Deia

La ABAO ofrecerá nueve funciones de una versión reducida de 'Il turco in Italia'

La asociación cambia de planes para adaptarse a la limitación de 400 localidades

20.10.2020 | 07:51
La ABAO ofrecerá nueve funciones de una versión reducida de 'Il turco in Italia'.

La reducción de aforo a 400 personas para los espectáculos que se celebran en interiores vuelve a poner en un brete a la Asociación Bilbaina de Amigos de la Ópera (ABAO), que esta semana tenía programado el estreno de su temporada con Il turco in Italia, de Rossini. Tras una junta extraordinaria, en la que incluso se barajó la posibilidad de cancelar la representación, la asociación optó finalmente por la opción menos lesiva: ofrecer nueve funciones de una versión reducida de la obra, que tendrá una duración aproximada de hora y media. Con esta fórmula, conseguirán llegar a los 3.600 espectadores que estaban previstos según los planes iniciales.

De esa forma, según ha podido saber DEIA, el estreno de la ópera será el día 21 con una representación tal y como estaba prevista. Se mantienen las jornadas en las que en un principio iba a representarse la obra, una de las óperas más valoradas del compositor italiano que será interpretada por primera vez en Bilbao. Sin embargo, habrá jornadas en las que se doblará el número de funciones para que todos los espectadores tengan su localidad asegurada. Así, el sábado 25, el lunes 26 y el viernes 30 habrá dos funciones; mientras que el miércoles 28 y el lunes 2 de noviembre habrá una única función.

Responsables de la ópera durante la presentación. Foto de José Mari Martínez

El nuevo paquete de medidas contra el coronavirus anunciado el sábado por Gotzone Sagardui, consejera de Salud, ha sido un varapalo más para el sector que ya hacía malabarismos para programar las funciones previstas tratando de eludir los números rojos. La ABAO, que habitualmente ofrece cuatro funciones, las había ampliado a seis con el objeto de cumplir con el protocolo de restricciones y distancias de seguridad que hasta ahora estaba limitado a 600 localidades para este tipo de espectáculos. Además de convertir el ensayo general que se lleva a cabo días antes de su estreno en la primera función de la serie, añadieron una más como colofón.

No obstante, las nuevas restricciones que aún no han entrado en vigor –se espera que sean publicadas en el BOPV el viernes tras la ratificación del TSJPV– obligaron a cambiar in extremis los planes de la asociación, que cuenta con unos 3.800 abonados, con el objetivo de cuadrar números. Al menos en lo que a localidades se refiere. Con la solución propuesta, 3.600 espectadores podrán disfrutar de la ópera. El mismo número de espectadores que habría tenido según el plan inicial. De esa forma, solo tendría que devolver el importe de la representación a 200 socios que se quedarían sin butaca para ver Il turco in Italia.

La gran mayoría de las localidades del Auditorio del Palacio Euskalduna, con aforo para 2.200 personas, se quedarán sin ocupar ya que la temporada operística de este año arranca sin venta de entradas al público general y con localidades reservadas solo para abonados. Ello supondrá un déficit añadido para la ABAO, que ya partía de una situación complicada debido al elevado coste de las producciones que exigen niveles de ocupación altos en sus representaciones. La entidad lírica barajaba en sus pronósticos la contingencia de que la situación sanitaria provocara la reducción del número de localidades para sus funciones. No obstante, es difícil realizar previsiones para una temporada que se alargará hasta mayo. Todo hace pensar que la situación seguirá siendo similar en noviembre, cuando la asociación tiene programado Alzira, una de las óperas menos conocidas de Verdi. Samson et Dalila, de Saint-Saëns, llegará en enero, tras dos décadas sin recalar en Bilbao, mientras que en febrero será el turno de L'elisir d'amore, ópera de Donizetti. Cerrará la temporada en mayo Tosca, una de las óperas de Puccini más populares con la soprano Ainhoa Arteta.

Por el momento, con la propuesta de ofrecer una versión reducida de Il turco in Italia, la ABAO garantiza la representación que cuenta con Christophe Rousset como responsable musical y Emilio Sagi, como director de escena. Para dar vida a los protagonistas de la ópera, la ABAO reúne a un elenco de artistas encabezados por el baritono italiano Paolo Bordogna, quien se pone en la piel de Selim. A su lado, la soprano navarra Sabina Puértolas interpreta a la Fiorilla de Sagi y completan el cartel de este título el baritono Renato Girolami, como don Geronio; el tenor David Alegret, como don Narciso; Pietro Spagnoli como Prosdocimo; la mezzosoprano Marina Viotti, como Zaida, y el tenor Moisés Marín, como Albazar.