División de honor

El padura se aprovecha del colista

Los de Santo Cristo golean a un Padura que llegaba al encuentro tras un cambio de entrenador

10.02.2020 | 06:17

Padura5

Sondika1

PADURA: Bobis, Dani, Arkaitz, Atiyo, Barbera, Azibar, Mosteiro (Min. 70, Jon Díaz), Iker Campo, Rey (Min. 65, Jon Vázquez), Sepi (Min. 63, Iker Jiménez) e Iker Gómez.

SONDIKA: Pablo, Otal, Joseba, Dueñas (Min. 55, Joel), Vizuete, Raúl (Min. 60, Eguzkitza), Ibarretxe (Min. 68, Cristhian), Beñat, Alex, Jagoba y Txus.

Goles: 1-0: Min. 16; Sepi. 2-0: Min. 26; Arkaitz. 3-0: Min. 55; Rey. 4-0: Min. 58; Sepi. 5-0: Min. 68; Iker Gómez. 5-1: Min. 88; Jagoba.

Árbitro: Eneko Escobal.

arrigorriaga - El Padura confirmó ante su público de Santo Cristo su buen estado de forma; y lo hizo en el duelo frente al Padura, equipo que ocupa la última posición de la clasificación de División de Honor y que, precisamente por eso, llegaba a este partido tras un reciente cambio de entrenador. Así, el colista llegaba a Arrigorriaga con aire fresco en su banquillo y con ganas de sumar tres puntos que le dieran esperanzas de permanencia. Por lo que el partido arrancó nivelado y con llegadas por parte de ambos. De hecho, fueron los foráneos quienes más asustaron en el inicio, con dos ocasiones a balón parado.

Pero al cuarto de hora, Sepi marcó para el Padura con un disparo que no pudo atajar el guardameta Pablo. Santo Cristo aplaudió la reacción de su equipo que, con la ventaja en el marcador, se asentó en su juego y se mostró mucho más cómodo con el balón. De esta forma, tras una combinación por la izquierda, Arkaitz se incorporó desde atrás y tiró a la red raso dentro del área. Era el minuto 26 y el colista ya perdía 2-0.

Trató de reaccionar el Sondika antes y después del descanso, pero en el 55 llegó el mazazo del 3-0. Rey voleó un centro medido al fondo de la red. Ese tanto sí que dejó tocados a los de Basozabal, que bajaron los brazos. Se rindieron. Y poco después Sepi recibió un pase profundo para conseguir el 4-0 tras regatear al portero.

Diez minutos más tarde, una buena jugada por el flanco zurdo provocó el 5-0. Mosteiro cedió a Iker Gómez y el delantero, tras regatear a su par, definió a la perfección ante Pablo. Cerca del final del choque llegó el tanto de la honra. En el 88, Jagoba controló con el pecho un pase y colocó la pelota en la escuadra de Bobis. -