La afición del Athletic: incondicional ahora y siempre

-