Alerta mundial por el coronavirus

El contagio masivo en Segunda B y Tercera División

Portugalete y Sestao, empatados, reclaman para sí mismos el liderato definitivo y un probable salto de categoría. Leioa, Arenas, Barakaldo y Amorebieta rechazan los ascensos desde Tercera

25.04.2020 | 09:45
Imagen del derbi de esta temporada en La Florida entre el Portugalete y el Sestao River. Foto: Jose Sampedro

bilbao – El argumento bien podría asemejarse al del desternillante film El Hotel de los líos protagonizado por los hermanos Marx allá por el año 1938. Ocho décadas después, la pandemia del coronavirus ha puesto al planeta patas arriba, incluido el mundo del fútbol, aunque sin el impacto dramático que ha generado en el resto de las capas sociales, con decenas de miles de víctimas como el durísimo peaje que soportar. Lo cierto es que el caos no solo sacude al fútbol profesional, LaLiga Santander y La Liga SmartBank, sino que también lo hace con el de bronce, Segunda División B y Tercera División. La élite tiene asegurada su retorno a la competición más temprano o más tarde y aunque sea con partidos que se disputen a puerta cerrada, pero no sucede lo mismo en las categorías inferiores. Son 440 clubes, 80 de Segunda B y los 360 restantes de Tercera, los que están pendientes de un futuro a corto plazo al que le rodea la polémica y una colección de disensos de muy difícil corrección pese a las propuestas de la Federación Española de Fútbol (FEF) de solucionar las diferentes ligas con unos play-offs exprés que no han encontrado por parte de muchas entidades la respuesta favorable en la que confiaba el organismo presidido por Luis Rubiales, abocado a gestionar un marrón que puede acabar como el rosario de la Aurora y en un imprevisible trajín en los tribunales de la Justicia ordinaria.

La diferencia de criterios y de intereses emergen también entre los propios conjuntos vizcainos de estas dos categorías, hasta el punto de que se detecta una probabilidad que raya la esquizofrenia y que podría ocasionar un cisma casi vecinal ente el Portugalete y el Sestao River, ya que los dos clubes, "pese a las buenas relaciones que mantenemos" como se aprestan a subrayar sus respectivos dirigentes, se considerarían campeones del grupo IV de Tercera División en caso de que la FEF dé por finalizada la liga y no se dispute el play-off, el escenario más factible, porque "es imposible que se vuelva a jugar por una cuestión de salud, ya que los clubes de Tercera y de Segunda B no estamos en condiciones de garantizar los protocolos de seguridad que se requieren a la hora de volver a entrenar", dicen al unísono Eduardo Rivacoba, presidente del Portugalete, y Ángel Castro, su homónimo del Sestao River. Es el único punto en el que están de acuerdo. Discrepan, en cambio, en la interpretación del reglamento y cada uno defenderá sus intereses.

Portugalete y Sestao comparten el liderato con 56 puntos con las 28 jornadas recorridas. El primero tiene un average general de +26, el segundo, de +28. El Sestao reivindica el primer puesto por este matiz. "En Holanda el Ajax y el AZ Alkmaar están en nuestra misma situación. El AZ tiene mejor average particular, pero el Ajax manda en el general y se le va a dar el título –ayer la Federación holandesa suspendió oficialmente la liga sin campeón–", dice Castro. El Portugalete, por el contrario, se blinda en el hecho de que "prima el average particular porque la liga se da por finalizada y el reglamento lo dice muy claro", apunta Rivacoba. El equipo jarrillero venció en La Florida al River por 4-1 y el choque de Las Llanas se cerró con tablas (2-2). La reunión con la Federación Vasca de Fútbol, que ejerce de enlace con la FEF, no limó diferencias entre los 20 clubes del grupo IV. Sestao, Vitoria, tercer clasificado, y Basconia, cuarto, aceptarían la propuesta de Madrid de jugarse la plaza de ascenso en un play-off exprés en campo neutral, probablemente Lezama, si fuera posible antes del 30 de junio y en la que saldría el equipo ascensor. El Portugalete lo rechaza y reclama el ascenso directo para los líderes de los 18 grupos de la categoría a nivel estatal. Los otros 16 equipos dan por buena la actual clasificación sin descensos. "No es lógico que se premie a los que no han hecho los deberes y no se haga con quien se lo ha ganado en las 28 jornadas. Se da por acabada la liga y tiene que haber un campeón", recalca Rivacoba.

Portugalete y Sestao reivindicarían un ascenso a Segunda B con el que no están de acuerdo cuatro de los cinco clubes vizcainos que militan en esta categoría. Se puede entender como un gesto insolidario que rechaza Javier Landeta, presidente del Leioa y que ejercer como portavoz oficioso del cuarteto que completan el Barakaldo, Arenas y Amorebieta. Estos aceptan en parte la fórmula de Rubiales: un play-off de ascenso exprés en el que tomaría parte el Bilbao Athletic y no decretar descenso alguno, pero difieren en propiciar 18 ascensos desde Tercera, lo que obligaría a formar un quinto grupo en Segunda B. "Defendemos una categoría con 80 equipos, ya que ir a los 98 entendemos que quitaría valor a la Segunda B y la haría incluso inviable. Sería la tumba de muchos clubes, los recursos se reducen, los ingresos bajan con partidos a puerta cerrada€ Entendemos el legítimo derecho de Portugalete y Sestao, pero en una situación de excepcional hay que tomar medidas excepcionales. El Leioa, hace tres temporadas, era segundo en la jornada 28 tras ganar en Albacete al líder y al final quedamos fuera. Habría que dar por nula la temporada, pero entendemos que si se finaliza la Segunda hay que aportar las cuatro vacantes de los descendidos desde Segunda B", reflexiona Landeta.

futuras reclamaciones Los tres presidentes son conscientes de la "difícil papeleta que tiene Rubiales", según indica Castro, que intuye "un aluvión de reclamaciones judiciales desde los clubes que se sientan perjudicados por la decisión que se tome" a corto plazo. Landeta rechaza de antemano la propuesta lanzada por ciertos equipos poderosos de crear una Segunda B Pro, categoría puente entre Segunda A y la actual Segunda B, "porque está fuera de toda racionalidad y sin soporte reglamentario", mientras que Rivacoba se pregunta "¿por qué no nos va a interesar ascender y que se forme un quinto grupo en Segunda B?", opinión que compra el Sestao. El lío está montado, aunque los dirigentes de los clubes vizcainos sí vislumbran un futuro negro para el fútbol de bronce. "No se puede comenzar la próxima liga con los partidos a puerta cerrada. ¿De dónde vamos a sacar ingresos sin taquillas, patrocinadores, abonos€? Habría que arrancar cuando se pueda jugar con público, ya sea en octubre o en enero", proclama Castro. Un río de incertidumbres.

Diferentes supuestos

Si se juega. 'Play-off' exprés a eliminatorias a un solo partido desde Segunda División B a LaLiga SmartBank entre los cuatro primeros de cada uno de los cuatro grupos, y en el que entraría el Bilbao Athletic. No hay descensos.

De Tercera División a Segunda B, una 'final four' en una sede neutral entre Portugalete, Sestao River, Vitoria y Basconia. Ascendería el campeón. No hay descensos.

Si no se juega más. Ascienden a LaLiga SmartBank los actuales líderes de cada uno de los cuatro grupos: Atlético Baleares, UD Logroñés, Castellón y Cartagena.

Desde Tercera, ascenderían los líderes de cada uno de los 18 grupos, entre ellos el Portugalete o el Sestao River.

Nulidad de la temporada. La actual clasificación no tendría validez alguna, por lo que no se determinarían ni ascensos ni descensos.

noticias de deia