Abanto usará el wifi para diseñar planes comerciales

Mediante un sistema de marketing inteligente para estudiar el flujo de gente

21.01.2021 | 00:48
Las pantallas urbanas captarán anónimamente los datos.

Todo es bueno para el convento y también para intentar revitalizar al pequeño comercio de proximidad que cada día reza para salir de la senda de la sucesiva pérdida de actividad a la que se han visto abocados por los nuevos designios del mercado global en la que las grandes firmas y las nuevas plataformas han puesto en jaque al comercio del barrio que además sufre las limitaciones impuestas por la lucha contra el covid-19. Por ello, no es de extrañar que el Ayuntamiento minero y los comerciantes aglutinados en la asociación ACHA hayan acogido de buen grado el proyecto de marketing inteligente basado en la tecnología inalámbrica que impulsa desde 2019 la asociación Cecobi en colaboración con el Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno vasco.

ACHA, Cecobi y Ayuntamiento de Abanto-Zierbena unen esfuerzos para apoyar al comercio. Fotos: E. Z.

El miércoles  se dio el pistoletazo de salida al nuevo proyecto mediante la firma de un convenio por el cual el municipio se suma a la tecnología Seeketingde marketing inteligente que analiza el comportamiento de las personas en espacios abiertos. "Gracias a este sistema se estudian, de manera anónima, aspectos como los flujos de movimientos tanto de la ciudadanía como de turistas, así como tiempos de estancia o recurrencia de visitas", explicó el presidente de Cecobi, Pedro Campos, quien destacó que el sistema Skeeting se basa en la tecnología inalámbrica y cuenta ya con 7 nodos –entre ellos las pantallas informativas– repartidos en puntos estratégicos de Gallarta, Sanfuentes y Las Carreras.

Planificación
 

Los datos obtenidos por estos dispositivos ayudarán a las entidades locales a entender cuáles son los factores que influyen en la afluencia de público o personas consumidoras, pero también a conocer cuáles son los puntos calientes del municipio con el objetivo de mejorar sus políticas comerciales. "La clave para mejorar la compra off line es entender el comportamiento de la clientela en las calles y entornos urbanos de cada municipio", apuntó Pedro Campo. "Por ello, saber si alguien pasa varias veces por una zona comercial, cuánto tiempo está en un lugar concreto o cómo llega a él es importante para valorar el éxito o el fracaso de las acciones para el impulso del comercio local".

La iniciativa ya funciona en los municipios vizcainos de Zalla y Balmaseda, donde se han podido analizar eventos concretos, campañas destinadas a la promoción del comercio o, el año pasado, la influencia en sus calles de las medidas tomadas con motivo de la pandemia.

"Saludamos a este nuevo sistema que va a ayudarnos a empujar al pequeño comercio, nos va a dar la oportunidad de conocer los puntos fuertes y débiles y nos va a hacer mejorar desde la información de primera mano sobre nuestros movimientos de consumo en el municipio", señaló la alcaldesa, Maite Etxebarria.

noticias de deia