ATHLETIC
214 coronavirus en Euskadi, 116 en Bizkaia

La empresa Troka Abentura de Gorliz cierra tras no superar los golpes del coronavirus

La empresa turística tratará de "repensar su futuro" para recuperar de otra manera su funcionamiento

17.02.2021 | 00:52
Una de las actividades acuáticas de Troka, en la cala del Castillito de Gorliz.

Troka Abentura dice agur a Gorliz tras más de veinte años proponiendo actividades de turismo activo en la localidad. El pasado septiembre, su gerente, Jabier Fuertes, Txapas, anunciaba que cerraba unos meses la empresa ante los estragos económicos del coronavirus, con la intención de poder retomar el ritmo a partir del próximo marzo, pero "no ha sido posible". La situación sigue siendo compleja y las previsiones no acompañan. "Cerramos definitivamente la base de Gorliz y las actividades en el municipio", constata Txapas. Queda un hilo de esperanza para la empresa en sí, que podría variar su rumbo. "Ahora nos toca repensar el futuro y ver qué opciones nos quedan, aunque no son muchas€", asume su responsable.

Jabier Fuertes, 'Txapas'. Foto: J. F.

Han sido cerca de diez meses sin estar abiertos después de un periodo en 2020 tremendo en cuanto a los números. Troka estuvo funcionando en verano, pero ello no sirvió para remontar el vuelo de un confinamiento y una desescalada equivalentes a un parón. La empresa vio reducida su actividad en un 77% respecto a 2019 durante el periodo estival, lo que implicó una caída anual acumulada del 83,23%. Troka ofrecía planes acuáticos, como rutas en piragua o en kayak por el entorno, y también yincanas, senderismo, entre otros planes. Todo ello, enfocado, fundamentalmente, a grupos numerosos, despedidas de soltero, familias... Por otro lado, también organizaba campamentos, colonias y excursiones para escuelas. Y, además, se hacía cargo del albergue que la Diputación tiene en Gorliz, por lo tanto, hay que esperar a ver qué ocurre con estas instalaciones forales. "Lo intentamos en verano, pero fue muy difícil. Ahora ya no podemos seguir afrontando gastos de mantenimiento, suministros, cuotas de la seguridad social, impuestos€ sin un horizonte claro. Las importantes pérdidas económicas del año 2020 y la falta de opciones, a pesar de intentarlo, nos llevan a la pérdida de nuestra base principal de actividades y la gestión del albergue de Gorliz", explica su responsable.

Los tesoros de la cala de Gorliz. Fotos: Troka Abentura

Txapas ha mantenido conversaciones con la Diputación para tratar de continuar de otra manera en cuanto a los gastos durante un periodo transitorio, pero al final el contrato estipulado sigue lo que marca la ley. "No ha sido posible", repite el gerente. "Tampoco podíamos alargar más la situación, porque provocábamos que la empresa entrara en quiebra. Y la única manera de intentar mantener la marca era esta: finiquitar esta base de Gorliz y ver qué pasa. Es lo que hay", señala Txapas. "Quiero agradecer a los miles y miles de personas, familias, asociaciones, centros escolares, empresas, agencias, instituciones que durante estos últimos 22 años han confiado en nuestras actividades y en nuestro trabajo", destaca, por otro lado.

Troka tuvo como empleados el año pasado a cinco personas fijas y otras tres que estuvieron como fijos discontinuos. La sociedad tenía otro fijo discontinuo, un cuarto, que no llegó incorporarse porque era la cocinera del albergue. "A partir de ahora, prácticamente me quedo yo solo, a ver qué consigo sacar y, poco a poco, empezar", comenta Txapas.

Hacia adelante
 

En efecto, toca mirar hacia adelante y tratar de sacar a flote a Troka, aunque en el ámbito de las actividades acuáticas va a ser complicado. "Hay que valorar opciones y, en todo caso, tomar decisiones... La pérdida de la base hace que Troka Abentura deba rediseñar sus actividades y adecuarlas a su nueva realidad. Para las actividades en el agua, tienes que andar con permisos de Costas y otras cosas que te requieren un funcionamiento estable y con estructura y al cerrar la base de Gorliz lo que hace es golpear directamente a la estructura", reconoce el gerente, que vuelve a tener buenas palabras y un agradecimiento para todos los que han sido parte de Troka: personal de oficina, monitores, cocineros, personal del albergue, otros compañeros del sector...