'Menudo lío' para estos Sanfaustos

Alfredo San José diseña un juego de pistas para el disfrute familiar en los Sanfaustos de Durango

Los participantes localizar y ordenar las llaves de los edificios emblemáticos de Durango

11.10.2020 | 01:13
El juego de pistas ha sido creado por el durangarra Alfredo San José y pretende convertirse en una alternativa lúdica para las familias del municipio en las 'no fiestas' de Durango

 La villa de Durango debería estar celebrando los Sanfaustos estos días. El hecho de no poder contar con la presencia de Patxikotxu, el reparto de artopiles, los concursos gastronómicos o las Zezenak dira, inspiró al durangarra Alfredo San José. Responsable de una empresa de cerrajería en la localidad, dio rienda suelta a su ingenio para crear un juego de pistas dirigido especialmente a las familias de la localidad. Disponible en el blog de la web de su negocio (www.amacerrajeros.com), "la idea nos la dio un amigo; sabiendo que este año no iban a celebrarse los Sanfaustos queríamos ofrecer una alternativa lúdica diferente a las familias de Durango", reconoció su creador satisfecho con el resultado.

ESCAPE VIRTUAL

Bajo el título Menudo lío en Durango, los participantes deberán de localizar y ordenar las llaves de los edificios más emblemáticos de la villa, que están mezcladas. Y es que según explica la introducción del juego, "después de estos extraños meses de cuarentena, fases y desfases, hay que dejar listos estos espacios para que podamos volver a disfrutarlos", animan en el inicio del denominado también scape room virtual.

El causante de este lío es un Iratxo. El juego señala que se trata de un tipo de duende de la mitología vasca de antiguas leyendas vizcainas con el que habrá que descubrir que llaves abren las diferentes puertas. Los acertijos con sus consiguientes pistas y opciones para responder se van sucediendo a lo largo del scape room. "No es una puerta muy grande, pero es un lugar muy querido que da nombre a un barrio y tiene su propia canción. Algunos hasta lo encuentran dulce. Es tan fácil adivinarlo que no os voy a dar más pistas", reza la primera pista del juego.

EUSKERA Y CASTELLANO

Disponible en castellano y euskera, Alfredo ha contado con la inestimable ayuda de su mujer para la creación del juego. Dirigido especialmente a las familias, está pensado para jugar en la calle acudiendo in situ a los diferentes puntos de la villa, pero también se puede jugar desde casa. "Lo que buscábamos con Menudo lío en Durango era dar a conocer nuestro negocio de cerrajería, promocionar el pueblo y que los jóvenes se lo pasen bien", indicaron los impulsores de la iniciativa añadiendo que "para no frustrar a los usuarios, siempre damos la solución a las respuestas que se plantean".

El proyecto comenzó a fraguarse el pasado mes de junio. Tras localizar la plataforma más propicia, los ratos libres después de trabajar fueron aprovechados para su puesta en marcha. Aficionados también a la fotografía, todas las instantáneas del juego, salvo una, han sido sacadas por el matrimonio. "En el confinamiento estuvimos dándole vueltas a diferentes planes que podíamos hacer y la idea fue cogiendo forma. La programación es bastante laboriosa, pero la idea, textos y pistas se nos ocurrieron enseguida", reconocieron sus creadores.

Una vez completado el juego de pistas, los usuarios podrán valorarlo. Y es que los impulsores del novedoso entretenimiento quieren saber cuál es la aceptación y satisfacción de los usuarios. "Al final pedimos que se valore el juego para saber realmente si la gente desea que saquemos un segundo juego de pistas más adelante", apuntó ilusionado Alfredo.

Disponible en castellano y euskera, las primeras críticas de Menudo lío en Durango están siendo muy positivas. "Unos amigos nuestros nos dijeron que sus hijos llegaron incluso a apagar la televisión y disfrutaron con el juego", reconoció satisfecho el matrimonio.

Operativa desde el pasado viernes, la nueva herramienta puede convertirse una gran alternativa lúdica para estos días de no fiestas. "Todavía no hemos jugado con Neil; tenemos plan para estos Sanfaustos", afirmaron los diseñadores haciendo referencia a su hijo de ocho años.