Muskiz anuncia "mano dura" contra el aparcamiento en doble fila en la calle Cendeja

Las medidas para frenar el estacionamiento ilegal coinciden con la llegada al municipio de un nuevo jefe de la policía local

21.07.2020 | 00:34
Un vehículo de servicio municipal ocupa el carril contrario para superar a un coche en doble fila.

 La calle Cendeja de Muskiz es uno de los ejes vertebrales del municipio minero. Situada en plena N-634, esta vía de doble sentido acoge buena parte de los comercios y servicios de la zona centro del municipio. Dos entidades financieras, una farmacia, un supermercado, una frutería, una clínica dental y varios establecimientos hosteleros jalonan esta importante vía que cuenta además con al menos dos pasos de cebra, uno de ellos semafórico. Esta concentración comercial y de servicios hace que la céntrica calle sufra el aparcamiento en doble fila, agravado con el coronavirus y la exigencia de "hacer cola" a la puerta de muchos establecimientos comerciales a los que muchos ciudadanos se acercan con su vehículo particular que aparcan sin miramientos

Una situación que la nueva jefatura de la policía local parece no estar dispuesta a tolerar por más tiempo a la vista del comunicado del responsable policial en el que se señala que "el estacionamiento en doble fila, obstaculizando un carril de la carretera N-634 a su paso por la calle Cendeja de Muskiz, está terminantemente prohibido. Además de ello, la reiteración de esta forma de actuar por parte de determinados conductores está suponiendo constantes quejas, tanto de vecinos como de otros usuarios de la vía".

Una situación que, tal vez con el anuncio oficial realizado el pasado día 14, puede revertirse ya que, al menos ayer la doble fila fue algo anecdótico. "La situación es caótica. La gente aparca sin ningún reparo en doble fila aunque sea para comprar el pan, ir a la farmacia o sacar dinero, sin importarles que los coches tengan que invadir el carril contrario. Lo más extraño es que no haya habido más accidentes", señalaron varios vecinos mientras tomaban un aperitivo en uno de los locales de hostelería del tramo callejero.

Para combatir esta práctica, extrapolable a otras zonas del municipio, la Policía Local llevará a cabo en los próximos días una campaña destinada a evitar que este tipo de conductas se sigan produciendo. "Finalizada esta, los conductores de los vehículos infractores serán sancionados, pudiéndose utilizar para ello las cámaras de vídeovigilancia y control del tráfico instaladas en las inmediaciones. La comodidad propia nunca debe ir en detrimento del bienestar general", sostienen fuentes municipales.