kostaldea

El centro de Bermeo tendrá su conexión a la variante en 2020

La Diputación iniciará “este verano” las obras del vial por Tellaetxe Tar Josu

08.02.2020 | 20:30
Imagen del cruce cercano a la calle Tellaetxe Tar Josu, donde arrancará el vial a la variante.

La Diputación iniciará “este verano” las obras del vial por Tellaetxe Tar Josu

Bermeo - El vial que comunicará el casco urbano de Bermeo con la variante mediante la prolongación de la calle Tellaetxe Tar Josu será realidad para mediados de 2020. La Diputación Foral de Bizkaia, que ha sacado recientemente a licitación los trabajos por un presupuesto global de 1,6 millones de euros, confía en que las obras para construir la conexión desde el centro de la villa costera a la circunvalación puedan arrancar "a principios de este verano".

El objetivo de la obra, demandada por los vecinos de la villa marinera y que está contemplada en el Plan General de Ordenación Urbana es "dotar al casco urbano de una entrada-salida central al núcleo de población, aliviando los problemas de intensidad del tráfico actuales y mejorando la seguridad vial", afirmaron desde el departamento de Desarrollo Económico y Territorial. No en vano, y antes de que en pocos meses las máquinas puedan entrar a construir el vial de conexión a la circunvalación, el proyecto ha debido superar diversas trámites previos a su puesta en marcha.

La adecuación urbanística del ramal recayó en el Ayuntamiento bermeotarra -además de la firmar los convenios correspondientes con los propietarios de los terrenos-, mientras que la entidad foral se encargará de su ejecución y de su coste. Ambas administraciones suscribieron un convenio de colaboración para repartirse las citadas responsabilidades en el proyecto.

En cuanto a las características de la obra, "se proyecta una calzada de dos carriles de 3,30 metros de anchura, con arcenes de un metro y cunetas de 0,80 metros", tal y como cuantificaron desde la Diputación Foral de Bizkaia. Asimismo, su construcción, que tendrá un plazo de ejecución de diez meses, implicará realizar una excavación general de unos 19.000 metros cúbicos -más 2.000 metros cúbicos de tierra vegetal-, junto a la habilitación de diferentes muros "con el objetivo de evitar la afección a la edificación existente en el lado izquierdo al inicio del trazado, y para reponer el acceso peatonal a la misma". Con aproximadamente poco más de 300 metros de longitud para alcanzar la zona intermedia de la variante -que fue abierta a la circulación en mayo de 2015 tras realizar una inversión de 53 millones de euros y un periodo de obra de 33 meses-, el vial contará con un sistema de drenaje adecuado y la correspondiente señalización, mientras que también se llevarán a cabo tareas de revegetación y medidas de integración ambiental.

La construcción de la conexión rodada por Tellaetxe Tar Josu repercutirá en la ejecución de labores de adecuación de las instalaciones existentes de la variante de Bermeo, "consecuencia de la incorporación del nuevo vial, como son las de alumbrado, gestión de tráfico e instalaciones de seguridad, vigilancia y control del túnel de la variante", concluyeron desde la entidad foral.

Zona de 4.000 vecinos Las obras tendrán un beneficioso impacto en Bermeo, con la eliminación del paso de miles de vehículos y la agilización del tráfico. Según fuentes municipales especificaron el pasado año, además de la industria, en el entorno de Tellaetxe Tar Josu "contamos con unas 800 plazas de garaje privado y unos 4.000 habitantes, aproximadamente una cuarta parte de la población de Bermeo".

Las obras