Ensino Lugo 52 - 64 Lointek Gernika

El Lointek Gernika se estrena a domicilio

Las vizcainas suman su primera victoria fuera de casa apoyadas en una buena defensa ante el Ensino de Lugo

22.11.2021 | 00:18
Belén Arrojo entra a canasta en un duelo con el Lointek Gernika.

Ensino Lugo 52

Lointek Gernika 64

ENSINO: Orsili (5), Prieto (8), Aliaga (10), Bahí (10), White (6) –cinco inicial–, Lizarazu (11), Van den Adel (0) y Gomes (2).

LOINTEK GERNIKA: Ariztimuño (5), Bjorklund (8), Arrojo (4), Roundtree (5), Moore (7) –cinco inicial–, Higgs (2), Silva (5), Alberdi (0), Ginzo (6), Brcaninovic (14) y Buch (8).

Parciales: 16-18, 31-33 (descanso), 41-52 y 52-64.

Árbitros: Olivares, Garvin y Aranzana. Sin eliminadas.

Incidencias: Menos de media entrada en el Pazo Provincial dos Deportes.

Parte del billete para la Copa del Lointek Gernika pasaba por sumar al fortín de Maloste algunas victorias fuera de casa. Entre el duro calendario y algunas derrotas ajustadas, las gernikarras todavía no sabían lo que era ganar fuera de casa y el partido en el feudo del Durán Maquinaria Ensino de Lugo se presentó como un examen decisivo. El conjunto vizcaino supo responder a la exigencia y estrenó su casillero de triunfos a domicilio en la Liga Femenina Endesa tras ganar por 52-64. Impulso hacia los puestos nobles y duro golpe a un rival directo. El Lointek Gernika cumplió su objetivo sin excesivo brillo, pero con una grandísima eficacia. Aprovechó sus ventajas y castigó a las gallegas, que con una mermada plantilla por las lesiones solo fueron capaces de aguantar el ritmo hasta el descanso.

No fue un encuentro sencillo de jugar para el Lointek Gernika. Las locales propusieron un partido muy físico, con una presión constante que atascó por momentos la circulación de balón y les llevó a cometer pérdidas en zonas peligrosas del campo. Ante esta situación, las dirigidas por Mario López supieron adaptarse. Minimizaron los errores y sacaron el máximo rendimiento de las ventajas que aparecieron en el campo. El porcentaje en el tiro de tres puntos superior al sesenta por ciento y que por momento llegó a estar cerca del ochenta ayudó a que el campo se abriera, permitiendo castigar con penetraciones en los minutos finales. Mientras, en defensa, las lucenses mostraron mucha falta de arsenal ofensivo y el Lointek Gernika supo anularlas completamente en la segunda parte.

Aunque al conjunto vizcaino le costó encontrar el tono al partido. El Lointek Gernika es un equipo que disfruta con la velocidad. Las rápidas transiciones y el ritmo vertiginoso en las dos partes de la pista dibujan el escenario donde mejor se siente y en la primera parte del choque de ayer no pudo correr. Eso limitó mucho su caudal ofensivo y le obligó a jugar en estático, donde la buena defensa del Durán Maquinaria Ensino permitió mantener el partido igualado. Atrás la cosa funcionaba, pero el ataque no acompañaba y las gernikarras tuvieron que tirar de una versión diferente de su juego habitual. Y el partido cambió. El Lointek Gernika encontró en el acierto exterior el arma para desatascar el partido y con Melisa Brcaninovic, perfecta con cuatro aciertos en cuatro intentos, como referente consiguieron las primeras ventajas.

Pocas amenazas


El tiro exterior fue una pequeña chispa, pero lo que rompió el partido definitivamente fue el esfuerzo defensivo. El Lointek Gernika controló las pocas amenazas con las que se presentó el Durán Maquinaria Ensino y subió la intensidad a la hora de presionar al balón, eso provocó muchas pérdidas de las gallegas, que además se mostraron como un equipo sin ideas y precipitado en ciertas ocasiones. Anulado el rival y sin capacidad de sumar puntos, las gernikarras fueron haciendo su camino poco a poco. Sin demasiados alardes, ampliaron la ventaja hasta superar la decena antes del final del tercer cuarto y en el último periodo enfriaron el partido para tener un desenlace sin complicaciones.

noticias de deia