Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento

Saberes compartidos frente a retos globales

LA FUNDACIÓN BBVA GALARDONÓ EL PASADO 21 DE SEPTIEMBRE A 35 LÍDERES MUNDIALES EN INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA, HUMANIDADES, ECONOMÍA Y CREACIÓN ARTÍSTICA CORRESPONDIENTES A LAS EDICIONES XII Y XIII DE LOS PREMIOS FUNDACIÓN BBVA FRONTERAS DEL CONOCIMIENTO, EN UNA EMOTIVA CEREMONIA CELEBRADA EN EL PALACIO EUSKALDUNA DE BILBAO
NEKANE LAUZIRIKA | FOTOS: O. MARTÍNEZ

El pasado 21 de septiembre en Bilbao, y de la mano de Fundación BBVA, se concitó una pléyade de destacados científicos, de expertos en humanidades y ciencias sociales, de economía y de la música, todos del máximo nivel a escala mundial, para recibir sus Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en el Palacio Euskalduna. Las diez primeras ediciones de la gala de entrega fueron en Madrid, pero desde el año 2018 la sede permanente de la ceremonia de los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento es la capital vizcaína. Así fue en la XI edición y ahora en las XII y XIII ediciones, que debido a la pandemia del Covid-19 en este curso presentaron a sus galardonados de manera conjunta.

Fueron 35 los galardonados en las ocho categorías de ambas ediciones de los premios, de los que 24 pudieron asistir presencialmente al acto, procedentes de los centros de investigación más importantes de EE.UU. y Europa. Una ceremonia donde, mucho más allá de la seriedad de un acto tan formal, la emotividad se puso de manifiesto al recibir los galardones, sin faltar los sinceros agradecimientos a la Fundación, a la ciudad que los acoge y una mención muy entrañable de todos ellos a sus familiares, amigos y colaboradores.

Repercusiones en la vida

La Fundación BBVA creó los Premios Fronteras del Conocimiento en 2008 con una dotación económica de 400.000 euros para cada una de sus ocho categorías, con el objetivo de impulsar las aportaciones más singulares de la ciencia, las humanidades, el arte y la economía, y que de este modo pudieran contribuir a mejorar la vida de las personas, ahora y en el futuro.

Con este espíritu de proyección social se han otorgado los galardones en todas sus ediciones. Y por esto mismo, las menciones se conceden en áreas que son en estos momentos preocupantes: desafíos globales como el cambio climático, la biodiversidad, el avance tecnológico, el cáncer, el Alzheimer, el desarrollo sostenible o la posibilidad de recesiones económicas, entre otros.

Los galardonados, recibiendo Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento durante la gala en el Euskalduna de Bilbao. FOTOS: O. MARTÍNEZ

“En el origen de los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento está la convicción de que el conocimiento es la mejor herramienta para entender el mundo, a nosotros mismos, afrontar los grandes desafíos de nuestro tiempo y crear oportunidades para todos”, señaló el presidente de la Fundación BBVA, Carlos Torres Vila, en la ceremonia de entrega de los premios. “Mas allá de la pandemia”, recalcó Vila, “vivimos en una era de cambios profundos, empujados por una de las mayores disrupciones tecnológicas de la historia y también por el reto enorme de la sostenibilidad”.

Ante estos grandes desafíos que se nos presentan, la idea motriz de estos premios es la de ampliar los conocimientos sin fronteras para afrontar los desafíos abriendo ventanas a la esperanza en el futuro.

El mapa del conocimiento

Sus ocho categorías son reflejo del mapa del conocimiento en la segunda mitad del siglo XX y en la actualidad, atribuyendo un peso diferencial a áreas de especial desarrollo y significado en las últimas décadas, como son el medio ambiente, las tecnologías de la información y la comunicación y la biomedicina, junto a otras más clásicas del saber tales como las ciencias básicas, la economía, las ciencias sociales, las humanidades y, en el ámbito de la creación artística, la música y la ópera contemporánea.

Una característica a reseñar de estos premios es la rápida traslación que se puede hacer de sus conocimientos a la realidad cotidiana de los ciudadanos. La reprogramación celular derivada de los estudios de Yamanaka o los fármacos de inmunoterapia oncológica derivados de las investigaciones de James Allison son un buen ejemplo. Como lo son las propuestas de estas dos ediciones. Por ejemplo, las proteínas mThor para controlar el crecimiento celular y el cáncer, o los trabajos para fabricar ordenadores cuánticos y garantizar la seguridad de las comunicaciones digitales, o las propuestas para conservar las praderas y corales marinos junto con toda su biodiversidad, la utilización de los receptores de presión descubiertos para mitigar el dolor crónico, así como la clasificación de las plantas según su función en cada ecosistema.

Autoridades y galardonados, recibiendo el saludo del aurresku de honor en el vestíbulo del Euskalduna. FOTOS: O. MARTÍNEZ

O los nuevos nanometales coloreados que permitirán obtener mejor energía renovable; o las nuevas orientaciones económicas que ayudarán a que no se repitan crisis económicas como la de 2008; o la sonoridad de novedosos conceptos de música; o junto a los medidas tecnológicas y económicas, analizar las propuestas de adaptación social a los efectos del cambio climático; además de los análisis de la importancia imbricada de la ciencia en la historia, como bien podemos comprobar en el desafío científico, tecnológico, económico, cultural y social que nos ha presentado la pandemia del Covid-19.

Jurado internacional

Los jurados internacionales de los Premios Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento están integrados por reconocidos expertos en sus respectivos campos y actúan con completa independencia, aplicando criterios de calidad y la métrica de excelencia propios de cada área. Las nominaciones proceden de numerosas instituciones académicas, de investigación y artística, entre ellas las más destacadas a escala global. El indicador del acierto de sus decisiones hasta ahora viene de la mano del reconocimiento posterior que reciben los Fronteras galardonados, por ejemplo obteniendo el Premio Nobel, hasta ahora conseguido por quince de los premios Fronteras.

En la evaluación de las nominaciones en sus ocho categorías, la Fundación BBVA cuenta con la colaboración de la principal organización pública española de investigación, el CSIC. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas designa Comités Técnicos de Apoyo, integrados por destacados especialistas del correspondiente ámbito disciplinar, que llevan a cabo la primera valoración de las candidaturas, elevando al jurado una propuesta razonada de finalista. El CSIC designa, además, la presidencia de cada uno de los jurados y colabora con la Fundación en la designación de los demás integrantes de los mismos, contribuyendo a garantizar la objetividad y el mérito.

Todos los galardonados, durante el acto de entrega.FOTOS: O. MARTÍNEZ

Por encima del innegable mérito profesional investigador propio de cada galardonado, resaltan tres rasgos evidentes en todos los premios: mejoran la vida de las personas, aportan inmejorables herramientas científicas, sociales y culturales para enfrentar con esperanza el futuro, y la coordinada compensación entre las categorías de los premios, que si bien vistos por separado son de máxima importancia, analizados en su conjunto conforman un puzzle caleidoscópico de lo más encomiable que la especie humana puede hacer y proponer hacer a los demás.

EN LA XII EDICIÓN

En la XII edición, los galardonados fueron, en Ciencias Básicas, Charles Bennett, Gilles Brassard y Peter Shor por su papel fundamental en el desarrollo de la computación y la criptografía cuánticas.

En la categoría de Biología y Biomedicina, Michael Hall y David Sabatini fueron premiados por descubrir el mecanismo que regula el crecimiento celular y abre nuevas vías terapéuticas contra el cáncer, la diabetes y el envejecimiento.

En Tecnologías de la Información y la Comunicación el galardón se otorgó a Isabelle Guyon, Bernhard Schölkopf y Vladimir Vapnik por impulsar la inteligencia artificial al enseñar a las máquinas la habilidad humana de clasificar datos.

La categoría de Ecología y Biología de la Conservación reconoció a Carlos Duarte, Terence Hughes y Daniel Pauly por sus contribuciones fundamentales al conocimiento de los ecosistemas marinos y los retos de su conservación.

El premio en la categoría de Cambio Climático se concedió a Kerry Emanuel por detectar y predecir el aumento en la intensidad de los huracanes provocado por el cambio climático.

En Economía, Finanzas y Gestión de Empresas el galardón fue para Philippe Aghion y Peter Howitt por desarrollar una teoría del crecimiento económico basada en la innovación que resulta del proceso de destrucción creativa.

En Humanidades y Ciencias Sociales –una categoría que alterna cada año entre ambos dominios disciplinares, y en esta edición correspondía a Ciencias Sociales– se reconoció a las psicólogas Susan Fiske y Shelley Taylor, las pioneras de la cognición social que desvelaron el papel de los sesgos cognitivos en las relaciones sociales.

En Música y Ópera, el galardón fue para Arvo Pärt, creador del tintinnabuli, una nueva gramática sonora que prescinde de lo accesorio y, apoyada en el elemento vocal, ha alcanzado a los públicos más amplios.

Fotos de los premiados en los paseos de la Villa.FOTOS: O. MARTÍNEZ

EN LA XIII EDICIÓN

En la XIII edición, los galardonados han sido, en Ciencias Básicas, Paul Alivisatos y Michael Grätzel por el desarrollo de nuevos nanomateriales con aplicaciones en la energía solar y la electrónica de vanguardia.

En la categoría de Biología y Biomedicina, se ha concedido el galardón a David Julius y Ardem Patapoutian por identificar los sensores que nos permiten sentir el dolor, la temperatura y la presión.

En Tecnologías de la Información y la Comunicación el galardón se ha otorgado a John Hennessy y David Patterson por transformar en ciencia la arquitectura de ordenadores y diseñar los procesadores de los dispositivos actuales.

La categoría de Ecología y Biología de la Conservación ha reconocido a Sandra Díaz, Sandra Lavorel y Mark Westoby por catalogar los rasgos de las plantas y sus funciones en los ecosistemas de todo el planeta.

El premio en la categoría de Cambio Climático se ha concedido a Neil Adger, Ian Burton y Karen O’Brien por incorporar la dimensión social a la ciencia del cambio climático con el estudio de las adaptaciones a los impactos inevitables.

En Economía, Finanzas y Gestión de Empresas el galardón ha sido a Ben Bernanke, Mark Gertler, Noburo Kiyotaki y John Moore por establecer la interrelación entre sector financiero y economía real y su efecto amplificador en las crisis.

En Humanidades y Ciencias Sociales –una categoría que alterna cada año entre ambos dominios disciplinares, y en esta edición ha correspondido a Humanidades–, se ha otorgado a Gerald Holton por revelar la dimensión cultural de la ciencia y la función emancipadora de la racionalidad científica.

En Música y Ópera, el galardón ha sido para Péter Eötvös "por ser una de las voces musicales más importantes de nuestro tiempo", según el jurado, que "sobresale" en las tres facetas de la música que ha abordado: compositor, director y pedagogo.