El Anadolu Efes supera al Barça (81-86) y conquista su primera Euroliga

La calidad individual de Vasilije Micic, MVP de la Final Four, y Shane Larkin frustra a los de Jasikevicius, a los que les faltó acierto y constancia

30.05.2021 | 23:26
Dogus Balbay levanta el trofeo de campeón de la Euroliga

El Anadolu Efes se ha llevado la gloria de la final de la Euroliga al superar este domingo al Barça por 81-86 gracias a la calidad individual de Vasilije Micic y Shane Larkin, quienes han dado un paso al frente en el momento que más temperatura ha cogido el choque (69-69 a cinco minutos del final) para frustrar a los de Sarunas Jasikevicius, a los que les ha faltado constancia, acierto (46% en tiros de dos puntos, 26% en triples) y más referentes en esos momentos en los que se ha separado el grano de la paja. Los turcos han sabido recuperarse de un arranque superlativo de su rival en defensa, han reaccionado con un parcial de 4-21 en el segundo acto, han amagado con romper el duelo después del descanso y han sabido aguantar la reacción final del un equipo azulgrana del que han tirado Cory Higgins, Kyle Kuric y Brandon Davies con escaso acompañamiento del resto. 58 de los 81 puntos de su equipo han llevado su firma.

Con el Barça arrancando imperial en defensa, muy pendiente y físico sobre la línea exterior rival, el duelo se convirtió en los compases iniciales en un combate entre Sertac Sanli, perfectamente activado por Micic, y Davies, un torbellino omnipresente. Los ocho y diez puntos que sumaron respectivamente ambos dibujaron un inicio competido (14-13) que empezó a decantarse a favor de los azulgranas cuando Higgins y sobre todo Kuric inauguraron nuevas vías de anotación. El dos más uno de Leandro Bolmaro con el que se inauguró el segundo acto colocó un 25-15 que era música para los oidos de los de Jasikevicius, que controlaban el choque con su magistral trabajo atrás. Sin embargo, los de Ataman endurecieron también su defensa y en el momento que no pudo correr el ataque del Barça colapsó. El Anadolu Efes encontró recursos con el tiro exterior del sorprendente Tibor Pleiss, los rebotes ofensivos de Adrien Moerman y las constantes apariciones en la línea de tiros libres de sus exteriores, viajando hasta el 29-36 con un parcial de 4-21.

Fue de nuevo Kuric el que taponó la vía de agua (36-39 al descanso), pero en la reanudación Micic y Larkin activaron su modo galope, primero penetrando y luego fusilando desde la larga distancia, y el 41-52 a seis minutos de la conclusión del tercer cuarto encendió las alarmas. Higgins lideró la resistencia a base de triples, pero se quedó muy solo ante el dañino Micic, que jugaba a su antojo. Un triple de Mirotic, su primera canasta en juego, para cerrar el tercer acto con 58-65 puso una pequeña luz en el horizonte de los azulgranas, quienes picando piedra consiguieron empatar a 69 a 4:56 del final. Llegó el momento de los canastones y de los valientes. Triple de Micic, dos más uno de Higgins, otro de Larkin como respuesta... Cuando la resolución de la final quedó en manos de la calidad individual, el MVP de la competición pidió balón y focos para él y fulminó los sueños de gloria de los de Jasikevicius, voluntariosos pero demasiado romos.

noticias de deia