Viaja en autobús en Reino Unido usando una serpiente viva como mascarilla

22.09.2020 | 10:49
El hombre utilizó a una serpiente viva a modo de mascarilla.

Un hombre se subió a un autobús con algo que todos confundieron con una bufanda con estampado de reptil que le cubría la boca, y nadie se dio cuenta de que se trataba de una serpiente viva. Finalmente, una mujer se percató de que esa bufanda cobraba vida y de que se deslizaba. Incluso ella pensó en un principio que el hombre llevaba puesta una mascarilla al estilo funky. El reptil no parecía molestar a nadie más, dijo, añadiendo que encontró el incidente "muy divertido".

El insólito episodio tuvo lugar en un autobús que seguía una ruta de Swinton a Mánchester en el Reino Unido. En ese lugar es obligatorio que todos los pasajeros usen una mascarilla en el transporte público a no ser que estén exentos por motivos de salud, discapacidad o edad. Un portavoz de Transport for Greater Manchester confirmó a Sky News que las medidas gubernamentales implican que los pasajeros usen mascarilla, bufanda o incluso un pañuelo que cubra las zonas del rostro que propicien el contagio. Sin embargo, el uso de piel de serpiente, incluido el reptil vivo, no está permitido. "Si bien hay un pequeño grado de interpretación que se puede aplicar a este caso, no creemos que se extienda al uso de piel de serpiente, especialmente cuando todavía está unida a la serpiente", explicó. Se desconoce la especie de serpiente que utilizó el hombre en lugar de una mascarilla, pero lo que sí se sabe es que si se trata de una venenosa, su mordedura podría ser fatal dependiendo de la toxicidad del veneno y la especie. Un testigo de lo sucedido realizó varias fotografías de la escena, en la que también se observa cómo el reptil se enrolla en las barras del bus, explorando el vehículo. Las imágenes se volvieron virales y los medios locales se hicieron eco del suceso. Pese a que algunos se lo tomaron con humor, las autoridades locales emitieron un comunicado público, condenando la actitud de este viajero.