Gorliz aumentará la vigilancia policial con la Ertzaintza

El municipio tendrá dos patrullas y un hondartzaina más; además ha elaborado un protocolo de actuación con Plentzia

29.06.2020 | 08:45

Gorliz - Gorliz contará con más vigilancia policial para evitar aglomeraciones e incidentes en zonas como el pinar, donde esta pasada semana se celebró un macrobotellón en el que tres menores, de 13 y 14 años, tuvieron que ser hospitalizadas por coma etílico. "Vamos a disponer de dos patrullas de la Ertzaintza todos los días para aumentar la vigilancia", señaló la alcaldesa, Nagore Utxupi, durante el pleno extraordinario celebrado el pasado jueves para dar cuenta de las medidas impulsadas desde el inicio del estado de alarma hasta la actualidad.

El control de las multitudes es un problema, de forma más evidente, para localidades con menos agentes de policía. Por eso, desde el Consistorio de Gorliz están tratando de disponer de más apoyo. "En las reuniones que los municipios costeros hemos mantenido con la Diputación pedimos ayuda y yo sigo pidiendo ayuda", reconoció la regidora. Por ello, de momento, el municipio tendrá un hondartzaina más y también dos patrullas de la Ertzaintza durante todos los días. Paralelamente, el equipo de gobierno local está llevando a cabo otras acciones para incrementar la seguridad. "Decidimos contratar a tres auxiliares de policía, pero aún no contamos con ellos. Además, sostuvimos reuniones con la jefatura de la Ertzaintza y los jefes de policía de Gorliz y Plentzia, y con sus respectivas concejalías, para establecer un protocolo de actuación conjunto, que se iba a poner en marcha solo los fines de semana, pero que se ha decidido que sea toda la semana dependiendo de la climatología", indicó la primera edil. Y es que la gran parte de las aglomeraciones son protagonizadas por jóvenes que están de vacaciones y a los que, por lo tanto, les es indiferente que sea sábado o domingo o un día entre semana, como quedó demostrado con la concentración de adolescentes bebiendo en el pinar el martes. "Ese mismo día hablé con la jefatura de la Ertzaintza y me han contestado vía mail asegurándome que vamos a disponer de dos patrullas de la Ertzaintza todos los días para aumentar la vigilancia en Gorliz. Más aún, cuando no han llegado los auxiliares que queremos contratar", explicó Utxupi, que también se dirigió a la Diputación tras el episodio del botellón. "Hablé para tener un hondartzaina más en la zona del pinar, porque aunque no tiene facultad sancionadora, sí presencial. Además, como el 99% de esta gente viene en metro, la llegada se detecta muy fácilmente. Así que eso se ha fijado en los protocolos de actuación y se han detectado los puntos que pueden ser atractivos para aglomeraciones y se va a actuar. Todo está en marcha", agregó la alcaldesa.

En este sentido, el concejal de EH Bildu José Antonio Martínez criticó el papel de la Diputación y el Gobierno vasco. "Nos han dado unas directrices a cumplir, pero no los medios. Son problemas de ámbito supramunicipal porque la afluencia a la playa y al pinar no es de gente de Gorliz solo. Es algo que nos preocupa, porque el Ayuntamiento no puede hacer más. Hay días en los que hay una saturación en el metro enorme, hay más gente que en fiestas. El Ayuntamiento dispone de dos municipales por turno y no pueden controlar la playa", esgrimió el edil.