Ansu Fati no volverá a jugar hasta marzo

El cirujano optó por suturar el menisco roto, en vez de su extracción, alternativa que habría recortado bastante el regreso del joven talento

10.11.2020 | 00:44
Ansu Fati celebrando un gol con el Barcelona la pasada temporada.

"He optado por sustituirle en el descanso por precaución", señaló Ronal Koeman al término del Barcelona-Betis, disputado en el Camp Nou el pasado sábado y resuelto con una clara victoria del equipo azulgrana (5-2). Hacia el minuto 33, Fati fue derribado por el central argelino Mandi con una dura entrada por detrás dentro del área. El penalti lo lanzó y erró Griezmann, que se responsabilizó de la pena máxima ante la ausencia de Lionel Messi. El argentino salió tras el descanto sustituyendo precisamente a Ansu Fati, que hasta entonces siguió jugando sin percatarse de que estaba lesionado. El lunes fue operado de la rotura del menisco interno de la rodilla izquierda y estará cuatro meses de baja, informaron los servicios médicos del club catalán.

Autor de cinco goles y cuatro asistencias en lo que va de temporada, el joven delantero nacido en Guinea Bisau y que se instaló junto a su familia en Sevilla a los seis años ha batido todos los registros de precocidad. El futbolista más joven en marcar con la camiseta del Barça, también con la selección española e igualmente en la Liga de Campeones. Un portento con 18 años recién cumplidos.

Fati fue operado con éxito por el doctor Ramón Cugat. El reputado traumatólogo, especialista en este tipo de lesiones, finalmente optó suturar y no extraer el menisco, alternativa que habría permitido el regreso a los terrenos de juego del futbolista en un mes pero con la incertidumbre de que dentro de unos años pudiera tener problemas de desgaste en la rodilla por la ausencia del cartílago. Con la cirugía tardará más tiempo en volver, hacia marzo, y el Barça se quedará hasta entonces sin un chico tan fascinante como resolutivo, aunque consciente de que su recuperación será plena y en los plazos previstos.

Tras la intervención, Anssumane Fati Vieira estará un par de meses inactivo hasta que la sutura cierre bien. Después deberá ejercitarse para recuperar toda la movilidad de la articulación en la rodilla operada. Más tarde comenzará a correr y entonces se incrementará la carga física, en la piscina, el campo de arena y finalmente con el contacto del balón.

Ausente en 30 partidos
 

Durante la convalecencia, Ansu Fati se perderá sobre los 30 partidos, entre la Liga, Champions, Copa (si el Barça pasa las primeras rondas) y la Supercopa de España que en enero se jugará en Arabia Saudí, con el Athletic y la Real entre los contendientes.

Tampoco podrá jugar la ida de octavos final de la Champions, aunque sí estaría en condiciones de afrontar el partido de vuelta, si se cumplen los plazos previstos, a mediados de marzo. Para los cuartos de final de la Liga de Campeones y en una hipotética final de la Copa estaría en plenitud.

La hora de Dembélé
 

El Barça ya está echando de menos a un futbolista que le está dando muchas soluciones a Koeman, bien jugando de extremo o como delantero centro, la figura que tanto añora el técnico neerlandés. Sin embargo será una buena oportunidad para que futbolistas de gran talla como Griezmann o Dembélé, a quienes todavía se les espera en la entidad azulgrana, puedan reivindicarse y rendir a la altura de sus generosas fichas.

Tanto el Betis como Mandi, el jugador que le produjo la lesión, han deseado a Ansu Fati una "buena recuperación" de la operación en la rodilla izquierda y verlo "pronto de vuelta en el césped".

Por su parte el seleccionador español, Luis Enrique, llamó el domingo al madridista Marco Asensio para cubrir su baja.