Bruce Springsteen, último famoso detenido por conducir ebrio

Está acusado de conducción temeraria, consumo de alcohol en una zona cerrada al público y conducir intoxicado

12.02.2021 | 03:04
Springsteen, durante el rodaje del anuncio de dos minutos emitido en la Superbowl.

La noticia conocida el miércoles del arresto de Bruce Springsteen en noviembre de 2020 por conducir intoxicado ha despertado asombro entre el gran público. Se ha sabido que la Policía presentó tres cargos contra él: conducción temeraria, consumo de alcohol en una zona cerrada al público y conducir intoxicado. Los hechos sucedieron en el parque nacional Gateway National Recreation Area, situado en Sandy Hook, en su Estado natal de Nueva Jersey. TMZ asegura que el artista tendrá que acudir a una corte "en las próximas semanas", aunque no concretó la fecha. El arresto se produjo tres semanas después del lanzamiento de su último álbum, Letter to You, que convirtió al cantante en el primer artista en tener un álbum en los top 5 más vendidos en seis décadas diferentes.

Springsteen, de 71 años, que cuenta con una imagen solvente y seria, apareció el domingo en un anuncio para una marca de automóviles en una de las pausas publicitarias de la Superbowl, uno de los eventos deportivos más importantes de Estados Unidos. Stellantis NV, la empresa matriz de Jeep, confirmó el jueves que retira temporalmente el anuncio protagonizado por Springsteen. "Sería inapropiado comentar los detalles de un asunto sobre el que solo hemos leído y no podemos confirmar. Pero también es correcto dejar de emitir (...) el anuncio hasta que puedan establecerse más hechos", dijo un portavoz de Jeep. "El mensaje de comunidad y unidad es más relevante que nunca", señaló en referencia al mensaje que transmitió el cantautor en el spot publicitario. "Como lo es el mensaje que beber y conducir nunca puede justificarse", agregó.

En el inusual spot, de dos minutos de duración, el cantautor aparecía con su propio Jeep CJ-5 de 1980 y pidió unidad a sus compatriotas ante la profunda división política que existe en el país. "El miedo nunca ha sido la mejor parte de lo que somos, y la libertad no es propiedad de solo unos pocos afortunados, nos pertenece a todos. Quienquiera que seas, seas de donde seas, eso es lo que nos conecta, y necesitamos esa conexión", afirmó Springsteen en el anuncio, que solo se emitió una vez.

una larga lista
 

Bieber fue detenido en Miami por participar ebrio en una carrera.

The Boss se une a una larga lista de artistas del mundo de la música que han sido cazados con alguna dosis extras de alcohol al volante. Quizá uno de los casos más tristes es el de Lindsay Lohan, detenida en dos ocasiones en 2007 por conducir ebria. La primera vez tuvo que pagar una fianza y quedó suspendida su licencia de conducir; en la segunda –dos meses después– fue sentenciada a libertad condicional. Otra joven celebridad, Justin Bieber, fue detenido en 2014 en Miami por participar ebrio en una carrera ilegal en un Lamborghini amarillo. Al cantante canadiense, que tuvo tiempo para aparecer fotografiado con el uniforme naranja de preso, se le impuso una fianza de 2.500 dólares (1.800 euros) por tres cargos: conducir bajo la influencia de sustancias tóxicas (alcohol y marihuana), resistencia a la autoridad sin violencia y conducir con un carné caducado. También en Miami, cinco años después, en 2019, el intérprete urbano Zion, del dueto Zion & Lennox, fue detenido por conducir a alta velocidad bajo los efectos del alcohol. De la misma cuerda musical y aficiones comunes, el cantante de reguetón Arcángel vio suspendida por un mes su licencia de conducir en 2012 por conducir ebrio en Puerto Rico.

Haciendo honor a la cultura del lado salvaje del rock, Vince Neil, cantante de la banda de glam metal Motley Crue, cumplió condena de cárcel en 1986 por conducir borracho y ser responsable de un accidente automovilístico en California donde murió Nicholas Razzle Dingley, batería de Hanoi Rocks. En 2010 fue detenido de nuevo en Las Vegas por sospechas de estar ebrio al volante. Días antes había lanzado su último álbum, Tattoos and Tequila. Otro artista del lado oscuro es el británico Pete Doherty, a quien a las detenciones por posesión de drogas se le añade un arresto en 2009 acusado de conducir bebido, poco después de un concierto en Gloucester. Según el informe policial, el cantante de Babyshambles, fue retenido después de que un coche patrulla diera el alto a un vehículo que "circulaba de manera errática".

noticias de deia