Segunda B: Barakaldo 1-1 Granada

A seguir sufriendo

El Barakaldo desaprovecha una gran ocasión para tomar algo de aire y empata ante un calahorra que terminó con diez jugadores

09.03.2020 | 01:37
El Barakaldo no tuvo la puntería afinada ante un Calahorra en inferioridad. Foto: Juan Lazkano

Barakaldo1

Calahorra1

BARAKALDO: Cacharrón, Agirrezabala, Iriondo, Gándara, Prendes, Barrera, Doncel, Seguín (Min. 80, Jairo), Cervero, Algarra (Min. 68, Sergio García) y Ángel Sánchez (Min 74, Álamo).

CALAHORRA: Roberto, Yasin, Barreda, Cristian, Echaide, José Ramón (Min. 76, El Haddadi), Kamal, Rodri (Min. 42, Márquez), Jorge Fernández (Min. 87, Adrien Goñi), Chacopino y Castro.

Goles: 0-1: Min. 19; José Ramón. 1-1: Min. 39; Diego Cervero, de penalti.

Árbitro: Pérez Hernández, madrileño. Expulsó (Min. 38) a Yasin por doble amonestación. Mostró cartulina amarilla a Doncel por el Barakaldo y a Echaide y Chacopino por el Calahorra.

Incidencias: Un millar de espectadores en Lasesarre.

Barakaldo – El Barakaldo perdió una buena ocasión para poner algo de tierra de por medio con la zona peligrosa y se condena a seguir, al menos una semana más, mirando el retrovisor y esperando algún fallo de los rivales que comparten apuros clasificatorios. El Calahorra, conjunto al que los fabriles habrían podido dejar atrás de haber tenido más hambre en los metros finales, obtuvo un punto que sabe a gloria después de jugar con uno menos durante casi una hora, desde la jugada del penalti que dio el empate a los locales y que acabó con la expulsión del lateral Yasin.

Con el exiguo punto obtenido, los de Hernán Pérez se quedan a uno solo de la plaza de play-out que ocupa ahora Unionistas merced a su victoria por 4-0 ante Osasuna B. Diferente potencial ofensivo exhibió un Barakaldo que, pese a dominar a lo largo de toda la segunda parte con un jugador más, apenas pudo comprometer la meta riojana. Una mayor mordiente habría situado a los gualdinegros al menos con un colchón de tres puntos sobre el play-out y adelantando al propio Calahorra antes de viajar al Reino de León este fin de semana. El Calahorra fue mejor durante la primera mitad, o al menos hasta la jugada en que se quedó en inferioridad. Ya a los tres minutos, en un centro desde la izquierda Rodri no estuvo acertado para rematar en buena posición, aunque en jugada invalidada. Al cuarto de hora, Urtzo Iriondo tuvo que sacar bajo palos un balón que se envenenó sin rematador, tras un centro desde la izquierda del ataque riojano. Poco después, Jorge Fernández remató de forma acrobática un centro desde la derecha, aunque el esférico salió muy desviado. En la jugada siguiente, sin cumplirse aún los veinte minutos, otro balón desde la derecha que tocó en Prendes lo enganchó José Ramón, cruzando una espectacular volea ante la que nada pudo hacer Cacharrón, y puso el 0-1 que ponía el partido muy cuesta arriba para el Barakaldo.

Los de Hernán Pérez lo intentaron a partir de entonces, sobre todo a base de jugadas a balón parado. Tras un centro de Seguín desde la izquierda, Diego Cervero remató a la mano de un defensor riojano pero el colegiado no estimó que hubiera penalti. En un lanzamiento de esquina botado desde la izquierda, Prendes obligó a Roberto a intervenir. Con la primera mitad enfilando ya el descanso, llegó otra acción con mano de Yasir dentro del área visitante. El colegiado madrileño esta vez sí señaló el punto fatídico además de expulsar al lateral, que había visto la amarilla pocos minutos antes. Diego Cervero, transformando a la derecha de Roberto, estableció la que sería igualada definitiva. Antes de pasar por los vestuarios, el árbitro anuló un gol de Gándara, que remachó en fuera de juego un rechace de Roberto a disparo de Algarra.

Sin efectividad En la segunda mitad el Barakaldo sometió a asedio al Calahorra aunque sin pólvora para derribar, nunca mejor dicho, la muralla de los calagurritanos. Solo en contadas ocasiones llegaron los locales con peligro, también debido al trabajo defensivo de los diez visitantes. Seguín no anduvo fino para culminar una buena jugada con Cervero y Algarra lo intentó desde lejos con un disparo que salió a la derecha de Roberto. Por último, el meta cortó un centro de Barrera justo antes del remate de Seguín y vio cómo un remate desde lejos de Sergio García, que tampoco aportó nada nuevo en los minutos finales, salía también lejos de su portería.

noticias de deia