Un profundo y moderno cajón de sastre

Jon Mujika |

Hay una gran historia olvidada en el mundo del comercio: la de Montgomery Ward. No hay memoria de su pionera trayectoria en la que se explica gran parte de la evolución futura del comercio electrónico. Antes de la irrupción de tierra fértil del comercio electrónico, hubo muchos amazones, cada cual en su contexto histórico. El impacto de Montgomery Ward es, como les dije, fue comparable en su tiempo al de Amazon de hoy. Los Wards estadounidenses, les llamaron. fueron los primeros en la historia en poner al consumidor en el centro: los primeros en devolver el dinero si el cliente no estaba satisfecho con lo que había comprado.

Ya en las últimas décadas del siglo XIX empresas comerciales como el propio Montgomery Ward y luego Sears iniciaron la venta por catálogo en Estados Unidos. Este sistema de venta, revolucionario para la época, consistía en un catálogo con fotos ilustrativas de los productos a vender. Este permitió a las empresas captar nuevos segmentos de mercado desatendidos. Los potenciales compradores podían escoger los productos en la tranquilidad de sus hogares, sin la asistencia o la presión, según fuese el caso, de un vendedor. La venta por catálogo tomó mayor impulso con la aparición de las tarjetas de crédito; determinaba un tipo de relación de mayor anonimato entre el cliente y el vendedor. Eran las fuentes originales, sin entonces saberlo, del ecommerce, práctica que hoy marca el gran ritmo del comercio de vanguardia, tan alejado de las navegaciones fenicias o de la legendaria ruta de la seda que inmortalizó Marco Polo en la descripción de sus viajes.

El e-commerce. Es una visión a lo grande, el mayúsculo escaparate que se despliega ante los ojos de una población usuaria en ritmo creciente. El salto que engrandece las diversas plataformas emergentes con aire universal es, curiosamente, un rasgo de cercanía: en lugar de hablarle a la potencial clientela habla con ella: le pregunta qué quiere en vez de decirle qué tiene, Y así con el cuándo, el dónde o el para qué. Está abierto 24 horas y siempre al servicio de la persona usuaria.

El oxígeno adecuado para respirar

En esa atmósfera, en este oxígeno adecuado para la respiración de hoy por hoy, nace la plataforma Eup!, un espacio tecnológico vanguardista que hace diana, además, en el corazón de los hombres y mujeres que reniegan de la desaparición del comercio de barrio, de las tiendas de toda la vida. Es un profundo y moderno cajón desastre. Hombres y que bien saben que jamás hubo pueblo arruinase por el comercio. Ofrece con garantía, comodidad y rapidez cualquier producto que se necesite sin desquiciarse la búsqueda.

¿Cómo nació esta aventura? Puede definirse como el portal de compras de Bizkaia, una plaza de abastos, un gran bazar, un vanguardista centro comercial. Hacía falta brazo para ese impulso así que www.eup.eus, con los 210 primeros comercios del territorio adheridos a la plataforma fue propulsada por la Diputación Foral de Bizkaia y la BBK . Ya de salida hubo comercios de todos los sectores, incluido la artesanía, y todos ellos han recibido asesoramiento y formación antes de abrirse al público la plataforma online. La web, con versiones en euskera y castellano, ofrecía ya, desde sus primeros instantes, cerca de 3.500 productos.

¿Qué ofrece esta suerte de cajón de sastre digital? Un escaparate virtual que propiciará puntos de encuentro entre la persona usuaria y la tienda física (punto de recogida de producto, solicitud de más información, contactar por whatsapp…). Favorece la estrategia omnicanal, para estar donde el cliente quiere este el comercio. A ello hay que añadir una formación digital continua (presencial y online) durante todo el proceso de integración que puede oscilar entre 2 y 6 semanas, en función del grado de digitalización del comercio. Además hay una formación genérica sobre la digitalización: qué objetivos conseguir en la plataforma (branding, ventas, tráfico, etc.), qué redes sociales son las más adecuadas para su negocio; formación sobre el área privada de gestión de la plataforma (cómo gestionar las fichas de producto, cómo generar contenido atractivo para generar tráfico a su tienda y en las fichas de producto); formación sobre fotografía y edición de productos para la creación de la ficha de producto, acceso a informes y métricas para mejora continua del comercio o acceso al servicio logístico de Correos para todo el territorio peninsular.

Hay muchas otras oportunidades que ofrecen al librecomercio embarcado en la aventura. Se ofrece al comercio que lo precise la etiqueta para adjuntar al paquete preparado y, en un futuro próximo, a envíos a través de servicio local de última milla con embalaje sostenible. Por supuesto se habilitará un acceso a la plataforma de pago seguro de Kutxabank con fórmulas de pago financiadas que incentiven la compra (además de otros clásicos como bizum o tarjeta de crédito); un tablón de anuncios para el asesor Eup! durante toda su vinculación con la plataforma para resolver dudas y consultas sobre las campañas, acciones en el portal o nuevos productos y acceso al servicio de atención al cliente para la resolución de incidencias de los pedidos con clientes, consultas, etc. ¡Que no quede un cabo sin atar!

La cálida proximidad, la calidad trato cercano

¿Qué aporta de más Eup! a otras plataformas de dimensiones colosales?, se preguntarán los incrédulos. ¿Cuál es valor añadido que le lleva uno a ese ¡clik! de cercanías?La cálida proximidad, la calidad del trato cercano comercio local de Bizkaia. Profesionales que viven y trabajan en nuestros pueblos, que construyen siempre acogedora plaza del mercado y llenan de actividad y de nuestras calles. Comprando Eup! uno tiene al alcance de sus manos los mismos servicios y comodidad que en el resto de plataformas, es cierto. La diferencia radica en que uno ayuda a la gente de aquí, al comerciante de toda la vida que le acompañó cada día. Las tiendas de siempre, vamos.

Eup!, puede decirse así tras la descripción, es el marketplace del comercio de proximidad, los mismos de siempreque dan vida y color a las calles, ofreciendo un servicio personalizado y cercano. Comprar en el comercio local es apostar por un modelo de consumo más sostenible (una logísticaimplica menor huella ecológica) responsable, habida cuenta que se dinamiza economía y el mercado laboral de entorno.

No se trata de un intercambio, el de entrar en la tienda online en lugar de hacerlo de manera física, sino de alternar ambas fórmulas y multiplicar las oportunidades de compra. Tampoco se trata de un círculo cerrado. No en vano, Eup! tiene vida propia y tiene la vocación de ir reformándose día a día. Se trata de una oferta comercial diferente, que aumenta día a día incorporando nuevos establecimientos, ciudades y pueblos a su ajuar.