Mesa de Redacción

El gol es femenino

09.02.2020 | 21:01
Columnista Igor Santamaria

LO único más plomizo que una etapa ciclista es ver un partido de fútbol femenino. Es una mentira. No tienen fuerza. ¿Qué porcentaje de jugadoras llegan a portería desde el saque de esquina?". Semejante aberración dialéctica, luego matizada, surgió de la boca de quien fuera prócer del periodismo deportivo, José María García, a cuenta de la huelga de las futbolistas de la Liga Iberdrola, que reclaman a los clubes mejoras salariales de justicia. La apreciación no es casual. En España, el deporte femenino, como el minoritario, está condenado al ostracismo y de él solo se acuerdan cuando cada cuatro años toca maquillar el palmarés olímpico. 13 de las 19 medallas en Londres 2012 se las colgaron mujeres y 9 de las 17 en Río 2006. Seguramente, Carolina Marín no tiene el golpe de derecha de Rafa Nadal, ni Marta Xargay hace los mates de Marc Gasol, ni Marta Mangué suelta el brazo como Álex Dujshebaev. Ni falta que les hace. Tampoco hay un tío que nade como Mireia Belmonte, haga arte en el agua como Ona Carbonell, ni que en sus respectivas disciplinas alcancen a las Ruth Beitia, Lydia Valentín, Maider Unda o Sandra Aguilar, por citar unas pocas. El día en que Jennifer Hermoso se marque un Iniesta de mi vida emergerán los García de turno para enchufarle el micrófono y pasear la gloria patria sin importarles si el gol lo marca de rebote o de córner. El paro de las futbolistas es un nuevo paso histórico y necesario de las mujeres por conquistar derechos.

isantamaria@deia.eus

Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia