Música

Los supervivientes de Queen y Adam Lambert tienen nuevo disco


"Escuchar el disco es como viajar con Queen por todo el mundo" explica Bryan May, guitarrista del grupo

05.10.2020 | 01:17
Adam Lambert, vocalista y subcampeón de 'American Idol'; colabora desde 2012 con el batería Roger Taylor y con Brian May, guitarrista, compositor, vocalista e incluso teclista.

Los supervivientes del grupo Queen, que giran desde hace una década con el cantante Adam Lambert como sustituto de Freddie Mercury, acaban de publicar un doble disco en directo y DVD, titulado Live around the world (Universal), en el que recopilan sus éxitos y algunas de las mejores actuaciones de la formación actual que han visto casi cuatro millones de personas. "Escucharlo es como viajar con Queen por todo el mundo", explica su guitarrista, Bryan May. El grupo confía en poder reanudar la gira en 2021, que incluye dos conciertos en Madrid, los días 6 y 7 de julio.

En circunstancias normales y sin pandemia, Queen debería estar finalizando una gira que incluía veintisiete conciertos en nueve países europeos. No ha podido ser y sus seguidores esperan con ansia su reanudación el año próximo. "Esperemos que se pueda celebrar, cruzamos los dedos para que la maquinaria pueda continuar y podamos seguir en los escenarios, haciéndonos viejos. Eso sí, lo importante es la salud", explicó en una rueda de prensa telemática el batería Roger Taylor, el otro miembro fundador que sigue en la banda, de la que el bajista John Deacon se retiró en 1997.

"Esta gente me mantiene con ganas de trabajar y la respuesta que logramos del público es maravillosa", indica su vocalista actual, el estadounidense Adam Lambert, finalista en el concurso American Idol. Vestido de Balenciaga y con los ojos y las uñas pintadas, promociona el nuevo disco de Queen, un doble CD y DVD titulado Live around the world que ofrece una veintena de canciones, incluidas éxitos como Radio Ga Ga, I want to break free o We are the champions, seleccionados por el trío entre los conciertos que ha ofrecido la formación en la última década, a los que han asistido casi cuatro millones de fans.

El disco es el primero de Queen con Lambert tras su reciente versión de We are the champions destinada a luchar contra el covid. "Mientras intentamos adecuarnos al desafío de crear espectáculos en un mundo dominado por un formidable enemigo vírico, es el momento perfecto para que creáramos una colección de momentos especiales de nuestros conciertos elegidos personalmente de entre los ofrecidos en los últimos siete años con nuestro hermano Adam", explica May. "Mientras escuchas y ves estas canciones, será como si viajaras con nosotros por todo el mundo, experimentando un show en directo completo", apostilla.

La colección tiene su clímax en Sídney a principios de este año cuando, apoyando el Fire Fight Australia, el grupo recreó el set completo que hicimos en el Live Aid de 1985. "Me hace particularmente feliz que podamos ahora compartir aquel momento", indica el guitarrista. Por su parte, Taylor, que recuerda "la electricidad del ambiente", destaca que "esa es la magia de los conciertos, la comunicación y comunión con el público, cómo se levanta y disfruta". Por su parte, Adam recuerda que el disco es "una celebración con Queen", grupo del que "yo conocía las canciones antes de saber quiénes eran ellos; también es una manera de mantener vivo el legado de Freddie; creemos que le hubiera hecho feliz".

Himnos inmortales DE QUEEN

Lambert es incapaz de destacar su canción favorita de Queen, al contrario que Taylor, que elige Bohemian Rhapsody y Under pressure, mientras que May, que ha aprovechado el año para fortalecer su maltrecha salud, apuesta por The miracle, un tema de Mercury con "mucha magia y cierto optimismo", aunque "las canciones son como la vida, todo cambia según el tiempo y el momento concreto". En ese sentido, el guitarrista considera que en la coyuntura actual cobra relevancia The show must go on. "Puede tener un significado diferente. La compuso en un momento en el que Freddie lo estaba pasando muy mal. Hay que sacar coraje y lo mejor en los peores momentos", reflexiona May.

El nuevo disco llega tras el éxito reciente de la película biográfica Bohemian Rhapsody, "un homenaje a Freddie que sirvió para mantener su memoria y llegó a los corazones de la gente, a un espectro de edades muy diferentes". El doble álbum incluye muchos de los éxitos de la banda. "Nos gusta tocarlos, es obligatorio por los fans; y no es fácil elegir cuáles sí y no", según May. Taylor defiende que es necesario introducir cambios de un concierto a otro para "mantenernos interesados", incluidas algunas canciones de Lambert. "Me sorprendió cuando me lo dijeron y les pregunté si estaban seguros (risas)", indica el cantante, estrella absoluta en el DVD del lanzamiento por su increíble voz y su vestuario.

"Me cambio todas las veces que puedo durante el show. Antes me tomaban el pelo", explica entre las risas del resto del grupo. "Es que sudo mucho y por eso me apetece cambiarme. Además, esto es un espectáculo", explica Lambert, lo que se advierte en el DVD. "Los conciertos han crecido mucho en los últimos años. Tienen más producción y cambios e incorporan películas, plataformas móviles€ No ha sido difícil seleccionar lo mejor porque tenemos un gran equipo de trabajo. Todo lo que se muestra es real", indica el trío. "Está bien tener todo diseñado, pero los conciertos actuales están demasiado pautados debido a la tecnología", explica May. Según Lambert, "Queen no funciona así, dependemos de la conexión que exista entre nosotros y de la lograda con el público. No sabemos tocar con un metrónomo". Y al final del concierto, según May, se siente "un alivio exhausto tras cumplir las expectativas".

lambert Los miembros de Queen, que destacan como ciudades preferidas para tocar Tokio, Nueva Orleans, Londres, Los Ángeles y Nueva York, creen que la banda está en un buen momento. "Somos mejores con Adam, que es como un hermano menor que escucha tus ideas y le gustan", según May. Además, Taylor defiende que la de Adam es "una de las mejores voces que existen en el mundo". Por su parte, el cantante asegura "haber aprendido mucho de mis compañeros y de sus experiencias". Finalmente, Lambert considera que ser miembro de Queen, creadores de "algunas de las mejores canciones" de las últimas décadas, "me ha hecho mejor persona; cantar esos temas maravillosos es un reto que me exige un maravilloso esfuerzo".