liga santander

La Real se queda sin objetivos

El gol de Gerard Moreno le da media permanencia al Villarreal y desata el enfado de anoeta

09.02.2020 | 01:30
Final del partido y desolación entre los jugadores de la Real, a la que solo el colchón de puntos acumulados a principios de año la mantiene a salvo de la quema

REAL SOCIEDAD 0-1 VILLARREAL

REAL SOCIEDAD: Rulli; Zaldua, Navas (Le Normand, min. 76), Aritz, Muñoz (Theo Hernández, min. 73); Rubén Pardo (Barrenetxea, min. 71), Sangalli, Merino; Juanmi, Willian José, Oyarzabal.

VILLARREAL: Andrés Fernández; Mario Gaspar, Álvaro, Funes Mori, Quintilla (Cáseres, min. 82); Samu, Iborra, Santi Cazorla, Fornals; Ekambi (Pedraza, min.71), Bacca (Gerard, min. 46).

Gol: 0-1, min. 84: Gerard Moreno.

Árbitro: Munuera Montero (Comité Andaluz). Amonestó a Navas, Oyarzabal, Funes Mori, Toko Ekambi..

Incidencias: 20.060 aficionados en Anoeta.

donostia - El Villarreal mantuvo la buena racha de los últimos partidos con un triunfo en Anoeta gracias a un gol de Gerard Moreno, a cinco minutos para el final, que supone media permanencia para los castellonenses a costa de una Real que jugó, perdonó y perdió su sexto partido en casa. El entrenador local Imanol Alguacil aseguró la víspera que con un triunfo ante Villarreal y el domingo ante el Getafe habría opciones de pelear por Europa. La afición no secundó su mensaje, pero su equipo sí pareció creérselo a pesar de presentarse diezmado por las bajas de jugadores vitales.

El Villarreal, por su parte, se movió con soltura sobre el césped de Anoeta, trató de agotar a los locales con una buena presión defensiva para luego intentar aprovechar los huecos y hacer daño a Gero Rulli.

El equipo castellonense guardaba la ropa pero nadaba cómodo también cuando los donostiarras perdían un balón y en una de estas suertes llegó su gran ocasión, en una galopada desde el medio campo de Samu Chukwuece que desbarató Rulli. En resumen, una primera mitad con buen juego pero nulo acierto en ambos conjuntos.

Dejó Bacca su puesto a Gerard en el inicio de una segunda parte y llegaron las ocasiones de gol que no se habían producido en el primer período. La Real siguió dominando y no encontró el gol por muy poco en el minuto 55, tras una bonita combinación de su ataque que culminó con un disparo raso y ajustado al palo Oyarzabal, obligando a Andrés Fernández a realizar su mejor intervención.

Y ya en el último suspiro, un centro al área de Cazorla al que el eje de la zaga local no dio respuesta dejó franco el remate de cabeza de Gerard Moreno. Un gol que vale una permanencia y el enfado de la grada realista. - Efe