Ilusión ante la crisis

La Pérdida del patrocinador principal del jai Alai World Tour baja un 35% el presupuesto de un circuito que se ve obligado a reducir su calendario

09.02.2020 | 04:16
Mikel Egiguren, en una postura acrobática en un partido del Jai Alai World Tour del curso pasado.

Bilbao - El Jai Alai World Tour es el cimiento de la cesta punta profesional en Euskadi. Desde su creación, hace cinco temporadas, la valoración del circuito ha ido ganando adeptos a medida de que se daba por hecha su instalación en los frontones de Hegoalde. En 2018, incluso, llegó a aterrizar en Hossegor con un campeonato de campanillas. Jai Alive y Gernika Jai Alai se han hecho con la licitación de la temporada estival vasca en las cinco ediciones y ya cursaron la petición para el presente curso, que se cerró la semana pasada, a pesar de tener ciertas "dudas". "Hemos presentando una buena oferta y consideramos que tenemos serias opciones de seguir organizando el campeonato", deslizan. Con todo, según las operadoras, a día de hoy, la pérdida de uno de los patrocinadores principales del Jai Alai World Tour supone un descenso drástico en el presupuesto del circuito. "Ronda alrededor del 35%. Se pasará de los 95.000 euros a los 65.000", confiesan desde las marcas puntistas vascas.

La severa bajada del montante económico supondría una reducción también del Jai Alai World Tour. De este modo, Gernika Jai Alai y Jai Alive tienen previsto seguir dando lustre a los Grand Slams de Gernika y Hondarribia, que cuentan con un soporte importante de público, la organización de dos Master Series -al tratarse de pruebas con dos semifinales y final, las empresas pretenden alargarlas con previas- y un Individual, que podría repetir el esquema del pasado curso, inmerso en las fechas navideñas.

"Las cosas que funcionan no las queremos tocar e intentaremos mejorarlas con promoción y trabajo", define Mikel Egiguren, cabeza visible de Jai Alive, quien remarca que "estamos negociando para establecer otros torneos en plazas importantes para la cesta punta". En cuanto a los pelotaris, las dos marcas quieren contar con todas las "estrellas", existiendo un compromiso inicial con puntistas importantes. "Con el presupuesto con el que nos encontramos, tendremos que negociar con ellos. Será complicado al disponer de un 35% menos", dice Egiguren. Gaizka Muniategi, responsable de Gernika Jai Alai, también considera que hay una serie de puntistas que se encuentran "involucrados" con el proyecto presentado para el verano vasco.

Eso sí, el dirigente de la firma vizcaina echa mano de la "ilusión" para explicar la nueva situación que se podría dar en el Jai Alai World Tour. "El público puede estar tranquilo, porque habrá cesta punta", dice el responsable. Entre las iniciativas que barajan está remendar el calendario puntista con fechas y torneos que no estén integrados dentro del circuito oficial. Es decir, seguirían programando en frontones importantes de Euskadi y Francia. "Queremos seguir adelante, porque creemos en la cesta punta y en este modelo", desbroza Muniategi. A la espera de que se decida de forma definitiva si la UTE formada por las dos empresas puntistas toma el mando del Jai Alai World Tour, las dos firmas continúan trabajando para encontrar nuevos horizontes por explorar. "Al final, nos estamos jugando la supervivencia de la cesta. Aunque los números no nos salían, las empresas hemos creído en el proyecto y tiraremos hacia delante en una situación crítica, muy dura", remachan. Ilusión contra la crisis.

La situación