Jugadora del Lointek Gernika

Gaby Ocete: “Este Gernika va a seguir creciendo mucho y esto no es lo máximo que podemos dar”

El Lointek Gernika juega hoy a partir de las 21.30 horas ante el Olivais de Coimbra. Gaby Ocete (Palma de Mallorca, 1988) no se fía del conjunto luso a pesar de ser el colista

09.02.2020 | 20:58
Gaby Ocete

El Lointek Gernika juega hoy a partir de las 21.30 horas ante el Olivais de Coimbra

Bilbao - Gaby Ocete tuvo que esperar más de cinco años para volver a vivir las sensaciones de un partido europeo. Debutó en la Eurocup con el Tarbes "siendo una niña" y disfrutó de la Euroliga en las filas del Rivas madrileño. Llegó al Lointek Gernika con el deseo de volver a vivir la competición europea y hasta la fecha no se arrepiente de la decisión tomada.

¿Cómo llega el equipo al encuentro de hoy ante el Olivais?

-Bien, aunque el partido de Valencia nos dejó un poco tocadas porque estuvimos ahí otra vez y se nos escapó en la prórroga. A pesar de eso creo que el equipo llega en buena dinámica.

¿Qué ocurrió en Valencia para que se les escapara el encuentro en los minutos finales?

-La verdad es que se nos atraganta un poco la zona. Es algo que tenemos que mejorar y practicar mucho porque es verdad que tuvimos fases del partido buenas y llegamos a ir nueve puntos arriba en el último cuarto. Se nos han escapado dos partidos de la misma manera, por lo que hay que atar las cosas para que no vuelva a ocurrir.

Con respecto al partido ante el Olivais, ¿cuál cree que será el planteamiento de sus rivales?

-Espero mucha zona y un partido complicado, guerrero. Va a ser duro, pero creo que nos va a ayudar de cara al resto de la temporada.

A priori es el adversario más sencillo del grupo.

-Eso me da un poco de miedo siempre. En Europa todo es complicado y más fuera de casa. La pista, los horarios? A priori es de los más fáciles pero sé que habrá que poner todo para sacarlo adelante. No serviría de nada haber ganado con ese resultado a Gyor en Maloste si luego perdemos en Portugal.

¿Tanta diferencia hay entre jugar fuera y jugar en casa en Europa?

-Creo que sí y eso que este no es un viaje muy largo. Todos los partidos fuera serán complicados y Maloste es muy importante para nosotras y sabemos que siempre ha sido el sexto jugador. Es un pabellón que en contra lo sufrí muchísimo y ahora a favor se nota que ayuda.

¿Qué tal se siente en Gernika?

-Me siento muy bien aquí. Es una ciudad muy acogedora y con el equipo se nota que poco a poco vamos dando pasos adelante. Somos muchas jugadoras nuevas y creo que ya es está viendo lo qué va a ser, pero esto no es lo máximo que podemos dar. Este equipo va a seguir creciendo mucho y de cara a los partidos que vienen vamos a hacer cosas muy chulas.

Ha estado en muchos equipos. ¿El Lointek Gernika tiene algo que le haya llamado la atención?

-Todos los sitios son diferentes e importantes. Todo te da algo nuevo. Aquí hemos conseguido un grupo de jugadoras de una calidad humana increíble. Llegué con un pequeño problemilla y enseguida me abrieron los brazos, me acogieron muy bien y es algo que se lo agradezco siempre. Encontrar un grupo humano como este es lo que me llevo.

¿Está satisfecha con su rendimiento en el plano deportivo?

-A nivel individual estoy bien, pero al igual que ocurre con el equipo no es lo máximo que puedo dar. Me estoy acoplando al juego de Mario (López) y al de las jugadoras y espero poquito a poco aportar más al equipo.

En su caso, esta temporada supone una vuelta a la competición europea. ¿Qué tal lo esta viviendo?

-Hace como unos seis años de la última vez que jugué en Europa. Está muy guay porque conocemos otras ciudades, son muchos partidos y lo que nos gusta a las jugadoras es competir, más contra los equipos con los que nos encontramos. Aunque al coco ya lo tengamos en liga. Es algo especial. También es interesante ver tantos equipos europeos jugando a ese nivel y ver otros baloncestos.

¿Considera que es mejor jugadora que cuando debutó en la Eurocup?

-No diría que mejor, pero sí con más experiencia. Ahora noto que llego más tranquila, controlo mejor los tiempos y esas cosas las provoca jugar tantos años. Sí que me veo diferente. Cuando jugué por primera vez en Europa tenía veintipocos, era una niña, y ahí controlaba las cosas un poco menos.

La ilusión no cambia.

-Eso para nada. En el momento que salte a la pista y deje de tener ese nerviosismo, dejaré de jugar. Sea con 18 o con 31 como tengo ahora, jugar una competición así siempre gusta.

¿Qué metas se marca para este curso?

-Sobre todo la idea de hacer crecer al club. Este equipo tiene la meta de entrar en la Copa, en el play-off y luego quedar lo más arriba posible. De cara a Europa, queremos superar la primera fase y luego nosotras mismas nos pondremos nuestra cima. Pero siempre hay que soñar, ¿para qué estamos aquí si no miramos alto?

la previa

noticias de deia