El quinto árbitro

Sin ningún problema

09.02.2020 | 21:01
Columnista Urizar Azpitarte

ARBITRAJE muy plácido en San Mamés para Martínez Munuera, que no tuvo ningún tipo de problema. No hubo lugar a la polémica porque no existieron jugadas para ello. En ese aspecto, fue sencillo para el colegiado, que resolvió la tarea sin aspavientos y llevando el partido con personalidad y serenidad. Sin duda, ayudó la comodidad del marcador para el Athletic, que en apenas 17 minutos ya vencía por 2-0. Esa circunstancia tuvo un claro efecto para facilitar la labor de Martínez Munuera, muy correcto. Desde ese punto de vista tuvo suerte. Así resulta más sencillo arbitrar. Además, los equipos no le complicaron la noche en absoluto. El colegiado no mostró ninguna tarjeta amarilla, aunque hubo varios jugadores que se la merecieron, pero el desarrollo del partido no era propicio porque era un duelo muy tranquilo. Evitó cualquier problema. En definitiva, un buen arbitraje.