Dan de Prado: “Hay mucha presión pero es muy gratificante”

09.02.2020 | 12:22
Dan de Prado luce con orgullo la placa recogida ayer.

Bilbao - Dan de Prado ayer era un hombre feliz. La sonrisa no le desaparecía de los labios mientras Shaila su compañera de vida, también agente en la Ertzaintza y embarazada de cinco meses, le miraba con gran ilusión. Este bilbaino de 35 años ha culminado un proceso que inició hace años "tanto por vocación como por necesidad".

Confiesa que "siempre he tenido el cosquilleo de querer ser agente, pero al principio no lo tenía tan claro. Luego con el paso de los años, al final, te gusta ayudar a la gente y vas viendo claro el camino que quieres seguir". El peso de tener al lado alguien también que tiene la seguridad pública como profesión ha sido importante y especifica que "me ha ayudado a seguir este camino y por ello hay que darle las gracias", asegura observando a su compañera con mirada cómplice.

Mientras busca su placa en el bolsillo del pantalón del uniforme para posar para el fotógrafo comenta como la formación recibida en la academia de Arkaute que gestiona el Gobierno vasco "ha sido intensa pero muy completa".

Asegura que es "mucha presión y responsabilidad la que tenemos encima" por el trabajo que va a emprender ya en esta inminente Aste Nagusia pero le quita a la vez hierro porque todo el proceso hasta llegar al día de ayer "ha sido muy gratificante". Sobre esa labor de rondas callejeras que le va a tocar en sus primeros años como agente reconoce que ahora mismo "es lo que más me gusta a pesar de que estar en la calle es una responsabilidad". Concluye diciendo que "creo que lo mejor vamos a hacer es ayudar a la gente y estar para lo que te pidan y te necesiten". - A. G. A.

noticias de deia