Tour de Francia

Pello Bilbao: “El Tour es todo un misterio, es algo diferente y toda una motivación”

El gran Giro de Pello Bilbao no ha pasado desapercibido para su equipo, el Astana, que le hace debutar en un Tour donde la montaña será protagonista y donde ejercerá de gregario del suizo Jakob Fuglsang

09.02.2020 | 08:18
El gran Giro de Pello Bilbao no ha pasado desapercibido para su equipo, el Astana, que le hace debutar en un Tour

El gran Giro de Pello Bilbao no ha pasado desapercibido para el Astana, que le hace debutar en un Tour


bilbao - Tras nueve años como profesional, a Pello Bilbao (Gernika, 1990) le ha llegado la oportunidad de ir al Tour. La gran carrera. Lo hará defendiendo los colores del Astana, conjunto en el que milita desde 2017, y tras un Giro espectacular, donde ha ganado dos increíbles etapas, pedaleando entre los mejores. Su objetivo en la ronda gala es claro: ayudar a su líder, el suizo Jakob Fuglsang. Tirar de piernas en la montaña. Sin embargo, el vizcaino es ambicioso y, desde la humildad del debutante, se atreve a soñar con repetir el éxito italiano y adjudicarse alguna etapa.

Es su primer Tour. ¿Cómo lo afronta?

-Pues teniendo en cuenta que estamos hablando del Tour, que es la carrera más mediática y la que más expectación genera, y que encima es mi primera participación, me siento bastante liberado. No como si fuera una carrera más, pero sí con la tranquilidad de saber que llego con los objetivos cumplidos. Por eso voy con muchas ganas y con mucha motivación. Voy a conocer la carrera.

¿Esperaba estar en el equipo del Tour?

-Estaba dentro de los planes desde el inicio del año, pero mi objetivo era 100% el Giro. Es decir, el Tour era una motivación, pero un objetivo secundario para el equipo. A pesar de ello, estuve con muchas ganas de hacer un buen Giro para convencer al equipo, que viera que podía llegar bien al Tour y que podía aportar muchas cosas al equipo. Así que después de nueve años como profesional, por fin estaré en el Tour.

Las dos victorias en el Giro le habrán facilitado las cosas.

-En el Giro he estado a un gran nivel, he podido ayudar al equipo y además tener mis momentos. Además, con el triunfo en la penúltima etapa he demostrado que lo he acabado muy bien y que llego al Tour con muchas fuerzas.

¿Qué se siente a las puertas del primer Tour?

-Pues sobre todo incertidumbre porque tras nueve años como profesional me conozco prácticamente todas las carreras. Me conozco el calendario entero y ya no hay nada nuevo por descubrir. Pero el Tour es diferente. Por lo que me cuentan y por lo que se ve, el Tour es diferente y, por eso, es un misterio. Es un atractivo, una gran motivación, así que tengo ganas de ir, de probarlo y de ver si mi cuerpo responde bien al Tour después de un buen Giro.

Va junto a Omar Fraile y Gorka Izagirre. Eso se lo hará más fácil.

-Sí, claro. Tenemos un equipo muy compenetrado, nos conocemos muy bien. Hay buen feeling, eso se nota y lo va hacer todo mucho más fácil, sobre todo porque el Tour, además de ciclismo, es convivencia durante tres semanas.

¿Les ha pedido consejo?

-Con Omar sí he hablado bastante del Tour porque entrenamos juntos y probablemente seamos de nuevo compañeros de habitación durante la carrera. Se alegra mucho de que vaya y es un apoyo muy importante para mí. Pero a veces me toma el pelo, me dice: ¿sabes todo lo que has oído de la primera semana? Pues es verdad. Me dice que vaya preparado porque voy a sufrir. Yo sé que la primera semana es dura, pero también sé que mi terreno llega después. Así que Omar ahora me da ánimos, pero seguro que en el día a día en el Tour le tocará darme consuelo (risas).

Después de esa primera semana habrá mucha montaña. Algo que le viene bien, ¿no?

-Sí, y en la primera semana también nos encontraremos con algo de montaña ya. Luego va a haber muchas etapas nerviosas, algún final en alto y bastantes puertos exigentes. Es cierto que en esta ocasión el paso por los Pirineos no va a ser demasiado duro, pero puede marcar las diferencias ya. Y luego estarán Los Alpes. Hay tres etapas alpinas muy exigentes que van a enlazar puertos durísimos.

¿Qué espera de su debut?

-Realmente no sé qué esperar porque no voy con objetivos personales ni altas expectativas. Sé que estoy en un buen momento y quiero aprovecharlo para el equipo. Cierto es que la ilusión de ganar una etapa está ahí, pero es totalmente secundaria. Quiero ver si me responden las piernas, quiero exigirle al cuerpo el 100% después del Giro. Así que espero apretar lo máximo en mi terreno y pasar esa primera semana sin problemas.

Entonces sus objetivos son los del  equipo. ¿Pero qué objetivos tiene el Astana?

-Pues tenemos razones para ser optimistas e ir con ambición porque Jakob está entrenando muy bien. Realmente está en uno de los mejores momentos de probablemente su mejor año y en este Tour todo puede ocurrir. ¿Por qué no va a ganar? Pocas veces se le va a presentar una ocasión así. Entonces un podio podemos firmar, pero también podemos ir a por la victoria. Luego igual la carrera nos pone en un Top 5 o un Top 10, pero ahora podemos ir a ganar. Hay un buen escenario.

¿Porque no estará Froome?

-Hombre, si miramos el podio del año pasado, este año va a estar temblando porque de los tres que se subieron solo va a estar el ganador: Thomas. Y tampoco sabemos cómo va a llegar después de su caída en el Tour de Suiza. El Ineos no está mostrando toda la solvencia que se esperaba y eso da esperanzas al resto de equipos. Además, hay varios equipos que han apostado esta temporada por el Giro y por la Vuelta pensando que el nuevo Sky iba a ejercer en el Tour el mismo dominio que ha ejercido hasta ahora. Pero la situación ha cambiado mucho desde el inicio de temporada y seguro que ahora muchos corredores se arrepienten de no haberse enfocado en el Tour.

¿Quiénes son favoritos desde su punto de vista?

-Al Ineos siempre hay que tenerlo en cuenta por el bloque que tiene. Sólido y con grandes corredores. Está Thomas, que aunque no se sabe cómo llegará dará el 100%; y también está Bernal, que es la sensación de la temporada. Tiene la capacidad necesaria para estar entre los favoritos, quizás no para ejercer todavía de líder, por la edad, pero si el equipo le guía y le escolta bien, tiene la fuerza y el físico necesarios para ganar. Luego también están Pinot y Bardet, que han hecho una gran apuesta por el Tour y deberían dar guerra.

¿Ve con opciones a Mikel Landa?

-Es complicado sobre todo porque viene de hacer el Giro. Sí que le veo con opciones porque tiene un equipo potente, pero tienen el problema del liderazgo, que les pasa factura como se vio el año pasado. En este momento, físicamente le veo un poco por encima de Nairo pero habrá que ver cómo plantean la carrera. Además está Valverde, que siempre tiene algo que decir. Con todo, a Mikel siempre hay que tenerle en cuenta, sobre todo porque el final de este Tour de Francia le viene perfecto.

Se está hablando de su futuro, de si seguirá o no en el Astana, de una posible marcha al Bahrain Mérida...

-Seguro que durante el Tour va a haber muchos movimientos y probablemente en la tercera semana me mueva un poco para tener las cosas detalladas según acabe. Seguramente en agosto estaremos en condiciones de decir algo.

noticias de deia