Zalla cierra la ruta de mercados navideños

Productores y artesanos locales, contentos con la primera edición de las ferias abiertas en Enkarterri y Meatzaldea

23.12.2021 | 01:05
Ana Mari Llaguno se sacó la espina de la feria de Gangas sin celebrar en 2020 y 2021.

"¿Ha salido ya El Gordo?". Solo faltaba la lotería para completar la atmósfera navideña en el mercadillo organizado por Enkartur en Zalla. Tras el paso ayer miércoles por el núcleo central de Mimetiz, el municipio cierra hoy en Aranguren, entre las 11.00 y las 15.00 horas y de 17.00 a 20.00 en la plaza Autonomía el periplo por localidades de Enkarterri y Meatzaldea con un buen sabor de boca pese a la incertidumbre por la pandemia.

De la veintena de puestos instalados en la plaza Euskadi sobresalía la cola en el de la panadería Saratxaga, una de las encargadas de repartir hogazas mañana viernes en Galdames junto con Areitz Soroa y panadería Allende al haberse suspendido la feria del Ogi Eguna. "Se está vendiendo muy bien y hemos tenido la gran suerte de que en prácticamente todos los sitios nos ha hecho buen tiempo", celebraron.

Habituales también de Gurre Lurreko Merkatua, el mercado de productos comarcales organizado en Balmaseda en colaboración con Enkarterrialde, ofrecen una alternativa para llevar a las mesas de Navidad con género local. "Nos están pidiendo mucho pastas de Matxako, –elaboradas en Karrantza–, chocolate Kaitxo –de Balmaseda–, galletas de repostería Sweet Cakes de Lanestosa y pan de Crosta –Zalla–", enumeró Irati Ortiz.

Noran Abraldes y Anne del Moral prepararon crepes. Foto: E. Castresana

Noran Abraldes y Anne del Moral cocinaron crepes en directo. "Se hacen muy fácil. En dos minutos las tienes. Primero se elabora una masa con harina, leche, huevo y azúcar. Lo metemos en la sartén vuelta y vuelta y se pueden añadir chocolate, mermelada, sirope o caramelo", describieron. "Por las tardes la gente se suele animar más a probarlo", así que hoy se presenta una buena ocasión.

Puede ser el postre perfecto para las comidas y cenas en las que no faltará la cebolla morada de Zalla. "Por aquí ya están pensando qué preparar y me preguntan cosas", confesaba Ana Mari Llaguno, una de las artífices del resurgimiento de este manjar presente en las mejores mesas. Al haberse quedado por segundo año consecutivo sin la feria de Gangas Eguna, que corona las fiestas de Zalla, "para los productores pequeños este tipo de eventos nos ayudan a darle salida al género". Este año, "aunque con altibajos de temperatura, la cosecha ha salido muy buena, bonita y limpia". Ana Mari fue una de las agricultoras de Zalla homenajeada en un documental con participación del Ayuntamiento y la Red Vasca de Semillas que se compartió en redes sociales. "Siempre hace ilusión" el reconocimiento a toda una vida de trabajo en el campo para coronar un 2021 complicado.

Los brindis para recibir a 2022 estarán enmarcados por las flores de Pascua que aprovecharon para adquirir ayer miércoles en Zalla varias personas. "Es de temporada, acostumbrada a climas templados y su conservación requiere humedad, pero sin llegar a ahogarla. Y cuidado con el calor de la calefacción, porque puede perjudicarla", recomendó Claudio Olea desde un stand organizado por la asociación de promoción económica y turística Enkartur. Por su color rojo "se presta muy bien" a realzar la decoración, pero hay otras opciones como "el cactus de Navidad con flores" para acompañar árboles y nacimientos.

"La gente ya está pensando qué preparar para las cenas y me preguntan"

Ana Mari Llaguno

Agricultora


noticias de deia