ÚLTIMA HORA
673 contagios en Euskadi, 358 en Bizkaia

Trabajadores de ABB contra los despidos

Una manifestación de protesta partió ayer de la empresa en Galindo hasta el Consistorio de Trapagaran

14.07.2020 | 00:11
Acceso a la planta de ABB en Trapagaran. Foto: Jose Sampedro

Trapagaran– Una treintena de trabajadores de la planta de ABB Ring Motors en Trapagaran protagonizó ayer una movilización contra lo que consideran una política de "amedrentamiento a través de despidos selectivos" contra los trabajadores implicados en la defensa del actual marco de relaciones laborales frente a las pretensiones de la empresa "que busca laminar todo lo que se ha conseguido en Euskadi intentando aplicar un marco de relación estatal", señalaron representantes de los trabajadores. La manifestación partió a las 09.30 horas de la factoría del barrio de Galindo y finalizó frente al edificio consistorial de Trapagaran.

Allí, varios representantes sindicales fueron recibidos en el salón de plenos por el alcalde, Xabier Cuéllar, y por miembros del PSE-EE y EH Bildu. "Nos han trasladado su solidaridad con nuestra reivindicación y se han ofrecido para ayudarnos en la defensa de nuestras actuales condiciones laborales y contra los despidos", apuntaron desde los sindicatos convocantes.

Despidos Los manifestantes denunciaron los despidos selectivos llevados a cabo en los últimos meses. "Esta vez el trabajador afectado por tan drástica medida ha sido un trabajador con 21 años de antigüedad. La empresa se ha saltado el convenio en su régimen disciplinario y ha construido una serie de argumentos con el fin de despedir a un trabajador que es incómodo para la empresa por pedir que se respeten los derechos laborales y exigir los materiales suficientes para poder realizar el teletrabajo en condiciones dignas", destacaron los trabajadores que confían en que la empresa reconsidere su postura. "ABB lleva tiempo dando una imagen irreal con campañas publicitarias en favor de la igualdad y el nuevo modelo de relaciones laborales, mientras de puertas adentro aplica una política de relaciones laborales dictatorial, negando derechos", denunciaron.