Normativa

Transformar un local en vivienda, una práctica en boga

El alto precio de las viviendas, sobre todo en ciudades, motivo del auge

29.04.2021 | 13:47
Transformar una lonja en vivienda

El alto precio de las viviendas en las grandes ciudades está provocando un nuevo fenómeno que tiene que ver con la transformación de locales en viviendas.

Para que dicha transformación se pueda llevar a cabo se deben dar una serie de condiciones. Según el nuevo PGOU 2020, para convertir un local en vivienda en Bilbao, está debe estar en la planta baja del edificio, así en aquellos casos situados por debajo de la misma, es decir, en edificios que, por razones topográficas, presenten fachadas descolgadas hacia espacios libres de edificación, públicos o privados. En otras palabras, cuando la planta está por debajo del portal pero da a una calle donde ese local esta 2,5 metros por encima de la acera.

Pero no son las únicas específicaciones que se deben cumplir a la hora de transformar un local en vivienda. En el caso de que el local de a un patio privado o libre de edificaciones, las ventanas también están expuestas a limitaciones, y deben tener una vista recta no inferior a 12 metros, hacia un espacio libre de edificación con superficie mínima de 210 m2.

En cuanto el acceso a los locales, ha de realizarse con carácter general desde elementos comunes de la edificación y, excepcionalmente por razones debidamente justificadas, desde espacios de uso público.

La normativa obliga también a que las plantas superiores al local sean viviendas, y en el caso de que encima del local hay oficinas y luego viviendas, no se permitiría la conversión del local a vivienda.

Dicha transformación está exenta de contar con el consentimiento de la comunidad de propietarios siempre y cuando se cumpla uno de los tres supuestos: no conste una limitación o prohibición expresa de la alteración del uso en el título constitutivo; no se alteren elementos comunes y no se modifiquen las cuotas de participación. No obstante, no está de más que el Administrador de la Finca compruebe también si en los Estatutos de la Comunidad de Propietarios se permite hacer viviendas en los locales. En el caso de que esta autorización no venga expresamente indicada, no será necesaria la autorización de la comunidad para transformar el local en vivienda.

Modificaciones en la fachada


Si el cambio afectara a la estructura del inmueble como, por ejemplo, modificar la fachada, y provocara una modificación en el reparto de elementos comunes y, por lo tanto, en las cuotas de participación de las viviendas en los gastos de dichas zonas, se deberá contar con el permiso de todos los propietarios de la finca para poder hacer esta conversión, inclusive cuando no exista prohibición expresa. Tal y como establece el art. 10.3 b de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), este cambio sólo tendría el beneplácito de la comunidad siempre y cuando obtenga autorización de tres quintas partes de la Comunidad de Propietarios.

noticias de deia