Un Gernika a remolque suma un nuevo empate

08.02.2020 | 21:22

VITORIA: Jonmi, Brani, Kike Pina, Kaiser, Álex Malón, Atienza (Min. 67, Urko), Ángel López (Min. 46, Luis Lara), Miguel Marí, Xesc Regis, Obieta (Min. 54, Ribeiro) y Jaime.

GERNIKA: Carrio, Guarrotxena (Min. 64, Kevin), Arnáez, Berasaluze, Carracedo, Aimar, Santamaría (Min. 64, Entziondo), Gorka Larruzea (Min. 83, Lander), Pradera, Abaroa y Parra.

Goles: 1-0: Min. 15; Brani, de penalti. 1-1: Min. 34; Santamaría. 2-1: Min. 48; Luis Lara. 2-2: Min. 56; Aimar.

Árbitro: Monter Solans (Aragón). Amonestó a los locales Obieta, Ribeiro, Luis Lara y Kike Pina; y a los visitantes Carrio, Gorka Larruzea y Carracedo.

Incidencias: Unos 250 espectadores en Ellakuri.

bilbao - El Gernika cosechó su décimo cuarto empate de la competición liguera en su visita a un rival directo en la pelea por la salvación como es el Vitoria, que continuará tres puntos por debajo de unos forales que anoche se acostaron en la casilla de play-out. No obstante, si el Izarra gana hoy en el feudo del Real Unión, los gernikarras acabarán la jornada en descenso. Ellakuri presenció un duelo con ocasiones en el que a los vizcainos les tocó ir a remolque. Brani adelantó al filial del Eibar de penalti y Santamaría igualó. Ya en el segundo acto, Luis Lara volvió a dar ventaja a los locales y Aimar la neutralizó.

Por oportunidades, merecieron mejor premio los de Urtzi Arrondo, que respecto al once del empate contra el Leioa solo introdujo la novedad de Parra en detrimento de Lander. En el arranque, Jonmi evitó el 0-1 en un mano a mano contra Pradera. Instantes después, el local Regis cayó en el área y el colegiado indicó un penalti que tranformó Brani. Pese al jarro de agua fría, los gernikarras siguieron buscando el arco rival y obtuvieron el 1-1 en una jugada a balón parado, en la que Santamaría remató el centro medido de Carracedo.

El cuero viajaba de lado a lado. El local Jaime y el visitante Santamaría rozaron la madera antes del descanso. Tras el mismo, el Vitoria realizó un cambio y fue precisamente Luis Lara el que envió a la red el primer balón que tocó en el partido, tras una de las clásicas transiciones rápidas del filial armero. Poco tardó Aimar en volver a equilibrar el marcador para alivio de los gernikarras, que pasada la hora de partido vieron cómo Jonmi volaba para detener un misil de Abaroa y cómo Parra no culminaba con acierto un mano a mano. Una falta lanzada por Carracedo tampoco sorprendió al joven portero zornotzarra. Ambos equipos buscaron el gol al final, sin puntería. - J. Baraja