientes de los informativos, ¿es bueno para la salud mental estar entre noticias que entran en un continuo bucle?
Va a depender de cada uno de nosotros. Haz el razonamiento al revés: no vamos a informar para que la gente no se preocupe. ¿Qué pasa con el que quiere absorber toda esa información? La información es un derecho, y si no quieres escucharla o leerla, nadie te obliga. ¿No es la información un derecho básico y una de las actividades declaradas esenciales? El problema no es la información que se dé, el problema es cómo la recibes tú. No se puede limitar el derecho a la información.

¿Será general la vacuna contra el coronavirus?
Imagino que irá por fases y primero se vacunará a la población de riesgo. Pero insisto, esto que digo solo es un escenario posible. Seguramente será como la de la gripe estacional, y cuando llegue la temporada habrá campaña de vacunación. A ver si aprendemos la lección y la próxima vez que digan que se vacunen los grupos de riesgo la gente lo hace.

Se habla mucho de las recomendaciones sobre el uso de mascarillas, ¿son indispensables?
La mascarilla en la calle protege principalmente de la gente que ya está infectada para que no propague el virus. Lo que hace es que cuando toses o estornudas las microgotas no se extiendan, las frena. Normalmente, la infección se propaga por superficies: tocas algo, te tocas después la cara y tienes en tus manos la vía más probable de infección. Las mascarillas más eficaces son las que protegen cara y ojos, pero esas no las tiene casi nadie.

¿Cree que vamos a cambiar muchos hábitos?
Espero que sí, pero es cierto que la memoria suele ser bastante corta en estos casos. Tampoco lo daría por hecho, no sé si el año que viene nos acordaremos de esto ni si servirá todo lo que estamos pasando como lección, o volveremos a no vacunarnos.

Hay muchos grupos antivacunas.
Y por cierto, qué callados están ahora. Yo trabajo con transgénicos€

Un anatema para muchos defensores de los productos naturales.
Exacto. Pues una de las disposiciones que ha firmado el Gobierno estos días ha sido la de facilitar la investigación con transgénicos destinados a facilitar la vacuna contra el coronavirus, y Equo apoya al Gobierno de Sánchez. No deja de ser paradójico.

¿Modificará esta crisis nuestros hábitos alimenticios?
Creo que no, no tiene mucha relación. Pienso que los ciudadanos se preocupan cada vez más de la alimentación y eso no tiene nada que ver con este virus.

Hace unos meses publicó usted un libro de mitos relacionados con la salud.
Desgraciadamente hay muchos, desde que la gente que cree que los resfriados se curan con antibióticos a la gente que piensa que las vacunas no sirven para nada o que hay remedios mágicos para el cáncer. También están aquellos que piensan que la homeopatía es una medicina válida... Hice un libro para ayudar a la gente a no caer en ciertos mitos, sobre todo en aquellos que pueden llegar a costar la vida.

Seguimos agarrados al vaso de zumo de naranja.
¿Tienes escorbuto? Seguro que no. En el caso de que lo tuvieras o tomases una dieta sin vitamina C, estaría muy bien. Con una dieta normal, el zumo de naranja ni te previene contra los resfriados ni te da más resistencia.
Pues nos han tomado el pelo desde niños. Otro tema: cada vez hay más gente que confiesa tener alergias.
Y posiblemente tengan razón. Cada vez se detectan más y se diagnostican mejor, pero el origen no está claro. Hay una hipótesis que señala que cada vez vivimos más aislados, en un entorno más limpio, y que nuestro sistema inmune no madura lo suficiente. Pero esto es una hipótesis, no hay nada confirmado.

Lo que sí hay en cantidad son piojos, ¿más que antes?
En la posguerra había muchos más, después hubo una época en la que prácticamente no había ninguno porque se utilizó DDT y los matamos a todos. Ahora están resurgiendo porque se han hecho resistentes y porque tratamos muy mal el tener piojos.

¿Por qué?
Porque cuando el niño viene con piojos se le pone el tratamiento, pero pones más dosis de la que te dicen, y si te dicen que dura dos semanas, no las cumples; a la semana, si no se rasca, se lo quitas. Es lo que favorece la aparición de resistencias.

Hay una leyenda, posiblemente urbana, que dice que son las farmacéuticas las que expanden los piojos en plaga para vender sus productos.
Ja, ja, ja€ Eso dicen, sí, pero no les hace falta echarlos porque mientras sigamos haciendo las cosas tan mal con los tratamientos va a seguir habiendo piojos. No hace falta llamar a los problemas, ellos vienen solos.

¿Ganamos en salud con los productos ecológicos?
Lo resumo: los productos ecológicos no son más sanos, simplemente son más caros.

Uy, esto no va a gustar a algunos.
Ya lo sé. Soy consciente de que no gustan mis afirmaciones en este sentido. No son más sanos ni son mejores para el medio ambiente. Si uno ve el reglamento de producción, lo único que dice es que todo lo que pongas en el cultivo debe ser natural. ¿Qué ocurre? Que el cultivo pierde eficiencia y es más caro, pero no produce ninguna ventaja en la salud ni hay estudios que lo demuestren.

¿Qué opina de la reflexoterapia? ¿Me puede curar un dolor lumbar, de cabeza o de cervicales?
Ja, ja, ja€ Te hacen un masajito en la planta de los pies y te quedas muy relajado y muy a gusto, pero no sirve para curar nada.

Le van a llamar cínico, así que no le voy preguntar por la cromoterapia o la aromaterapia.
Mejor no. Si tuvieran efectos de salud, se estudiarían en las facultades de Medicina y en los hospitales habría una unidad de alguien que te toca los pies. ¿Las hay? No. Pues ya está todo dicho.

Pongo un cactus al lado del ordenador, ¿me protege?
Te protege la vista si el entorno es muy feo, porque una planta siempre anima. La salud y las radiaciones no se ven afectadas ni por un cactus ni por otras plantas. Es muy fácil de ver: un cactus absorbe las radiaciones y el teléfono móvil funciona con radiaciones, ¿pierdes la cobertura si lo pones al lado de un cactus? ¿Se te apaga la luz? En fin, esto sí que es un mito la mar de divertido.

¿Cree que nos volveremos a abrazar como antes?
Ja, ja, ja€ Estoy seguro de que sí. En cuanto pase un mes volveremos a tocarnos todos, al menos en algunas partes. No sé en tu tierra.

No sé por qué lo dice.
Por esa fama que tenéis en Euskadi.

¿Fama de poco cariñosos?
No he dicho eso. Pero seguro que todos volveremos a abrazarnos, a besarnos y a tocarnos. Esto pasará. 


PERSONAL

 
Edad: 47 años
Lugar de nacimiento: Denia (Alicante).
Formación: El licenciado en Ciencias Químicas y doctor en Bioquímica y Biología Molecular. 
Trayectoria: Profesor titular de Biotecnología (área de Bioquímica y Biología molecular) en la Universidad Politécnica de Valencia, Director del Máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas (CSIC-UPV) e investigador en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, (IBMCP) un instituto mixto que depende del CSIC y de la UPV. Además es divulgador de temas relacionados con la biotecnología y la alimentación, y autor de Comer sin miedo, Medicina sin engaños, Los productos naturales ¡vaya timo!, La ciencia en la sombra, Transgénicos sin miedo, ¿Qué es comer bien?  y ¿Qué es la vida saludable?