Jesús Bonilla: La vida, pura comedia

Lugar de nacimiento: Madrid. Edad: 65 años (1 de septiembre de 1955). Formación: Estudió interpretación en la Escuela de Arte Dramático de Madrid. Es licenciado en Química.

05.03.2021 | 23:07
Jesús Bonilla.

Jesús Bonilla es un actor que se lo pensó antes de dar el paso a la interpretación. Primero pasó por la facultad de Ciencias para acabar licenciándose en Química, y cuando termino la carrera seria se matriculó en la Escuela de Arte Dramático y se olvidó de los tubos de ensayo y las fórmulas magistrales. Su vida se convirtió en puro teatro en cuanto se subió a un escenario. Dos títulos marcan sus inicios en 1984: Esta noche gran velada (teatro) y Dos mejor que uno (cine). Poco a poco su rostro se fue haciendo popular y en ello tuvo mucho que ver su innegable vis cómica. La comedia ha presidido su vida como actor, pero de vez en cuando le da por hacer un drama y deja con la boca abierta al personal.

Su paso por la televisión ha sido intenso. Comenzó en 1985 con la serie de TVE Platos rotos. A esta le siguieron La mujer de tu vida, Bajarse al moro, Ay, señor, señor, Pepa y Pepe, Querido maestro, Periodistas y 7 vidas, entre otras, pero su gran pelotazo televisivo fue Los Serrano, comedia marcó su vida durante cinco años y fue un rotundo éxito. También supuso un antes y un después. Su personaje, Santiago Serrano, representaba al tabernero gruñón de un establecimiento especializado en jamones. Interpretaba a un hombre rudo, solitario, solterón, pero que finalmente se rinde al matrimonio. Era socarrón, pero a la vez muy tierno y pudoroso. Caía estupendamente bien.

Su pasión por recorrer todos los recovecos del arte de contar historias también le llevó a sentarse en la silla del director para ponerse al frente de dos películas: El oro de Moscú y La daga de Rasputín. Le gustó la experiencia y la disfrutó, pero siempre ha reconocido que prefiere estar al otro lado de la cámara y meterse en pieles ajenas. En cine ha trabajado con directores de renombre como Fernando Trueba, con quien lo ha hecho en varias ocasiones, Martínez Lázaro, José Luis Cuerda, Ricardo Franco, Álex de la Iglesia, Manuel Iborra, Santiago Segura o Carlos Suárez, entre otros. Eso da idea de que ha sido un clásico y un imprescindible.

Después de Los Serrano su vida profesional se centró en el cine y el teatro. Tardó seis años en volver a la televisión y lo hizo con su última aparición en la pequeña pantalla, en Chiringuito de Pepe, una comedia en clave gastronómica en la que se involucró durante dos temporadas y a partir de la que ha quedado fuera de cámara. Desde 2016 su vida profesional ha estado muy relajada. Ha sido invitado en programas como La resistencia o Mi casa es la tuya, suele participar ocasionalmente en programas de radio y poco se sabe de su actividad en cine o teatro.

Al este actor madrileño pero criado en un pueblo cercano a Talavera de la Reina (Toledo), siempre le ha gustado participar en proyectos en los que se sintiera a gusto y fueran próximos a su estilo. Ha dicho recientemente que tiene varias ideas en la cabeza, pero que aún deben que madurar durante un tiempo. Por el momento, espera que se relaje la situación actual.

noticias de deia