Meatzaldea exhibe la huella de su herencia minera

25.03.2021 | 11:45
Tradición y modernidad se conjugan en una comarca que ofrece numerosas alternativas para disfrutar de los deportes de naturaleza.

El pasado de los pueblos que alberga la cuenca minera y su relación con la industria del hierro le hacen merecedora de un gran potencial turístico, sin menospreciar sus amplios espacios verdes propicios para la práctica de senderismo y deportes de naturaleza

Abanto-Zierbena, Muskiz, Ortuella y Trapagaran reclaman su liderazgo como comarca de peso dentro del territorio vizcaino a través del turismo industrial y exhibiendo la huella de su pasado minero. En lo que afecta a su paisaje actual, hoy en día Meatzaldea está condicionada por los numerosos polígonos industriales que alberga y por un futuro que mira con optimismo al nuevo parque tecnológico que se situará próximamente en la comarca y que supondrá toda una revolución tecnológica. La unión de todo ello, pasado, presente y futuro, está haciendo posible que esta comarca se plantee otros horizontes, transformándose y adaptándose a los nuevos tiempos.

Pero al igual que el importantísimo patrimonio industrial que alberga, al que ya están poniendo en valor, la comarca destaca a su vez por otros motivos como por ejemplo las posibilidades que ofrece para la práctica de senderismo y ciclismo familiar, así como para la práctica de deportes de naturaleza.

Pero no hay duda que conocer Meatzaldea requiere de un recorrido por los principales elementos icónicos de su herencia minera como son la ferrería de El Pobal, la corta de Gallarta, el poblado minero de La Arboleda o de La Orconera, sin dejar a un lado el nuevo Parque de la Minería del País Vasco.

MUSEO DE LA MINERÍA 

Los Montes de Triano han acogido durante décadas a numerosas minas, entre ellas la Mina Concha II, la que en su día fue la mina de hierro más grande de Europa. Se trata de kilómetros y kilómetros de galerías bajo tierra. Alguna de estas galerías se hunden hasta los 37 metros por debajo del nivel del mar, llegando a alcanzar el punto más bajo de Euskadi.

En los Montes de Triano también resulta interesante visitar la cueva de la Magdalena con su ermita.

El Museo de la Minería del País Vasco es otra de las referencias mineras, y si por algo se caracteriza es por la diversidad de sus contenidos, formados por elementos tan dispares como maquinaria y útiles empleados en las actividades extractivas, así como por elementos propios de la vida cotidiana de la época.

En la exposición destaca la colección de vagonetas de transporte de mineral y la recuperación de varios caballetes de líneas de baldes, tromeles de lavado de mineral y otros ejemplos de la maquinaria utilizada en la minería histórica de Bizkaia.

De merecida visita es también la Ferrería El Pobal, un taller artesanal en el que se trabajaba el mineral de hierro para convertirlo en metal y elaborar infinidad de objetos.

Por su parte, el funicular de La Reineta, uno de los 3 que quedan en activo en todo Euskadi, traslada al viajero al paraje minero de la Arboleda, un casco histórico declarado Conjunto Monumental en el año 2003, considerado uno de los pocos pueblos mineros que quedan en pie en todo Euskadi.

Este hecho, unido a los diferentes embalses artificiales y montes que le rodean, le convierte en un espacio atractivo para visitar. El conocido Parque de Zugaztieta, a escasos metros del núcleo urbano de La Arboleda, es una de las zonas más sorprendentes con llamativas lagunas y terrenos irregulares.

La Arboleda también es referencia en la práctica de golf, en Meaztegi Golf, único campo de golf de titularidad pública de todo Bizkaia y de Tiro al plato en el Campo de tiro Abanto, uno de los pocos espacios de tiro que existe en Bizkaia.

La gastronomía local es otro de sus atractivos, donde comer alubias se ha convertido en toda una tradición.

Playa de La Arena

Es uno de los enclaves naturales más importantes de Meatzaldea. Es la segunda en extensión de la costa de Bizkaia, con casi un kilómetro de largo. Perfecta para practicar deportes acuáticos, pasear por su arenal o el cercano paseo de Itsaslur y descubrir los impresionantes cambios de marea. Esta playa tiene una amplia oferta de zonas de recreo, además de integrar uno de los centros de Turismo de Deportes Náuticos.

También en el municipio de Muskiz se puede admirar el Castillo de Muñatones, una de las fortalezas más llamativas de la Edad Media en Bizkaia.

noticias de deia